IN THE GUISE OF MEN – INK

Descripción

Desde Francia llegan IN THE GUISE OF MEN, una banda de Metal de sonido muy actual que nos presentan su primer EP, que lleva por título “Ink”. IN THE GUISE OF MEN realizan una música muy progresiva y, sobre todo, muy difícil de encasillar, ya que la suya es una propuesta en la que se combinan los ritmos contundentes y trabajados, con los riffs afilados y con la alternancia de voces limpias y voces desgarradas, todo ello mezclado de forma muy poco habitual. Esto hace que la suya sea una música que, en un primer momento resulta difícil de asimilar, pero que, poco a poco, va resultándonos cada vez más interesante, por la contundencia del sonido y la calidad de las composiciones que forman este disco.
Una portada oscura y agresiva es lo primero que nos salta a la vista cuando tenemos este disco en la mano, pero esta portada no es más que el anuncio de lo que nos vamos a encontrar: seis canciones muy originales que nos obligan a escucharlas una y otra vez hasta que somos capaces de sumergirnos en este sonido y disfrutarlo.
El disco arranca con “Suicide shop”, una canción muy complicada, con ritmos muy complejos y que, en un primer momento, puede resultar sorprendente e incluso difícil de escuchar. La voz y la música parecen ir por caminos diferentes, como si no formaran parte de la misma composición. Sin embargo, eso no es más que la primera impresión que nos causa, y a medida que escuchamos la canción nos damos cuenta de que no es algo casual, sino que todo responde a la intención de crear una canción un tanto caótica, sí, pero que es representativa del sonido de este grupo, un sonido complejo y muy currado, que nos obliga a prestar mucha atención para poder valorarlo en su justa medida.
Seguimos con “Violent overthrow”, una canción que sigue los parámetros de la anterior, con ritmos de mucha complejidad que nos obligan a prestarles mucha más atención que a la voz. En esta canción se puede apreciar mejor la alternancia de voces, que se escuchan sobre unos riffs de guitarra desgarrados y muy originales. Es una canción muy agresiva, casi rabiosa por momentos, aunque muy conseguida.
Con unos sonidos progresivos y casi experimentales empieza “Drowner”, un tema muy potente, pero en el que IN THE GUISE OF MEN introducen melodías fáciles de escuchar que se alternan con una música muy agresiva y unas voces a veces desgarradas. Es la canción más larga del EP (poco más de cinco minutos), y permite que el grupo desarrolle todas sus influencias, en una mezcla muy interesante y casi sorprendente.
Sale paradise” empieza con mucha fuerza, dejando claro desde el principio que no va a darnos ni un momento de respiro. Es caña sin contemplaciones, con la voz sonando sobre un ritmo no tan complejo como los de temas anteriores, pero muy original y para nada convencional. La guitarra suena de forma machacona e insistente, con mucha fuerza, convirtiéndose en la verdadera protagonista del tema.
Con un punteo fácilmente reconocible empieza “Blue lethe”, para muy pronto seguir desarrollándose dentro de los parámetros del sonido de este grupo, con unos ritmos muy potentes pero también muy complejos. En la voz se alternan las partes melódicas y limpias con las partes desgarradas y agresivas, haciendo que sea casi imposible suponer por dónde va a seguir el tema.
El disco acaba con “Dog to man transposition”, una canción que empieza con una melodía muy reconocible, para después desarrollarse con mucha fuerza. Es una canción más fácil de escuchar que las demás, aunque eso no significa que tenga un sonido clásico, simplemente que se sacrifica parte de la agresividad para crear más partes melódicas. Los cambios de ritmo además hacen que sea un tema muy variado, en el que pasamos de partes rápidas a otras directamente trepidantes.
Como vemos, el sonido de IN THE GUISE OF MEN es difícil, nada convencional y muy original. No es apto para quienes busquen canciones de estructura clásica, pero encantará a los que busquen que les sorprendan. La combinación de partes rabiosas con otras melódicas hace que la suya sea una música poco común, en la que la voz y las guitarras copan todo el protagonismo, a pesar de la falta de solos. La batería sirve para marcar ritmos muy potentes, aunque no destaca tanto como la voz o las guitarras. El bajo, por su parte, parece casi inexistente.
En definitiva, “Ink” es un disco muy complejo, un debut más que digno para un grupo que demuestra muy buenas (y sobre todo, muy originales) ideas.
No será el disco del año, pero seguramente quedará entre los más sorprendentes.

IN THE GUISE OF MEN son:

C.: Voz.
O.: Guitarra.
T.: Bajo.
S.: Batería.

Track list:

1- Suicide shop.

2- Violent overthrow.

3- Drowner.

4- Sale paradise.

5- Blue lethe.

6- Dog to man transposition.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 6,5/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos