HARDREAMS – THE ROAD GOES ON…

Crítica

¿Alguien dijo alguna vez que en España no tenemos grupos de hard rock de talla y sonido internacional? Si lo hizo, estaba en un error o mucho me temo que aún no había escuchado a los barceloneses HARDREAMS. De impecable se podría tildar su nueva y segunda entrega discográfica, “The Road Goes On”. Y no solo de eso, sino de un disco que, con un poco de suerte y gracias a su distribución mundial a través del sello americano Perris Records, probablemente se gane un hueco destacado entre los grupos más importantes del hard rock melódico internacional. Y digo esto tras haber comprobado como “The Road Goes On” es un disco de una calidad contrastable e innegable, de una sonoridad prácticamente perfecta y de una elegancia como pocas veces se han escuchado en nuestro país dentro del marco de este estilo.

Si a un inglés de entonación totalmente intachable (cosa que suele ser uno de los puntos negativos de las bandas españolas que eligen el idioma anglosajón), le añadimos un listado de temas que desde su entrada con “Apologies” fluye de forma dulce a la vez que descarada y marcando un antes y después en nuestra escucha, tenemos, como resultado, a una banda cuyas alas acaban de desplegarse con gran clase y, sobre todo, de forma muy personal.

Es cierto que el estilo que HARDREAMS domina a la perfección es el de el A.O.R. y el hard rock melódico de bandas como MAGNUN o WHITESNAKE (“I’ll say bye tonight” es un claro ejemplo), pero igualmente cierto es el hecho de que estos barceloneses no se dejan caer en ningún momento en las composiciones facilonas y directas de estribillo en exceso asequible que pueden aparecer en otros grupos del mundillo. Al contrario, “The Road Goes On” es uno de esos discos cuyos temas van lanzando al aire un tejido sonoro que se va consolidando cual tela de araña en cada escucha y hacen falta más de una y de dos escuchas para que esos temas cobren toda su dimensión y sentido. No es que no vayamos a disfrutar de ellos en una primera vuelta, ya que sus solos o estribillos entran a la perfección en nuestra mente. Se trata más bien de que con cada escucha iremos ganando nuevos detalles de esos deliciosos que te hacen enamorarte de un disco.

Hay complejas melodías de temas realmente especiales y diferentes como “Apologies”, o detalles de grandes y cuidados solos de guitarra en otras como “Bad Times are Gone”, mientras que el teclado se apodera de temas más directos y hardrockeros como “Little Sinner Queen” que son perfectas piezas del género. Otros, como el potente y de corte mucho más heavy “Too Late”, denotan que el grupo también domina los grandes teclados y los temas rápidos de gente como DEEP PURPLE así como medio tiempos muy melódicos e incluso algo sinfónicos (QUEEN?) como “My Last Desire” o “Someday Somewhere” nos dejan apreciar el gran trabajo vocal de su cantante Manu Esteve, cuyo tono prácticamente no tiene fisuras en todo el disco. Gran balada es “We are one” y, aunque el nivel creo que baja un poco en la final “The Road Goes On”, el cómputo global del disco solo nos deja una opción una vez terminado: darle al “play” de nuevo.

Sinceramente, me veo totalmente imposibilitado de ponerle pegas a un trabajo como este. Quizás, y como en todos los grupos que comienzan a despuntar, iría eliminando algunos momentos con mucha referencia a los grandes pero, en definitiva, y como dije al principio, estos catalanes saben dotar a sus temas de unos arreglos y un desarrollo compositivo que se hace enseguida mucho más grande que cualquiera de esas referencias. Es un señor disco y ojalá mis ojos vean crecer a esta banda como se merece. Que la carretera continue…

HARDREAMS son:

Manu Esteve (Voz)
David Agüera (Guitarras)
Victor Muiño (Bajo)
Sergio Hormigó (Batería)
Sergi Segarra (Teclados)

TRACKLIST:

01. Apologies
02. Bad times are gone
03. Rebel Heart
04. My Last Desire
05. Little Sinner Queen
06. We are one
07. Too late
08. Someday Somewhere
09. I’ll say bye tonight
10. Two shots
11. The road goes on

Puntuación: 9,2

Discográfica: Perris Records

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos