KRAIT – ESTA VEZ

Crítica

KRAIT es el nombre de un proyecto de Heavy Metal Progresivo surgido en 2002 de la mano del guitarrista Emilio Bodón, “Emi”, que anteriormente había militado en otros grupos. Desde ese momento, el grupo ha publicado ya dos discos, el más reciente de los cuales, “Esta vez” vamos a comentar a continuación.
Lo primero que llama la atención al escuchar “Esta vez” es la coherencia que tiene el sonido, una coherencia que resulta más llamativa si tenemos en cuenta que el cantante Axel y el bajista Javier fueron los últimos en llegar a la banda.
Así, a lo largo de doce temas nos encontramos con un Heavy Metal con muchos toques progresivos que nos exigirá prestar mucha atención a los muchos detalles y matices que vamos a poder escuchar, sobre todo en lo que se refiere a las guitarras y los teclados.
El disco empieza con “La tierra soñada”, un tema con cierto aire épico en el que nos hablan del drama que supone la inmigración. Los teclados sirven para crear una atmósfera envolvente, mientras que el resto de los instrumentos sirven para crear un ritmo contundente, pero fluido. La voz de Axel, muy cálida, nos narra esa historia del inmigrante que lucha por llegar a su tierra soñada, desarrollando unas melodías muy logradas, sobre todo en el estribillo. Al final del tema se incluye un sampler de voz en el que escuchamos una noticia sobre el naufragio de una patera.
Con el sonido del tic-tac de un reloj empieza el tema que da título al álbum. Los primeros compases de la música nos pueden recordar vagamente (y brevemente) a un tema de Mike Olfield, pero rápidamente el tema se acelera y gana fuerza, con un ritmo muy potente sobre el que escuchamos la voz, arropada por unos coros muy bien introducidos. Además, en esta canción Iza se marca un solo con su teclado que deja claro el peso que su instrumento tiene en la banda.
Con muchísima fuerza empieza “Animal racional”, una canción de estribillo muy pegadizo, en la que el ritmo, muy clásico, nos obligará a mover la cabeza casi sin querer. Además, podemos apreciar muy bien la aportación de todos los músicos en esta canción, porque el sonido de todos los instrumentos está muy bien encajado entre sí. Es un tema perfecto para los conciertos, cargado de potencia y de caña.
Rumores” empieza con el confuso sonido de unas conversaciones, y la canción, que empieza con un tranquilo punteo de guitarra pero que muy pronto se acelera, nos cuenta precisamente eso, lo peligrosos que pueden ser los rumores. En esta canción podemos escuchar unos cambios de ritmo muy marcados que destacan las diferentes partes que tiene.
Con un ritmo machacón y potente empieza “Pacto con el diablo”, un medio tiempo en cuyas estrofas la guitarra parece que rivaliza con la voz para llamar nuestra atención. Tal vez sea el tema que más llamativo del disco, no tanto por su calidad (que la tiene, ojo), sino porque es muy diferente al resto. De nuevo, la aportación de Iza vuelve a ser muy clara.
“Melodrama”, una canción de estribillo muy pegadizo, empieza con potencia y con un punteo muy reconocible. Los cambios de ritmo son continuos, y sirven para que la canción se vaya acelerando progresivamente, hasta llegar al estribillo, que en los conciertos puede dar mucho juego. Axel en esta canción se marca unos cuantos alardes con la voz, con los que demuestra que sabe muy bien lo que hace al cantar.
Con unos sonidos que crean una atmósfera casi misteriosa empieza “Un paso más”, aunque muy pronto el tema se acelera para ser uno de los más conseguidos y completos del disco. Es otra canción de corte muy clásico, con un estribillo casi hímnico en el que la voz y los coros encajan a la perfección.
Con mucha tranquilidad empieza “Quién es quién”, la canción lenta del disco. Se trata de un tema cargado de sentimiento, en el que los instrumentos se van sumando poco a poco hasta llegar a un estribillo pegadizo y casi emotivo que en algunos momentos parece que nos pide que encendamos los mecheros y los levantemos mientras escuchamos esta canción.
Volvemos a la caña con “Tiempo al tiempo”, una canción de riff muy potente, pero en la que sin embargo, se alternan las partes más lentas con otras que son cada vez más rápidas. El estribillo vuelve a ser lo más logrado del tema, porque es muy pegadizo, aunque los cambios de ritmo también nos llaman mucho la atención.
Con fuerza y un ritmo alegre empieza “Problemas”, una canción que también tiene un riff muy reconocible y un ritmo machacón y contundente. De nuevo, los teclados vuelven a llamar nuestra atención, sobre todo durante el estribillo, en el que los coros suenan de forma muy conseguida.
Smara” es un brevísimo instrumental que sirve para que Emi nos demuestre su calidad como guitarrista y que funciona como intro de “Heavy Metal”, el tema que cierra el disco y que es toda una oda a nuestra música. Empieza con mucha tranquilidad, pero muy pronto gana esa intensidad y esa contundencia que todos esperamos en el Heavy, que hace que, a lo largo de los casi seis minutos que dura esta canción, podamos disfrutar de esas partes lentas del principio, del virtuosismo y de la energía y la velocidad metaleras. O sea, de todo lo que es el Heavy.
Como vemos, con “Esta vezKRAIT han creado un disco muy completo, lleno de matices, que encantará a quienes busquen sonidos muy trabajados y cargados de virtuosismo.
Un trabajo muy recomendable.

KRAIT son:

Axel: Voz.
Emi: Guitarras.
Barrene: Batería.
Iza: Teclados.
Javier Sane: Bajo.

Track list:

1- La tierra soñada.
2- Esta vez.
3- Animal racional.
4- Rumores.
5- Pacto con el diablo.
6- Melodrama.
7- Un paso más.
8- Quién es quién.
9- Tiempo al tiempo.
10- Problemas.
11- Smara.
12- Heavy Metal.

Discográfica: Santo Grial Récords.
Puntuación: 8/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos