KRITTER – GENESIS

Crítica

Desde Salamanca nos llega «Genesis», el primer disco de los metaleros KRITTER, los cuales se hacen curiosamente arduos de clasificar, practicando un género que va desde el death metal de corte más melódico, con alguna puntilla de thrash, pasando por el folk o el propio viking, sin olvidar algunos tempos más propios del power metal de tradición europea.

No quiero engañar a nadie creando falsas esperanzas; las ideas de este disco son muy buenas pero la producción y en esencia el resultado final no son lo que a día de hoy se puede esperar de un debut, aunque claro tratándose de uno auto producido podemos llegar a entender lo que nos dejan escuchar, que tristemente queda deslucido y espero que sepan solventar para sus futuras ediciones.

El plástico se abre con la intro llamada «Génesis», que presenta la crudeza de una alarma, el palpito de un corazón a través de una máquina de hospital, el llanto de un bebe y un sonido monstruoso que termina con la rotura de un cristal, para enlazar directamente con «Your Soul Is Mine», en el que intentan muchas cosas pero con poco éxito, las sencillas guitarras o una batería que nos deja algo descolocados, hacen que sea uno de los peores temas del trabajo, sobre todo por el modo de usar la voz con unos registros que desafortunadamente pueden rozar la etiqueta «core».

Y de esta manera siguen desgranando temas como «Fight To The End» de gran velocidad y el primer toque más folk del disco mediante algunos arreglos que la batería estropea aunque no consiga restar el carácter melódico de la composición, «Alone» cuenta con un sintetizador que le aporta una buena intro con una guitarra que comienza a girar para sin esperarlo, cambiar el tempo para proponer una lírica que no pega ni con cola, ralentizando también ritmos y usando efectos que quedan algo en el aire, como esas rápidas guitarras centrales sobre las que se asienta un teclado. Continuamos con «Scream Of Leviathan», que salvo la batería que sigue sin convencer plantea una base melódica muy entretenida sobre la que se desarrolla la lírica, es uno de los temas más importantes para el teclado y saben sacarle perfectamente el jugo a través de este instrumento.

Para ser uno de los temas más cortos del trabajo, «All Shall Perish» será el que mejor refleje lo que la banda ha querido plasmar, según podemos ver con muchos juegos melódicos, una de las mejores canciones para cantar de todo el trabajo, con mucha seguridad y contundencia, velocidad y algunos giros que la conviertan bajo mi punto de vista en el corte más completo de este «Genesis», acuñando partes que pueden sonar hasta épicas.

En el fragor de la batalla aparece «Drink For The Alives», un título perfecto para una canción todo sea dicho y es que es complicado dar de beber a un muerto por otra parte…En esta canción reina el folclore que se inicia a través del teclado, con guitarras redundantes y una batería que de nuevo se vuelve a quedar algo perdida y es que no me termina de gustar la pegada en ningún momento, desfigurando un tema de lo más entretenido.

«Lies» presenta unas primeras guitarras de claro thrash, con una forma de cantar que no cuaja en la canción para nada, para dejar un tema en el que desaparece el sentido melódico y se prescinde del uso del teclado, rápidamente la sigue «Beodo (Angel Of Metal)», con un comienzo que nos puede sonar directamente a metrónomo y un uso de sintetizador en los primeros compases demasiado exagerado, es una canción bastante voluble que juega con el oyente a en una tónica divertida y atrayente.

El tema que pone el broche del trabajo se llama «Our Last Days», y a parte de ser el de mayor desarrollo del disco es otro de los mejores que han incorporado los salmantinos, con esos ritmos alegres en los que incluso aparecen voces haciendo coros, los cambios de ritmo son muy acertados y ayudan a la composición, en definitiva una buena canción de caña en la que de nuevo me vuelve a sobrar parte de la batería.

Como conclusión, cualquiera que escuche el disco podrá darse cuenta de que esta banda nos podrá dar muchas alegrías a no mucho tardar, pero no vendrán de la mano de su «Génesis», se nota el esfuerzo que han hecho para plasmar su música y dárnosla a conocer, pero confío plenamente en que las futuras ediciones sepan decir por si mismas que los puntos bajos de su debut quedaron saldados sin complicaciones para poder ver la mejor cara de KRITTER.

KRITTER son:

Rubén Manchado: Voz
Javier Hernández: Guitarra
Marco Romero: Guitarra
David Yagüe: Batería
Javier Domínguez: Bajo
Miriam Martín: Teclados

TRACKLIST:

01 – Genesis (Intro)
02 – Your Soul Is Mine
03 – Fight To The End
04 – Alone
05 – Scream Of Leviathan
06 – All Shall Perish
07 – Drink For The Alives
08 – Lies
09 – Beodo (Angel Of Metal)
10 – Our Last Days 

Puntuación: 5
Discográfica: Independiente
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos