Luminaria – Himnos del desencanto

Crítica

Desde Alicante llegan LUMINARIA, un grupo que practica un Rock muy fácil de escuchar que cristaliza en estos “Himnos del desencanto” que forman parte de su primer disco (sin contar su EP “Los síntomas”, de 2015), de los que vamos a hablar seguidamente. Se trata de diez temas potentes aunque fáciles de escuchar que nos hacen pasar un muy buen rato, aunque en algunos momentos podemos echar de menos algo de garra. Las letras, muy trabajadas, son también muy pegadizas.

Empezamos con “El mecanismo”, un tema contundente que arranca con unos sonidos densos y un tanto misteriosos para después desarrollarse como un medio tiempo. En un primer momento, la voz de Jero nos puede recordar a la de Bunbury, aunque muy pronto el tema gana una garra que aleja su sonido del de Zaragoza. La aportación de los sintetizadores de Inma hace que esta canción sea muy interesante.

Seguimos con “Inercia”, que empieza con cierta contundencia, desarrollándose después de forma muy fácil de escuchar. El ritmo es muy marcado y nos incita a mover la cabeza casi sin darnos cuenta. El estribillo es muy directo y funcionará muy bien en los conciertos.

Cuarentena” es una canción cuyo inicio se queda en la cabeza desde el primer momento. Sin embargo, contrasta la potencia de su arranque y, sobre todo, de su estribillo con la densidad de las estrofas, que demuestra la versatilidad de estos músicos.

Con unos versos muy optimistas y pegadizos empieza “Lo imposible”, una canción casi comercial que puede funcionar muy bien en las radios, abriendo a este grupo a un público muy amplio. Y, por cierto, esa frase de “lo imposible tarda solo un poco más” me encanta.

La diversión continúa con “Donde tantos duermen”, una canción que empieza con unos sonidos un tanto misteriosos que muy pronto se desarrolla de manera muy fluida y fácil de escuchar. Su estribillo, muy pegadizo, funcionará muy bien en directo.

Con contundencia empieza “La carne y la tierra”, una canción fácil de escuchar aunque de cierta potencia en su desarrollo. Es una canción en la que, de nuevo, los sintetizadores enriquecen mucho el sonido, completando su instrumentación.

“Banderas negras” empieza con tranquilidad, aunque rápidamente gana fuerza con unas guitarras agresivas que contrastan con el resto del sonido del disco. La canción se mueve dentro de los parámetros de Hard Rock, siendo la que más cercana a lo que solemos escuchar que vamos a encontrar en este álbum.

Volvemos a la tranquilidad y la densidad con el principio de “Solo algunas veces”, una canción que, sin embargo, gana fuerza muy pronto. Es un tema muy contundente y muy directo que demuestra la garra con la que tocan estos chavales.

Un veneno llamado esperanza” es un tema que muestra con claridad en qué consiste el estilo de este grupo, ya que es directo, potente y, a pesar de eso, muy fácil de escuchar. La instrumentación es mucho más compleja de lo que parece a simple vista, y así resulta un tema muy completo.

El disco termina con “Amanecías…”, una canción que es un perfecto resumen del sonido de este grupo, con su inicio tranquilo y denso que luego se transforma en un tema con más potencia, una letra muy trabajada y una instrumentación muy compleja.

En definitiva, diez canciones que nos muestran el estilo de esta banda, LUMINARIA, llamada a ser un referente dentro de los sonidos del Rock alternativo de nuestro país.

Tal vez no sea lo que solemos escuchar, pero vale mucho la pena.

Track list:

  1. El mecanismo.
  2. Inercia.
  3. Cuarentena.
  4. Lo imposible.
  5. Donde tantos duermen.
  6. La carne y la tierra.
  7. Banderas negras.
  8. Solo algunas veces.
  9. Un veneno llamado esperanza.
  10. Amanecías…

LUMINARIA son:

Jero: Voz y bajo.

Fran: Guitarra.

Antonio: Batería.

Inma: Sintetizadores y piano.

 

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 8/10

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos