HER WHISPER – THE GREAT UNIFIER

Crítica

Desconocía, hasta hace un tiempo, la existencia de los suecos HER WHISPER y la verdad es que a la hora de acercarme a su música, este “The Great Unifier”, segundo lanzamiento en su carrera, ha sido toda una grata experiencia y un buen descubrimiento para ir acabando el año.

La banda viene del típico proceso de muchos grupos que tras años de idas y venidas con sus maquetas por fin consiguen dar con una discográfica más o menos seria capaz de darle salida a su material, que en este caso fue en 2006 con su primer lanzamiento, “Children of the Black soil”. Tras recibir muy buenas críticas la banda se puso en marcha para registrar su segunda apuesta discográfica que ahora nos ocupa, este “The Great Unifier”. Y con él han confirmado dos cosas. La primera que tienen una especie de ángel de la guarda que les hace dar con la producción perfecta para su música y la segunda que van a conseguir enganchar a muchísimos seguidores de seguir en esta línea en la que ofrecen una variante, quizás ya marcada por grupos como Evergrey y Nevermore, de ese power metal oscuro y sinfónico que aún tiene algunas cosas que decir por presentar algunas estructuras novedosas y, sobre todo, poseer un gran gancho auditivo.

Como ya he dicho a primera vista destaca, sobre todo, la poderosa y aplastante producción con la que cuenta el grupo. Con ella la oscuridad de sus guitarras se mezcla de forma perfecta con los poderosos riffs (pensareis en muchos momentos que estáis escuchando composiciones de grupos como In Flames o Mercenary a las que se les han añadido inteligentes melodías rápidas de teclado) y a su vez deja tiempo para que la vena melódica del grupo haga su presencia gracias a las apariciones de los teclados, que en su constante apoyo al entramado musical del disco, de vez en cuando asoman para hacerse con el protagonismo que merece su perfecta interpretación.

Tras la música del grupo otro de los aspectos que más dividirá a quienes se acerquen a él será la voz de su vocalista Magnus af Nestergaard. Éste juega a un doble juego donde es capaz de presentar un registro limpio de aspecto tristón, grave y melancólico y al mismo tiempo desgarrarlo para hacerse con una presencia más rugosa y agresiva que, por otro lado, nunca llega a romperse lo suficiente para ser considerada como gutural ni por asomo. La amarás o la odiarás, no creo que haya término medio en este caso.

Pasando un poco más a detalles más concretos de los temas que conforman este “The Great Unifier” diré que, si bien el grupo presenta una línea bastante definida en todos ellos, una vez te has acostumbrado al peculiar registro de su vocalista cada uno de los temas se muestra como un interesante intrincado de riffs metaleros con geniales momentos sinfónicos que, a su vez, intercalan momentos de gran rapidez que demuestran su vena de power metal, con estructuras más bien lentas que nos llevan hacia pasajes mucho más densos, oscuros y, sobre todo, contundentes y poderosos.

Así pues destacan sobre todo temas como el perfecto single que es “Structures of Deceit”. En él, si hemos comenzado el disco por el principio, tal y como mandan los cánones, es donde descubrimos la poderosa presencia de Magnus en este disco. Poderoso, asequible, oscuro y melódico. Todo al mismo tiempo.

Más sinfónicos se encuentran en el medio tiempo que es “Path of the Redeemer” y pronto nos damos cuenta de la bomba sonora que es la batería del grupo producida de la manera en que está el resto del disco.

Nos siguen enganchando en temas como “Artificial Intelligence”, que, como podemos entrever de su título utiliza un sampler electrónico que le imprime al tema un ritmo veloz muy atractivo, “Their Finest Tour”, que cuenta con uno de los estribillos más pegadizos de todo el álbum, “Sinners Paradise”, que es probablemente el tema con más luz de todo el álbum y la poderosa y final “The Great Unifier”, que cuenta con una de las mejores estructuras compositivas de todo el disco y cuyos iniciales riffs me temo que conseguirán que estéis de lleno embutidos en el tema desde sus primeros segundos.

La balada del disco aparece a mitad del mismo, con el tema titulado “Fiend Angelical” y, desde aquí, os aseguro que se trata de una auténtica joya repleta de sentimiento y un temple que evoluciona de forma emocionante a través de la lluvia, las melancólicas lineas de violín y el hipnótico tic tac del reloj que son las notas de piano del tema. Si a ello le añadimos un solo de guitarra perfecto, intenso y corto en el momento justo en que se necesita, tenemos como resultado una balada que esconde mucho más de lo que pudiera parecer a primera vista.

Se quedan en el tintero, por ser quizás estructuras un poco repetitivas en lo que a la capacidad compositiva del grupo se refiere, temas como “Schadenfreude”, “Emperor of Sorrow” o “Elegy for a Dying Rose”. Lejos de carecer de atractivo son, igualmente, temas que individualmente siguen teniendo el gancho con el que cuenta el grupo durante todo el disco pero que, tras una visión global, quizás se muestran como los menos destacados entre el resto.

Acabando ya con este “The Great Unifier” diré que se trata de un grupo al que merece la pena asomar el oído. La genial producción con la que cuentan ya es un valor añadido para aquellos que gustéis de dureza en los riffs y la potencia a la batería pero que a su vez os dejéis encandilar por estribillos limpios y fáciles de captar gracias a la ayuda de los teclados y el cambio de registro de su peculiar vocalista. Si es así, es probable que este nuevo álbum de los suecos os encante de principio a fin.

TRACKLIST

01. The Shape Of Things To Come
02. Structures Of Deceit
03. Path Of The Redeemer
04. Artificial Intelligence
05. Emperor Of Sorrow
06. Fiend Angelical
07. Schadenfreude
08. Their Finest Hour
09. Sinners Paradise
10. Elegy For A Dying Rose
11. The Great Unifier

HER WHISPER son:

Magnus af Nestergaard – Voz y Guitarra solista
Marcus Christensen – Teclado
Christian Widén – Guitarra
André Kallin – Bajo
Kenneth Gilbert – Batería

Puntuación: 8

Autor: Daniel Velasco Alonso
<< volver a discos