INFAMIA – SIN RESPIRO

Crítica

Tras la preescucha del nuevo disco que los riojanos INFAMIA han lanzado y que se titula “Sin Respiro”, es el momento de tratar de hacer una pequeña revisión del mismo y de escucharlo con más detenimiento, una vez que el grupo nos ha hecho llegar la correspondiente copia.

Este cuarto disco es ya un punto de madurez que hay que ver si está reflejado realmente en el disco, especialmente cuando ha habido un cambio de componente importante. Ello supone siempre un cambio, se quiera o no, ya que aporta una visión diferente de la que se venía teniendo antes. En este caso supone evolución y madurez.
INFAMIA se ha volcado un poco más en temas de denuncia social, de actualidad, y no hay nada más que ver la portada para darnos cuenta de que nos vamos a encontrar. “Sin respiro” es un disco basado en la actualidad, basado en temas que van desde la emigración de los jóvenes para buscar curro (“Mi generación”), hasta los desahucios, (“Sin respiro”), o contra la ley mordaza como es el tema que cierra el disco.

Por medio se habla de la eutanasia o de la amnesia, e incluso del abandono animal, como es “Un Capricho más” o el terrorismo o la droga en “EL juego”. Y la balada que hay en el disco habla del amor verdadero con un sugerente título como es La Magia del Momento.

infamia_clip2015

Y ya en el apartado musical tenemos variedad y equilibrio, ya que como nos dijeron, el disco está muy pensado para precisamente conseguir ese equilibrio en lo musical y en lo temático.

También está muy pensado el libreto, ya que predomina de nuevo un color. Si anteriormente pudimos ver el azul (“Sueño o realidad”), el blanco (“La cuenta atrás”) y el verde (“Neophobia”), ahora predomina el rojo en plan denuncia, y a modo de señal de advertencia.

Si con “Mi generación” tenemos un sonido power-thrash en el que se denota madurez, y combinación de elementos de metal actual, combinados con toques clásicos, en “Basta ya en cambio es más directa, como de vuelta a los orígenes del grupo con arreglos característicos heavys.

Lo que está claro es que mantienen su identidad, especialmente en el tema de las voces y los coros y la velocidad de ciertos temas como “La Razón Dormida” , también podemos escuchar como se compenetran ambos guitarristas en los solos y en las partes de duelo guitarrero. El ejemplo lo tenemos en “Sin respiro y en “Un capricho más, por ejemplo.

En cambio también hay más tranquilidad relativa en “El último adiós”, donde se enfoca al metal más actual y que la estructura mantiene sus señas de identidad con claridad. Y a la vez añaden elementos de sintetizador, como en “La razón dormida donde a mi me da a entender que tiene una gran frescura y demuestra evolución en las composiciones.

El rechazo de mi cuerpo es un tema que me gusta por las continuas variaciones y los subes y bajas que puedes escuchar en el corte, donde el estribillo coge la fuerza que necesita, y hace que el tema sea muy de estilo actual.

Y el punto de inflexión del disco lo marca claramente la balada, una balada hecha al estilo clásico, con toques sleazy, y en plan acústico solo con la guitarra y la voz. Puede recordar un poco a Faster Pussycat, Mötley Crüe o grupos del estilo, sobre todo por el sentimiento puesto.

Sin duda es un disco que merece atención por muchos factores, entre ellos la producción que es exquisita, ya que está grabada con Dan Díez a los mandos en los Rock Lab Studios, con un libreto muy cuidado y sin dejar nada al azar. Mantienen el estilo que les hace que nada más escucharlos sepas que son ellos, pero a la vez se han actualizado y la integración del nuevo guitarrista ha sido plena, directo inclusive. Esperemos que este año sea el año de INFAMIA y que lo podamos contar.

Tracklist:

1.- Mi Generación
2.- Sin Respiro
3.- El Último Adiós
4.- La Razón Dormida
5.- El Rechazo de mi Cuerpo
6.- Un Capricho Más
7.- La Magia del Momento
8.- Basta Ya
9.- El Juego
10.- Amordazados

INFAMIA son:

Fredy – voz
Txus – guitarra y coros
Mario – guitarra
Fran – bajo
Alberto – batería y coros

Puntuación: 9.5/10

Discográfica: Autoproducido

Autor: José E.Egurrola

<< volver a discos