MACHINA – A SÍNDROME DE NERÓN

Crítica

Moviéndose entre influencias tan variadas como el Metal, el Hardcore o el Punk se sitúa el sonido de MACHINA, una banda procedente de la localidad gallega de Cerceda que lleva desde al año 2002 dando caña, con un estilo muy personal y cargado de contundencia. En 2013 nos presentaron un EP que supone ya su cuarto lanzamiento discográfico y que se titula “A síndrome de Nerón”, que pasamos a comentar.
Lo primero que nos llama la atención es la fuerza que tienen estas composiciones, en las que además el grupo ha optado por expresarse en su lengua, en gallego, con todo lo que eso conlleva a la hora de crear una música con la que se sienten identificados y de crear unos sonidos con los que se encuentran cómodos. Se trata de cinco canciones directas, cargadas de rabia y de mala uva, en las que la influencia del Hardcore es muy clara y bastante mayor que la de otros estilos
El álbum empieza con el tema que le da título, una canción potente y que desde el principio ya es caña en estado puro. Su ritmo es muy rápido, y en el estribillo se introduce una cierta melodía, que contrasta con los demás temas del disco. La voz de Martín se acopla con el resto de los instrumentos como si también fuera un instrumento, de forma que resulta un tema cargado de contundencia y de rabia.
Con mucha fuerza empieza “Acción-reacción”, una canción para la que grabaron un videoclip. Es un tema muy cañero, en el que la influencia Hardcore es evidente, y en el que Martín alterna distintos registros al cantar, enriqueciendo el tema y haciendo que resulte muy variado e interesante.
Con un riff muy agresivo y un tanto oscuro empieza “As mazás podridas”, el tema que más me gusta de este álbum. Es una canción muy rápida, que no nos da ni un segundo de respiro, que funcionará muy bien en los conciertos, con el público volviéndose loco. Sus últimos compases, en los que se repite “mellor perder” varias veces, son de una potencia salvaje.
Fódase” empieza con cierta oscuridad también, pero muy rápido gana potencia, aunque sin llegar a los niveles de contundencia de las canciones anteriores. Aunque es una canción rápida, no lo es tanto como los demás, así que puede servir para “recuperar el aliento”. Además se introducen unos cambios de ritmo que hacen que se trate de un tema diferente a los demás, y que nos deja claro que estos chicos saben muy bien como abrirse a diferentes sonidos.
El disco termina con “Odio”, una canción de riff muy reconocible, que se mueve dentro de la caña que ya habíamos tenido oportunidad de escuchar anteriormente, pero dando paso a algo más de melodía en la voz, dejando claro que la música de MACHINA tiene muchos más matices de lo que parece en un primer momento. Es una canción en la que se nota mucho más la aportación de cada músico, y que puede ser un resumen muy bueno de lo que este grupo puede hacer.
En definitiva, un álbum que gustará a quien busque los sonidos cañeros en los que las guitarras no den un momento de respiro y en el que la voz destile furia al cantar, porque tiene todo eso, pero también mucho más.
Como vemos, la de MACHINA es una propuesta muy interesante.

MACHINA son:

Martín “O Xeitoso da Rabadeira” Loureiro: Voz.
Gonzalo “Panuchas” Grela: Guitarra.
Anxiño Aguiar: Bajo.
Ángel “Ferretas” Iglesia: Batería.

Track list:

1- A síndrome de Nerón.
2- Acción-reacción.
3- As mazás mordidas.
4- Fódase.
5- Odio.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 7/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos