HALFORD – CRUCIBLE

Crítica

Dos años después del retorno al panorama metálico del denominado «Metal God» con aquel notable «Resurrection», Rob Halford y su banda nos traen «Crucible».


Puesto que éste es su 2º trabajo, es inevitable una comparación. Si los ponemos en una balanza, «Resurrection» tiene mucho mas peso que este «Crucible», por muchas razones. En este nuevo disco, los temas están menos elaborados, parecen todos cortados por el mismo patrón. Los estribillos y los riffs son bastante simples, aunque suenen demoledores. Patrick Lachman y (sobre todo) Mike Chlasciak muestran un gran repertorio de tapados, aunque en algunos momentos esa distorsión que utilizan hace que se confundan las notas y quede todo como un barullo.

Y sin duda, lo mas importante, es la voz de Halford. Que le ha pasado?, no puede haber perdido la voz en 2 años (como dijo un buen amigo al escuchar hace meses uno de los temas del disco). Pues no creo que la haya perdido, pero en este disco canta muy por debajo de sus posibilidades reales (sólo hay que recordar la tremenda «Resurrection», o alguno de los insuperables temas que en el pasado cantó para Judas Priest), en parte también porque la producción del disco no ha sido todo lo buena que cabría esperar (tirón de orejas al gran Roy Z!!!).

Sin embargo, no se trata de un disco malo, en absoluto. Reparten bastante caña, tanto las guitarras y el bajo (aunque se le escucha menos que en «Resurrection», Ray Riendeau hace pequeñas apariciones como en la intro de «Crucible») como el batería. El doble bombo de «Wrath of Gods» suena demoledor, sería un temazo si la voz de Rob encajara mejor.

Hay grandes temas, como «Betrayal», en el que Halford intenta forzar y se queda a medio gas pero que tiene un estribillo muy pegadizo (y con solo de batería a modo de intro); «Handing Out Bullets», mucha tralla; «Golgotha», que suena bastante potente pese a que el ritmo de batería es muy pausado; o la que para mi es la mejor del disco por su estribillo (suena a himno) y que me recuerda en parte a los temas del disco anterior, «One Will».
Para terminar, decir que algunos de los temas que han sido incluidos como bonus, como «Forever», quizá tendrían calidad suficiente para haber formado parte del disco… pero bueno, algún aliciente deben tener las ediciones especiales!.

No voy a mirar que este disco lleva el nombre de Halford, y le voy a dar un 6… aunque sabiendo que quizá soy demasiado bueno con él.

Puntuación: 6

Autor: Luis Bellés

<< volver a discos