ARSON – A ROTTEN WORSHIP TO MADNESS

Crítica

Desde Oviedo llegan ARSON, una jovencísima banda de Black y Death Metal, aunque se les nota influenciados por otros estilos dentro del Metal, como el Thrash. La banda se formó en 2012, y este mismo año nos presentaron su primer EP, “The rotten worship to madness”, un disco lleno de sonidos oscuros, densidad y, sobre todo, momentos que nos harán disfrutar una barbaridad. Además, el hecho de que todavía no hayan decantado su sonido hacia un estilo determinado puede hacer que este disco sea accesible a un amplio espectro de fans.Arson logoEn este EP nos presentan una intro y cinco canciones que harán las delicias de los amantes de los sonidos extremos. Además, la presentación, muy cuidada y con un artwork elaborado por su batería, Rodrigo, sirve de envoltorio ideal para todo el conjunto.

En lo que se refiere al ámbito estrictamente musical, nos encontramos con un trabajo muy conseguido en las voces, ya que Chema, su cantante, sabe muy bien cómo jugar con los distintos registros para expresar toda la variedad de sonidos que exigen las canciones. Los ritmos son muy contundentes y variados, y el trabajo con las guitarras está muy conseguido. Todo ello, aderezado con unos cambios de ritmo muy bien introducidos, da lugar a un sonido muy variado y conseguido. Pero vamos a verlo con más detalle:

Arson banda
El disco empieza con “Maledicat dementia”, una intro muy densa en la que colabora Federico Uría al contrabajo, que poco a poco nos va introduciendo en el mundo de ARSON, un mundo misterioso y oscuro lleno de pasadizos por los que caminaremos al ritmo de la música. Una música que empieza con “Wyrm (Beast of Sathanas)”, un tema de inicio contundente pero denso, que se desarrolla de manera muy fluida dentro de los parámetros más oscuros hasta llegar a un cambio de ritmo que acelera el sonido del tema. A partir de este momento, el tema pierde densidad y gana velocidad, pero manteniendo la fluidez de su desarrollo. Los cambios de ritmo son continuos y nos sorprenden a cada momento, como en su parte final, cuando se vuelve a los tempos lentos justo antes de volver a acelerarse en la coda.

Seguimos con el que, desde mi punto de vista, es el mejor tema del disco, el potente “Judge Dredd”, el tema que dedican al personaje de cómic y cinematográfico. Es una canción machacona pero fácil de escuchar, en el que la voz de Chema es más agresiva que en el tema anterior. Se trata de un tema perfecto para los conciertos, y nos obliga a hacer headbanging casi sin darnos cuenta. Igual que en el caso anterior, hay muchos cambios de ritmo que enriquecen el sonido y nos pueden resultar sorprendentes.

Cast in void” empieza con mucha potencia, pero muy pronto empieza a desarrollarse con densidad. Es una canción de ritmo muy machacón, en la que, además, se introducen unos coros, a cargo de Fahía Buche, que sirven de contraste a la voz principal. No obstante, su duración, de más de cinco minutos, sirve para poder incluir también unos cambios de ritmo muy interesantes, de manera que a partir de la segunda mitad de la canción, el ritmo se acelera, para justo después volver a ralentizarse y crear unos sonidos misteriosos sobre los que escuchamos una tétrica voz. Después, el tema vuelve a desarrollarse con densidad.

Arson imagen

La diversión continúa con “A rotten cult to the insane”, otra canción que empieza con oscuridad y densidad, para desarrollarse con tranquilidad durante alrededor de un minuto. Después, se acelera mucho, con un sonido muy furioso, que contrasta con los momentos en los que vuelve la densidad. Es, como vemos, una canción de mucha complejidad, en la que los cambios de ritmo son continuos y en la que la cantidad de matices que se introducen es muy grande. En esta canción, además, colabora Diego Mateos a la guitarra.

El álbum termina con “Drink in sign of covenant”, una canción que arranca con mucha tranquilidad, creando una atmósfera densa y opresiva. Sin embargo, muy pronto el ritmo se acelera y nos obliga a mover la cabeza casi sin darnos cuenta, mientras escuchamos la cavernosa voz de Chema. El ritmo vuelve a acelerarse un poco más, hasta crear el sonido perfecto para que en los conciertos la gente se vuelva loca. Es otro tema cargado de cambios de ritmo y lleno de matices, que nos obliga a prestar mucha atención para poder apreciarlos todos en su justa medida. Además, justo al final, cuando la música termina, el cd no deja de girar, sino que se dejan unos segundos en blanco justo antes de que podamos escuchar unas voces.

En definitiva, “A rotten worship to madness” es un más que digno debut para un grupo con mucho que decir. Si hubiera que buscarle algún pero es que, tal vez, deberían ser capaces por decantarse por un sonido concreto, bien el Black o bien el Death. Sin embargo, de momento, hasta que encuentren el sonido en el que se encuentren más cómodos, nos han dejado un disco con el que vamos a disfrutar una barbaridad y que se nos hace muy corto.

Pero eso se puede solucionar volviendo a pincharlo, ¿verdad?

Tracklist:Arson merch

1- Maledicat dementia.
2- Wyrm (Beast of Sathanas).
3- Judge Dredd.
4- Cast in void.
5- A rotten cult to the insane.
6- Drink in sign of covenant.

ARSON son:

Chema: Voz.
Jaime: Guitarra.
Gabriel: Guitarra.
Luis: Bajo.
Rodrigo: Batería.

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 8,5/10

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos