MISTER MACHIN – THE WORLD IS A STAGE

Crítica

A pasos agigantados y sin detenerse ni un solo momento. 3 discos en los últimos 4 años es la carta de presentación de los burgaleses MISTER MACHIN, quienes tras la edición y evolución sufrida en trabajos como “Change” y “Live Itself” nos entregan ahora este “The World is a stage”, donde no solo afianzan lo logrado hasta el momento, sino que despliegan ante nosotros todo un arsenal de futuro y actualidad del hard rock facturado en España.

Cuando uno se sienta a escuchar con detenimiento un trabajo como este “The World is a Stage” surgen varias reflexiones que definen totalmente a los burgaleses. La primera de ellas es la de que estamos ante una carrera de carácter sólido y convincente. Tanto la imagen como la producción que rodea a la banda y a su nuevo trabajo (las manos de Iker Piedrafita y sus Estudios El Sótano dan buena cuenta de ello) tienen una clara proyección internacional, de la misma forma que su estilismo musical se ancla en la actualidad y ofrece una cara realmente atractiva y atrayente para las nuevas generaciones. La segunda reflexión, que surge inmediatamente a colación de la primera, es el hecho de que la banda arriesgue y mire hacia delante, creando su propia seña de identidad sin estancarse en el pasado del estilo que practican. Con “The World is a Stage” MISTER MACHIN consiguen conjuntar ambos aspectos, el clasicismo y las nuevas tendencias, para forjar un producto sólido, para construir temas que dan sentido a la propia razón de ser de construir música hoy en día.

Junto a la inspiradora intro del álbum (“Mirrors”) la banda incluye en la reproducción diversos efectos, palabras o interludios que acompañan finales de temas de forma perturbadoramente agradable y que, en su conjunto, consiguen alejar grácil y sutilmente nuestras expectativas de encontrarnos ante un disco de hard rock al uso. En el nuevo trabajo de MISTER MACHIN hay mucho más que eso, hay una creíble variedad que se mueve entre los cortes más enérgicos y efectistas de toda la vida y los arreglos y melodías más a la vanguardia del rock actual y universal.

Todo ello nos lo encontramos reunido en cortes tan atractivos como “The World is a stage”, con su aire enérgico e hímnico, su estribillo melódico y coreable y su total candidatura a abrir los próximos conciertos de la banda, “Shine” con su aspecto arrollador, de ritmo marcado, de grandes coros y edición vocal única y característica o “Free”, mucho más agresivo en sus riffs principales, casi thrashero en su inicio, aunque de desarrollo grave y bastante sentimental.

MISTER MACHIN también denotan un claro gusto por los sonidos más cálidos y americanos de cortes como “Under the sun”, de sonido grande y de efectos especialmente pensados para enganchar a la primera, con perlas que se entrelazan entre los cortes principales, tal y como ocurre en el interludio “Surrender”, que adquiere el formato de una profunda y sureña balada con elementos que bien podrían recordarnos al más acústico James Hetfield o incluso a los más melódicos SOAD.

El disco al completo mantiene una integridad sonora realmente admirable dada la variedad de temas que nos vamos encontrando a nuestro paso, pero sin lugar a dudas habrá tres cortes que asomen la cabeza por encima del resto en la recta final. Por derecho propio, como single asequible y radiable que es, destacamos la presencia de “Energy”, un trabajo que se aleja totalmente del hard rock más tradicional para convertirse en una composición casi de rock y metal alternativo,  ese rock americano de masas que habitualmente nos encontramos en grandes producciones cinematográficas y donde bandas como NICKELBACK son una clara referencia.

Tras él nos encontramos un “Number 1” potente, sencillo y hasta predecible, pero lleno de energía y gancho, falto de todo miedo y muy desenfadado a la hora de incluir efectos electrónicos que refuercen la contundencia rítmica de su estribillo y, en definitiva, nuestra divertida escucha. Y por último “Real”, magnífica combinación de descaro y sentimiento a partes iguales, reforzado por la espectacular voz de Aurora Beltrán, quien lleva el corte a una dimensión realmente especial y única.

Desciende la originalidad, que no la calidad, en cortes como “The Thrill” (una cara algo más oscura de MISTER MACHIN), “The Show must go on” o la balada “Someday”, donde los burgaleses vuelven a demostrar su gusto por esa cara fílmica y hollywoodiense de muchos de sus cortes más sentimentales.

En definitiva, y como recalcaba al principio, admirables son los pasos de gigante que MISTER MACHIN han dado en los últimos 3 años como banda, posicionándose con discos como este “The World is a stage” como auténticos valores a tener en cuenta no solo dentro de nuestras fronteras, sino mucho más allá de ellas.

MISTER MACHIN son:

Jesús Alijo – Voz
David Sendino – Guitarras
Javier García – Guitarras
Israel Vélez – Bajo
Pablo Sedano – Batería

TRACKLIST:

01.  
Mirrors (intro)
02.  The World is a stage
03.  Shine
04.  Rise (Interlude)
05.  Free
06.  Under the sun
07.  Surrender (Interlude)
08.  Energy
09.  Number 1
10.  The Thrill
11.  Real
12.  The show must go on
13.  Someday
14.  Hero (Bonustrack)
15.  Energy (Radio Edit Bonustrack)

Puntuación: 8

Discográfica: Maldito Digital

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos