Kampfar – Ofidians Manifest

Crítica

Los longevos KAMPFAR se están preparando para el lanzamiento de su próximo álbum, Ofidians Manifest, el día 3 de mayo. Los noruegos se tomaron todo el 2018 para dar forma a su última obra, grabada a caballo entre Noruega y Suecia, y nos muestra en su portada la cabeza de Medusa. En Metalcry ya tenemos este disco y a continuación lo desgranamos para ti.

El disco lo abren los desgarradores gritos que sirven de intro para Syndefall, un tema oscuro donde los haya. Sin ningún descanso, duro, denso, directo, que rasca los cuatro minutos y de melódico tiene poco. Básicamente es una demostración de cómo hacer auténtico black metal. A esta le sigue Ophidians, que tras una breve intro se estrella contra ti sin piedad alguna. Un tema con muchos cambios, en la línea del anterior, cargada de disonancias que la hacen inquietante incluso en ocasiones. Con un estribillo más o menos bailón que van variando a lo largo de los cuatro minutos y algo que dura el tema. Es interesante ver todo el juego que le sacan al estribillo, de hecho. Más adelante se vislumbra algo de melodía, bastante atmosférica, acompañada de un medio tiempo a batería, para acercarse así hasta el cierre del tema.

Llegamos a Dominans, tercer tema de este Ofidians Manifest, con una intro mezclando voces de fondo y juegos de vientos. Cabe destacar que en esta canción KAMPFAR han contado con la voz de Agnete Kjølsrud, que casa perfectamente con lo que el cuarteto noruego quiere para este álbum, que no es más que crear una atmósfera enigmática. Esto es precisamente con lo que cuenta Dominans, con algunos pases de voz que te transportan a tiempos lejanos.

Empezamos la segunda mitad del disco con Natt, un tema arrollador desde el principio, con voces casi corales que elevan esta canción a otro plano. A mis oídos esta no se queda en simple black, tiene algo de hipnótico, pero que no sé calificar. KAMPFAR han jugado con una esencia muy oscura y lo plasman en estos nuevos temas. Es sencillamente magistral cómo integran un piano en el ecuador de la canción, te hacen creer que van a seguir una línea más sentimental, pero no. Te revientan otra vez con un riff extremadamente pesado y contundente. En fin, todo un viaje.

Eremitt entra a medio tiempo, densa, con una melodía de guitarra muy interesante. Hacia la mitad del tema también integran un piano, y todo suena muy a ritual, épico, pero tan personal, único y original que también se me hace difícil explicarlo. Lo único que puedo decir es que es mejor que lo escuchéis vosotros mismos. Tengo que decir que según avanza el álbum, más difícil se me hace explicar con palabras lo que escucho. Y eso me gusta. Me gusta más incluso cuando entra el bajo en Skamlos!, sexto tema del disco. Un bajo muy presente en todo el álbum y que lo cohesiona perfectamente, otorgando cuerpo y consistencia al conjunto. Este tema tiene un riff principal muy interesante que se sale un poco de los demás que nos encontramos en el resto de canciones del disco a estas alturas. Por lo demás, esta sí tiene un break más melódico, pausado, que te hará cerrar los ojos y sentirlo. Pura melodía y atmósfera que te erizará el vello de la nuca.

El disco llega a su fin y aparece Det Sorte, con una introducción a base de guitarra acústica y teclados, previo a la entrada del conjunto, de manera contundente, siendo este el tema más largo del disco, con ocho minutos de duración. De modo que en él KAMPFAR se han tomado la libertad de alargar la intro con una maestría impresionante. En cuanto a la instrumental, se va poniendo cada vez más interesante a medida que avanza el tema, con un montón de detalles que debes escuchar, como ese piano característico de este Ofidians Manifest que aparece más adelante.

Solo una banda del calibre de KAMPFAR, con veinticinco años y cientos de directos a sus espaldas, podía sacar un álbum así. Un trabajo de una calidad sorprendente, muy versátil y que incluso acaba resultando corto. Siete temas que se escuchan extremadamente rápido pero que condensan a la perfección el sentimiento que han puesto en ellos. Y es que tras estar a punto de disolver la banda en 2017, la única manera posible de sanar sus heridas era con un álbum que plasmara todos los malos momentos, para poder liberarse de ellos. El resultado: Ofidians Manifest. A la venta a partir del tres de mayo, vía Indie Recordings.

Tracklist:

1. Syndefall
2. Ophidians
3. Dominans
4. Natt
5. Eremitt
6. Skamlos!
7. Det Sorte

Kampfar es:

● Guitarra, teclados: Ole
● Bajo: Jon
● Voz: Dolk
● Batería, segundas voces: Ask Ty

Puntuación: 9/10

Discográfica: Indie Recordings

Autor: Ioritz Rosa

Facebook Oficial de Kampfar

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/kampfar-ofidians-manifest">
Twitter
<< volver a discos