La Excavadora – La Excavadora

Crítica

LA EXCAVADORA es una nueva banda vasca formada por músicos con amplia experiencia en el mundo de la música. No en vano, se trata de gente que ha pasado por bandas como MARKY RAMONE’S BLITZKRIEG, GATILLAZO, LA POLLA RECORDS o CHILDRAIN. O sea, que no son, en absoluto, unos recién llegados.

Entonces, con estos antecedentes, es fácil imaginar que este grupo se va a mover dentro de los parámetros de Punk, aunque también del Rock, el Metal e incluso el Pop, creando un sonido soprendentemente coherente y muy divertido que cristaliza en las doce canciones que nos presentan en su primer álbum, llamado como el grupo. En estas canciones nos encontramos mucha crítica social y mucha rabia, pero también momentos de diversión que nos harán cantar a pleno pulmón en los conciertos.

La caña empieza con unos sonidos extraños e inquietantes que nos van introduciendo en “Futuro”, una canción que es un trallazo directo a la yugular con el que nos van dejando clara su propuesta: canciones directas cargadas de crítica y de potencia con unos estribillos muy “coreables” y perfectos para cantarlos en los conciertos… cuando podamos volver a ellos.

Seguimos con “Cenizas”, una canción que nos habían presentado con anterioridad y que empieza con un punteo muy reconocible. Casi sin darnos cuenta empezaremos a mover la cabeza siguiendo el ritmo hasta que su estribillo nos ponga a cantar con ganas.

Con mucha potencia y un sonido clasicote empieza “Mala música”, que nos habla, precisamente de eso mismo: de la mala música que suena continuamente en la radio y que nos arruina la salud. Es una canción de sonido casi popero, vagamente comercial y que hará que el grupo resulte fácil de escuchar para gente que, normalmente, no escucha nuestra música.

Kímika” empieza con mucha potencia. Es una canción muy directa que nos deja claro que estos tíos quieren dar caña y hacer que nos lo pasemos bien. Tiene un solo que, sin ser demasiado original, es muy efectivo.

¿Queréis desenterrar los problemas? Pues lo único que puede desenterrarlos es “La excavadora”, de la que hablan en una canción en la que, en realidad, nos hablan de la vida en la calle. Es una canción en la que se sirven de diferentes ritmos para desarrollar un tema que gana con cada escucha, ya que tiene mucha más miga de lo que parece en una primera escucha.

Muchos viernes contamos mentiras, a veces a los demás y muchas veces a nosotros mismos. Y precisamente de eso nos hablan en “Viejas mentiras de viernes”, una canción potente y cañera con la que nos intentan decir que debemos desconfiar de lo que escuchamos, porque todos mentimos en algún momento por algún motivo. La canción es muy contundente y tiene un desarrollo muy fluido que nos lleva a un estribillo pegadizo y a un solo bastante resultón. Después del solo, un cambio de ritmo nos lleva de nuevo a sonidos cañeros.

A veces hace falta dejar de lado los vicios, como nos cuentan en “Perder el vicio”, una canción de estribillo muy pegadizo que puede hacer que el grupo se abra a un público más amplio. Pero además, tiene un sonido muy contundente y cañero y un cambio de ritmo muy tiene introducido.

La fábrica de gas” es una canción en la que nos hablan de la triste vida de alguien que acaba de perder su curro en la fábrica. Es una canción muy potente que tiene un estribillo muy pegadizo y “coreable”

Con mucha potencia empieza “Animales”, una canción muy cañera con la que la peña se volverá loca en los conciertos. Tiene un desarrollo muy fluido y un ritmo muy rápido, que nos lleva a un estribillo muy pegadizo y efectivo. Tiene un solo muy conseguido y que, sobre todo, encaja muy bien con el sonido general de este tema.

Muchas veces la lluvia cae “Contra el suelo”, como nos cuentan en esta canción de inicio y casi comercial con la que el grupo se abre a un público mucho más amplio que lo que, a primera vista, podría parecer. Después, el tema gana potencia, aunque se va a desarrollar alternando las partes tranquilas con las potentes. Es una canción que se queda en la cabeza desde la primera escucha.

El inicio de “La reina de la fiesta se hace esperar” también es tranquilo y la canción también gana potencia pasados unos pocos compases. La canción nos cuenta historias de esas noches que nunca acaban y que, sobre todo, dan las mejores anécdotas. Es una canción pegadiza y muy “coreable”.

Volvemos a la caña para despedir el disco con “Tiempos diferentes”. Se trata de una canción rápida que resume muy bien el sonido de LA EXCAVADORA, con unas voces que cantan historias callejeras mientras la batería marca un ritmo muy potente y las guitarras suenan con mucha caña. Pero, sin duda, lo mejor es su estribillo, muy efectivo y perfecto para los conciertos.

Como vemos, este grupo nuevo de músicos veteranos nos trae doce canciones muy potentes y que demuestran que están aquí para hacernos pasarlo bien. Son doce temas cargados de potencia, de rabia, de ganas y, sobre todo, de Punk, pero también de Rock, algún ramalazo de Metal e incluso de Pop en algunos momentos, en definitiva, de todos los sonidos que conocen y que, como vemos, saben utilizar para crear sus canciones.
Un disco de lo más interesante.

Track list:

1. Futuro.
2. Cenizas.
3. Mala música.
4. Kímika.
5. La Excavadora.
6. Viejas mentiras de viernes.
7. Perder el vicio.
8. La fábrica de gas.
9. Animales.
10. Contra el suelo.
11. La reina de la fiesta se hace esperar.
12. Tiempos diferentes.

LA EXCAVADORA son:

Pela: Voz.
Txiki: Guitarra.
Angelillo: Guitarra.
Buton: Bajo.
Mikel: Batería.

Discográfica: Mauka Musik.
Puntuación:
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos