MOTÖRHEAD – CLEAN YOUR CLOCK

Crítica

Se suele decir que, cuando uno “pasa a mejor vida”, es raro que se hable mal de él. En el caso de las estrellas del rock, su vida personal queda muchas veces diluida en lo que el artista de turno ha significado para el mundo de la música, sin importar si “ha sido bueno” o “un cabronazo”. Sinceramente creo que, en el caso de Lemmy, se habla bien de él tras su trepidante enfermedad y muerte… con razón.

udrpage_artistheader_motorhead_160330

Lemmy no hizo demasiado ruido para marcharse, ¡y eso lo digo, nada menos, de quien desde 1975 lleva atronando los oídos de la peña con sus temas! Se nos fue con las botas puestas, arriba del escenario hasta el final, con un par, sin desfallecer… así podría seguir horas tirando de tópicos que califican el trabajo que este icono ha tenido a bien ofrecer al mundo del rock; a ese mundo en el que, por causas asociadas al imparable paso del tiempo, vamos perdiendo a los grandes uno tras otro.

Éste que escribe era un pimpollo imberbe cuando se hizo con el vinilo de “Iron Fist” y lo escuchó una y otra vez; aprendí sus letras, salté al ritmo de sus temas con mi entonces guitarra española en ristre… hasta que los microsurcos de vinilo de poco de incendian. Y ése fue el principio de una historia personal con MOTÖRHEAD cuya evolución me lleva a calificarles como una de las bandas de mi top-ten de siempre. No es por su calidad; no es por lo sofisticado de su música… es porque son MOTÖRHEAD.

Y punto.

He podido verles en directo sólo en tres ocasiones. En la última de ellas, cuando nos apiñaron en Leganés cual carne de transporte porcino para disfrutarles con SAXON y JUDAS (año 2011), sinceramente creo que estaban empezando ya a ralentizar la marcha. Quizá aquella gira del The Wörld is Yours fue de las últimas que Kilmister hizo en una forma aceptable. Aun así, el nivel de los discos no bajó demasiado y todos pensábamos que teníamos “MOTÖR” para rato… pero no.

Tras la muerte de su líder, tengo “entre las orejas” un documento grabado a cinco semanas de ese hecho, en el Zenith de Múnich, los días 20 y 21 de noviembre pasados, aunque el último concierto fuera el 11 de diciembre en Berlín, cuando a Kilmister le quedaban literalmente dos semanas de vida. Sin palabras…

El plan es ponerlo en la calle el 27 de mayo próximo bajo el título “Clean Your Clock”. Los formatos serán CD, CD+DVD, Blue-ray, Blue-ray + DVD y descarga, así como dos LPs coloreados con una presentación “pop-up”, que quizá sea lo más atractivo. También habrá una edición en caja que vendrá con una medalla de MOTÖRHEAD, así como una edición muy limitada de la misma en la que la medallita será de oro o plata.

Por si esto fuera poco, como curiosidad, hay una empresa de máquinas tragaperras que personalizará una de ellas con logos, fotos y música de la banda de Lemmy, y que podréis ver -y usar- en unos casinos on-line de nacionalidad sueca de cuyo nombre no quiero acordarme.

No me extenderé en lo que encontramos en el disco porque, sin duda, no pasará a la historia por su contenido. La baja forma del otrora gran devorador de Jack Daniels es un hecho, y con él la banda no puede sino ir a medio gas. Sin embargo, sí tiene un valor inconmensurable como documento, y para “completistas” y coleccionistas en general, es una edición totalmente imprescindible.

Por supuesto, hay muchos clásicos inmortales de la banda británica y algunos temas de su último disco, ese “Bad Magic” de agosto pasado que nos dejó buen sabor de boca, sin ser de lo más destacable en la carrera de MOTÖRHEAD, pero cumpliendo sobradamente.

Lo que sí quiero destacar, y me parece digno de admiración, es que a Lemmy se le nota cómo se esfuerza por dar a sus fans lo que le piden. Me da la impresión, y creo que no equivocada, de que a lo largo del disco se vislumbra a la legua la voluntad de agradar, aun siendo consciente de que no está para muchos trotes, de darlo todo por aquello en lo que cree… y no es un mero tópico. Un frontman casi acabado nos deja su testamento musical en este disco, nos grita que ahí ha estado hasta el final con los suyos, agradeciendo su apoyo como mejor sabe hacer.

En su honor, que suene más fuerte que nunca el “We are Motörhead; we play rock and fucking roll”!!!!

Motörhead fueron:

Ian Fraser “Lemmy” Kilmister – bajo y voz.
Philip Anthony “Wizzö” Campbell – guitarra y voz.
Michael Kiriakos “Mikkey Dee” Delaouglou – batería.

Temas:

01 Start
02 Live Intro
03 Bomber
04 Stay Clean
05 Metropolis
06 When the Sky Comes Looking for You
07 Over the Top
08 Guitar Solo
09 The Chase Is Better Than the Catch
10 Lost Woman Blues
11 Rock It
12 Orgasmatron
13 Doctor Rock Pt 1
14 Drum Solo
15 Doctor Rock Pt 2
16 Just ‘Cos You Got the Power
17 No Class
18 Ace of Spades
19 Whorehouse Blues
20 Overkill

Discográfica: UDR Music.

Puntuación: 7 / 10.

Autor: Manuel Martínez Ferrándiz.

<< volver a discos