GRAND MAGUS – IRON WILL

Crítica

Después de 3 años desde su último disco, JB y sus huestes vuelven a la carga con este Iron Will, su cuarto disco después de la pausa que se tomó el grupo, ya que también compagina el cantante/guitarrista JB esta banda con la de Michael Ammot, Spiritual Beggars.

¿Qué nos encontramos en Iron Will? Pues más de lo mismo, con su altísima calidad, pero esta vez combinando el stoner/doom de “Monument”, su segundo álbum, con su vena más heavy rock de su anterior álbum en más o menos, la misma proporción.

El setlist del disco es el siguiente:

1. Like The Oar Strikes The Water
2. Fear Is The Key
3. Hövding
4. Iron Will
5. Silver Into Steel
6. The Shadow Knows
7. Self Deceiver
8. Beyond Good And Evil
9. I Am The North

Metiendonos de lleno en el disco, nos encontramos con los dos primeros temas, “Like The Oar Strikes The Water” y “Fear Is The Key”, dos temas del mismo corte, heavy acelerado muy al estilo setentero, con grandes riffs de guitarra, dos temas que vienen que ni pintados para que no perdamos detalle ya del resto del disco.

Después del interludio instrumental llamado “Hövding”, reducimos un par de marchas para meternos en el tema que da nombre al disco, “Iron Will”, un tema muy en la onda stoner/doom del segundo disco y con un estribillo para levantar el puño al aire en directo y headbangear sin parar. En “Silver Into Steel” seguimos con los riffs machacones de JB para otro tema de los más coreables y agita-cabezas del disco, otro gran tema para el directo.

Volvemos a subir las marchas en “The Shadow Knows”, otro tema directo a la mandíbula, con otro estribillo genial y unos riffs aplastantes. Este tema enlaza con el siguiente bajo la ambientación de una tormenta con graznidos de cuervos de fondo, que crea la perfecta ambientación para el tema más doom del disco como es “Self Deceiver”, un tema de los mejores del disco, con una ambientación de lo más tétrica y opresiva, al estilo de los mejores del género.

Otro tema stoner/doom nos encontramos en “Beyond Good And Evil”, marca de la casa total, con sus riffs aplastantes llevados en un medio tiempo tremendo.
Y llegamos al cierre del disco con un tema de gran componente épica, “I Am The North”, un tema a caballo entre los dos estilos que nos presenta el disco, y con un gran puente y estribillo.

En resumen, otro gran disco de estos suecos, que no defraudan en ninguno de sus discos y, si bien este no es para mi gusto su mejor disco (me sigo quedando con Monument), sigue siendo un disco muy fresco y divertido que no defraudará a los fans ni a los seguidores del estilo. No os esperéis virguerías técnicas ni nada por el estilo, esto es metal en estado puro, así que a agitar la cabeza y a levantar el puño!

Puntuación: 7

Autor: Alberto Loredo

<< volver a discos