MILKING THE GOATMACHINE – BACK FROM THE GOATS

Crítica

Desde Alemania nos llega una nueva e interesante propuesta para el Metal Extremo. Con la desaparición de grupos como Nasum, la escena Grindcore parecía quedarse un poco coja, perdiendo a alguno de sus valuartes más importantes.

Por suerte parece que Milking The Goatmachine han sabido captar lo que hacía falta en este movimiento. Exhibiendo una interesante mezcla de Grindcore y Brutal Death, la formación alemana (compuesta en estudio por los hermanos “Goatleeb” y “Goatfreed” Udder y acompañados en directo por Tony “Goatana” y J.A. “Hornlicker”) nos presenta su nuevo trabajo “Back From The Goats”.

Tal y como cabe esperar en el estilo nos topamos con voces extremadamente agresivas y potentes, acompañadas de riffs auténticamente demoledores y de baterías que pasan de ser devastadores gigantes aplastando la tierra a convertirse en verdaderas ametralladoras, consiguiendo un conjunto en rápido, contundente y directo, componiendo un album de catorce canciones en el que ningún tema alcanza los cuatro minutos de duración y con el que es posible mantener un headbanging constante.

Por los nombres mencionados más arriba es fácil suponer que el grupo no esconde un particular sentido del humor, que se ve bien reflejado en sus letras y en su música (impagable la aparición estelar de una cabra y de un pasaje de la famosa marcha imperial de Star Wars). Resulta complicado destacar algún tema de esta vorágine de destrucción y brutalidad, pero personalmente destacaría “Surf Goatana”, “Rise Of The Wise Goat” y “Wasting Away”, aunque tampoco hay que dejar de lado composiciones como “A Tale Of Slaughtering”, “Eaten Blessed Scum” o “Born, Lost And Captured”.

Al principio mencionaba a Nasum y es que la mítica banda es una referencia en el sonido de este grupo, que sabe llevar la brutalidad de su música al máximo exponente, sin perder de vista una cuidada técnica en el manejo de sus instrumentos y sabiendo llevar con muy buen acierto los tempos en cada tema.

“Back From The Gotas” es un disco fácil de escuchar para los aficionados al género y que además proporciona algunos momentos verdaderamente gratificantes de brutalidad y técnica, lo que nos hace augurar un gran futuro para esta cornuda formación.

Puntuación: 7,7

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos