HARDBONE – No Frills

Crítica

Quinto álbum de estos jóvenes hard-roqueros hamburgueses liderados por el vocalista Tim Dammann. El combo lleva ya 15 años en la carretera, 10 sacando discos de forma regular y es deudor del legado de la estela del rock canguro… AC/DC, Rose Tatoo, aunque su estilo, más agresivo, se acerca más cercano al poderío de Airbourne.
Este “No Frills” se ha hecho esperar y sucede a “Taylor-Made” de hace 4 años. El trabajo se puso a la venta en formatos físicos (CD, 110 Vinilos naranja limitado y digipack Limited Edition que incluye el Bonus Cd “Live In Wacken 2018”) y en plataformas digitales (Spotify, EMP, etc.) el pasado día 8 de Mayo a través del sello germano Remedy/Rude Records con un contenido de 12 temas muy directos y regulares de duración que hacen un total de 45 minutos, lo que viene siendo su línea habitual en anteriores lanzamientos.


Se abre la lata con el primer y espléndido video oficial adelantado el mes pasado, «Bang goes the Money”, un cañonazo directo y veloz de esos de no parar de mover los pies, digno de los primeros discos de Airbourne, de riff rápido y enrollado, un puente muy fresco, que encadena con el pegadizo estribillo, un parón muy coreable y un sucio y rápido solo de guitarra de Sebastian Kranke… a lo Angus, todo hay que decirlo. El tema ya ha sido estrenado en vivo el pasado año y, con razón, ya cosecha aplausos.
Mención aparte merece el cantante Tim Dammann, que desempaca su chorro de voz con excelsa precisión, con gran similitud a los modelos australianos a seguir, tanto en Hardbone con sus propias canciones como también en dos formaciones de versiones de AC/DC en las que también es el intérprete.
Sigue la tralla con “Off Beaten Track”, con una intro emocionante que te infecta de espasmos las extremidades, un ritmo trepidante y galopante de actitud maliciosa y los incesantes chillidos de Tim Dammann, que da pausas para aseverar que ellos no van a salir de la senda trillada, sacando así el dedo a aquellos que sólo los consideran una copia barata de los máximos representantes del rock canguro.
Otro tema vacilón y caliente es “Too Hot”, brillante y bailable, con gran protagonismo del vocalista, ritmo rockero ligero que te atrapa, excelentes arreglos y otro momento pausa (muy AC/DC) para ir berreando in crescendo y servir de trampolín al intenso solo y retornar a la coda principal de un tema muy completito que tiene hasta coros de apoyo.
Una intro muy Airbourne (No Way but) nos lleva a “A Man in his Prime”, tema hard más complejo de melodía pegadiza que cuenta con un solo más progresivo y variado con tappings y que alude a que cuando el hombre envejece todavía tiene bien afilados los pocos dientes que les queda.
Le sigue otro tema rápido, contundente y muy macarra “Breaking the Chains”, corte muy cool con buen aporte coral que se eleva y nos invita a hacer lo que nos de la puta gana sin dejar que los demás nos convenzan de lo contrario.


A renglón seguido, Hardbone nos da un poco de tregua con “To Hell”, un track muy muy al tran tran “The Razors Edge”, hablado más que cantado con la voz rasgada de Tim, de aires a medio tiempo y bastante bluesy, con buen despliegue de estridencia en las quejas de Tim que se muestra agradable, profundo y sucio, con esta maravillosa melodía …, un solo corto, intenso y efectivo y vayámonos al infierno con este rock’n’roll.
Llegado al ecuador del álbum, un bonito juego de guitarras eléctricas dan paso a la impecable sección rítmica de “Holy Water”, el líquido sagrado, dedicada a los amantes del Whiskey, otro buen track muy coreable con la misma fórmula.
Para que no decaiga la cosa… el riff a lo “If you want blood”… otro tema en tono de crítica, “Less talk, Less bull”, dedicada a los bocazas como Trump: “Si no tienes ni idea: solo cállate la puta boca y…bébete tú la lejía”. El solo de Seb es afilado y definitorio, los coros de apoyo notables y eficaces musicalmente hablando pero, a estas alturas, ya se me empiezan a repetir un poco.
Más pausada, muy de la época “Blow up your video” o “Who Made Who?”, llega “Boy’s Night Out” muy rockera y cruda, un corte con nueva variedad de matices líricos de Tim, muy coreable y vacilona para el directo, potente base rítmica y con otro solo de Kranke en la línea intensiva de Mr. Angus Young.
Con un comienzo más sorpresivo e inesperado, aderezado con un suave punteillo en stacatto, volvemos al triquitran con el segundo single “Back in the Day”, dedicada a la mierda música que ponen ahora en la radio, criticando la modificación de sonidos y dándonos pistas de cómo sí debería de sonar en realidad.

Casi acabando vamos de vuelta al salvajismo Airbourne con “Beastlike”, la pista más corta, cardíaca e instrumental del disco… un trallazo sin paliativos: muy eléctrico, dinámico y bestial sin concesiones.
Y para acabar, con una cadencia más sosegada nos reservan “I’m Talking to You” otro hard-rock más progresivo con varias secciones y cambios de ritmos, que gana estridencia e intensidad hasta la explosión final de rock duro muy apasionante donde destacan el front-man y las guitarras a topeeeee!!! Muy AC/DC

Los Hardbone es una de esas bandas que se mantienen fieles a sí mismos contra viento y marea, no te va a sorprender musicalmente, pero tampoco van a decepcionar con este, su mejor trabajo hasta la fecha, mezcla de boogie, hard rock, sonidos sucios y salvajes; voces estridentes, guitarras trituradoras, bajos definitorios y los latidos del corazón; por eso no pienses que “No Frills” es un disquito típico para el domingo en el sofá, porque no lo es… los pies se te moverán seguro, la cabeza apuesto que también y si tienes melena, el pelo va a volar al aire, fijo.
El lanzamiento es muy divertido, electrizante y digno del lema «Sex, Drugs & Rock ‘n’ Roll» como forma de vida, con un sonido potente y moderno, por ello, a los fans de AC/DC , Krokus y Airbourne seguro que les impresionará y les molará este disco porque el genuino y contundente hard rock es lo que se encuentra en su contenido, sin lujos, ornamentos ni más rellenos y atentos a la próxima vez que recalen por aquí, porque no te los deberías perder porque son entrega, actitud, espíritu rockero total y ganas de sacar la energía que llevan en su interior … como ellos mismos dicen 110% jodido Rock and Roll!!!
Pero los cinco chavales germanos no son una cover band con temas propios pues vienen pisando fuerte el pedal, aportando y engrandeciendo un género de épocas remotas con energía renovada y sonido moderno y potente, demostrando ser una banda sólida como una roca en vivo y que ya cuentan con la valiosa experiencia de tocar en grandes plazas (Wacken, Werner-Rennen o en Full Metal Holiday) así como abrir para los legendarios Rose Tattoo o las suecas Thundermother.
La composición del álbum corrió a cargo del cantante y los guitarras y fue grabado, producido, mezclado y masterizado en los Estudios Chameleon de Hamburgo por la productora Eike Freese en colaboración con el asistente Denny Meißner y co-producido por la propia banda.

Hardbone son :

Tim Dammann: Voces
Sebastian Kranke: Guitarra líder y Coros
Tommy Lindemann: Guitarra rítmica y Coros
Tim Schwarz : Bajo y Coros
Benjamin Ulrich: Batería

Listado de Canciones:

1. Bang goes the Money
2. Off the Beaten Track
3. Too Hot
4. A Man in his Prime
5. Breaking the Chains
6. To Hell
7. Holy Water
8. Less Talk, Less Bull
9. Boys’ Night Out
10. Back in the Day
11. Beastlike
12. I’m Talking to you

Nota: 8 / 10
Discográfica: Remedy / Rude Records / Soulfood Music
Autor: Francisco Rodriguez Belmonte

<< volver a discos