TARANUS – TARANUS

Crítica

TARANUS es un grupo asturiano surgido en 1994 con la influencia de dos sonidos muy dispares: el Heavy de grupos como MANOWAR y el Folk de bandas asturianas como LLAN DE CUBEL. Aunque durante bastante tiempo sus componentes estuvieron involucrados en otros proyectos, en 2009 los guitarristas Xesús Nel García y Antonio Carballo decidieron volver a refundar la banda, implicando en ella a músicos que habían pasado por otras bandas asturianas. De las influencias tan diversas que tienen, fueron dando forma a un sonido muy particular, un Folk Metal cantado en asturiano que musicalmente nos puede remitir a bandas como IN EXTREMO o incluso a MÄGO DE OZ en momentos más festivos.
En diciembre de 2012 vio la luz su primer disco, llamado como ellos, que registraron en los Estudios Búnker, de Alberto Rionda, y en el que nos presentan temas muy conseguidos, con letras reivindicativas, pero en las que también dejan espacio para la Historia, la cultura y las leyendas de Asturias, como se ver por las referencias que hay a la Revolución de Octubre de 1934, o incluso a la etapa más antigua de la Historia asturiana, como demuestran las referencias a la mitología astur. Además, la combinación de voces masculinas (algunas guturales) y femeninas enriquece mucho el sonido y hace que sea un sonido muy personal y fácil de identificar.

El disco arranca con “Requiem”, canción en la que colabora el exmiembro de AVALANCH y actual componente de HUMAN Ramón Lage. El tema empieza con mucha suavidad, pero muy pronto se desata un sonido festivo que a más de uno recordará a MÄGO DE OZ, para seguir desarrollándose con unas melodías muy fáciles de recordar, en una canción que funciona muy bien en directo, y en la que Ramón canta con muchas ganas. Las melodías de lo que creo que es un whistle funcionan como hilo conductor del tema y se combinan perfectamente con la voz y el resto de los instrumentos, y los coros de Susana al final añaden un tono elegante que queda muy bien.

Seguimos con la potente “Fame, murnia y mieu”, canción de letra reivindicativa en la que recuerdan la Revolución de Octubre de 1934, tan recordada en tierras asturianas. El ritmo potente de las guitarras durante las estrofas contrasta con la tranquilidad que destilan las partes que se desarrollan entre las mismas estrofas, y el estribillo, muy pegadizo, gana mucho en los conciertos. Durante los últimos momentos de la canción, se resume recitando el trágico final de los revolucionarios.

El siguiente tema es “Les puertes del infiernu”, que empieza con mucha tranquilidad. Cuando empieza la voz, el tema se desarrolla con mucha suavidad, casi como una balada. El estribillo, muy fácil de recordar, suena de forma sorprendente gracias a la aportación de Susana con unos coros que se escuchan por debajo de la voz masculina. Seguramente a todos nos gustarán más las canciones más cañeras, pero esta es verdaderamente maravillosa.

Llegamos entonces al tema que da título al disco y que también es el nombre de la banda, una canción cuya letra nos remite a las leyendas de la Asturias más antigua, con referencias a su mitología e incluso a un ídolo prehistórico (que también aparece reproducido en la portada del álbum). Aunque los primeros momentos del tema son tranquilos, muy pronto el tema se acelera, combinando dos voces masculinas y la de Susana en una propuesta muy conseguida. El estribillo funciona muy bien en directo, con unos coros un tanto oscuros que muy pronto se quedan en la cabeza. Durante la parte final del tema se dejan llevar por las influencias más Folk.

Llegamos a “Cunta la lleenda”, un corte en el que escuchamos a un supuesto abuelo que le cuenta a su nieto una historia, y que funciona como intro de “Siñor de la guerra”, tema en el que colabora Alberto Rionda, y en el que vuelven a recordar la tradición legendaria y mitológica de Asturias. Se trata de un tema netamente metalero, de estribillo pegadizo y ritmo rápido, en el que los instrumentos tradicionales encajan muy bien con los sonidos más agresivos. Es una canción fácil de escuchar, que también funciona muy bien en los conciertos, y en la que Rionda realiza un solo muy conseguido.

Volviendo a las letras reivindicativas, llegamos ahora a “Canciu antitaurín”, que es, literalmente, eso, una canción antitaurina en la que el grupo se muestra contrario a cualquier tipo de festejo en el que se maltrate a los toros. Empieza con una melodía de la gaita que suena por encima de la batería mientras escuchamos unos coros muy sencillos, para dar paso muy pronto a una canción rápida en la que se desarrolla una letra muy crítica.

Llegamos entonces a la que, desde mi punto de vista, es una de las joyas de este disco: “Ensín ti”. Se trata de una balada, por la que el grupo fue galardonado con el premio a la mejor canción en asturiano de 2013, lo que les llevó a representar a Asturias en el Festival Internacional de Lenguas Minoritarias. La voz de Susana se escucha por encima de un ritmo muy tranquilo, y el registro de ella, tan operístico, contrasta con la ronca voz masculina, de forma que ambas se combinan en un tema emocionante que no dejará a nadie indiferente.

Alcordanza” empieza con el sonido del bajo, al que poco a poco se van uniendo otros instrumentos, en un tema que va ganando en intensidad paulatinamente, aunque se mantiene en todo momento como un medio tiempo, con un estribillo, en el que de nuevo la voz femenina completa la voz masculina que predomina durante toda la canción. El ritmo machacón de algunos momentos nos obligará a hacer headbanging casi sin darnos cuenta, a pesar de que no es especialmente rápido.

El dragón” es un tema que empieza con mucha suavidad. Cuando ha pasado más de un minuto y medio suenan melodías tradicionales que dan paso a la voz de Susana que canta con un gusto exquisito una letra muy breve, justo antes de que un cambio de ritmo sirva para que empecemos a escuchar unas melodías de whistle y guitarra sobre un ritmo muy potente.

El disco termina con “Cuentos de terror (nun necesito ser…)”, una canción potente y machacona, que no da un momento de respiro, que es un resumen perfecto de lo que acabamos de escuchar.

A lo largo de los temas de este disco, podemos ver qué sale de combinar el amor por la tradición de nuestra tierra con las ganas de dar caña y hacer canciones. El resultado es un disco muy recomendable, que TARANUS grabaron, como ellos mismos dicen en el librero, “sin ninguna ayuda económica por parte de nadie”, solo con su “trabajo, ganas e ilusión”. Y esa ilusión y esas ganas se notan. Que nadie les pierda la pista.

TARANUS son:

Durante la grabación del disco:
Susana Mortem: Voz soprano.
Xesús Nel García: Guitarra eléctrica, gaita, whistles, bombarda y voces.
Antonio Carballo: Guitarras y voces.
Diego Díaz: Bajo y voces.
José Manuel Bernabeu: Batería.
Pindy: Gaitas, whistles y voces.

En la actualidad:
Susana Mortem: Voz soprano.
Xesús Nel García: Guitarra eléctrica, gaita, whistles, bombarda y voces.
Antonio Carballo: Guitarras y voces.
Diego Díaz: Bajo y voces.
Marco Álvarez: Batería.
Pindy: Gaitas, whistles y voces.

Track list:

1- Requiem.
2- Fame, murnia y mieu.
3- Les puertes del infiernu.
4- Taranus.
5- Cunta la lleenda.
6- Siñor de la guerra.
7- Canciu antitaurín.
8- Ensín ti.
9- Alcordanza.
10- El dragón.
11- Cuentos de terror (nun necesito ser…).

Discográfica: Santo Grial.

Puntuación: 9/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos