MASTERSTROKE – AS DAYS GROW DARKER

Descripción

Los finlandeses MASTERSTROKE se han hecho mayores. Han evolucionado y han madurado su estilo, sus composiciones y su imagen para ofrecernos un tercer lanzamiento de 11 cortes seguros de si mismos, convincentes y, en algún que otro caso, bastante poderosos.

“As days grow darker” es la continuación discográfica y, sobre todo compositiva, de la semilla que la banda plantó con su sengundo lanzamiento “Sleep”. Éste último jugaba en su día a la ambigüedad y nos regalaba temas atractivos que, por otro lado, nos dejaron a algunos con la sensación de encontrarnos en una intersección sin saber que camino tomar. Teníamos allí una base muy contundente de power metal cercano al de los 90 que se hacía acompañar de cierta melancolía en la voz de Niko Rauhala y, con ello, de melodías algo decadentes a la par que atractivas. Nos mostraban a una formación interesante pero que generaba incertidumbre…

2008, por lo visto, resolvió esa incertidumbre compositva en el seno de los finlandeses y es ahora, en 2009, cuando nosotros tenemos noticias de ello. Así “As Days Grow Darker” se planta ante nuestros oídos como la obra definitiva de MASTERSTROKE. Esa donde la personalidad, la definición y la efectividad se conjugan de forma contundente y destacada para poder declarar que el grupo es ya una formación muy a tener en cuenta en ese aún reducido tándem que forman grupos como Evergrey o Nevermore, donde la combinación entre el heavy metal más denso y contundente con la melancolía, la melodía y las atmósferas algo oscuras da lugar a un subgénero que cada vez tiene más adeptos.

La gran mayoría de los temas que componen este nuevo disco tienen ciertas características principales que, combinadas de diversas formas pueden dar lugar a la no excesiva variedad estilística con la que cuenta el grupo. Éstas son cosas como los riffs densos y machacones que varían su velocidad a lo largo del disco y que se apoyan constantemente en una conseguida distorsión del bajo, la peculiar voz melancólica de Niko (destacando por encima del resto del grupo y sin que melanconlía signifique siempre tristeza en su caso, si no también rabia muchas veces), pequeños y puntuales aportes del teclado y el piano a los temas y secciones ciertamente atmosféricas que se cuelan aquí y allá en cada uno de los temas.

Potencia, rapidez y desgarro tenemos en temas como “Wait for the fall”, “Walls of my temple” o “Stillborn”, mientras que la densidad y los estribillos algo más evocadores y voluminosos se apoderan de cortes como “Into Oblivion”, “Inside Myself”, “Unstoppable” o la final “Truth Revealed”.

Piezas más oscuras son la íntima y corta balada “Another Step Back” (que yo calificaría más bien de interludio) y la bien estructurada “Purity Fades”, así como la encargada de dar título al disco, mientras que la luz la pone “Old Wounds”, que presenta ciertas partes más cercanas a un power metal crudo y primigeneo de la formación junto a la aportación colorista de una voz femenina para ciertos coros puntuales.

Como ya he apuntado previamente, se trata de un disco básicamente de bloque, donde su mayor handicap puede ser la linealidad compositiva durante las primeras escuchas. No obstante se trata de un lanzamiento muy interesante para los fans de grupos como Evergrey, y que probablemente le abra a los finlandeses las puertas para hacerse con un nombre sólido y fuerte sobre el que desarrollar una próspera carrera. A la tercera va la vencida dicen… conMASTERSTROKE parece que va a ser así…

TRACKLIST

1 Wait for the Fall
2 As Days Grow Darker
3 Walls of My temple
4 Unstoppable
5 Another Step Back
6 Purity Fades
7 Stillborn
8 Into Oblivion
9 Inside Myself
10 Old Wounds
11 Truth Revealed

MASTERSTROKE son:

Niko Rauhala
Janne Juutinen
Markus Kekoni
Jussi Kulomaa
Marko Kolehmainen

Puntuación: 8

 Autor: Daniel Velasco Alonso