Nicotine Bubblegum – Nicotine Bubblegum

Crítica

La historia de NICOTINE BUBBLEGUM empieza en el año 2002 cuando, de las cenizas de otra banda llamada INSPIRAL surge este grupo enfocado hacia una música instrumental muy influenciada por el Power Metal. Sin embargo, a partir de 2003 empiezan a funcionar con Víctor Fernández, hoy en DOXA, como cantante, y el grupo evoluciona hacia sonidos más alternativos. Más tarde entrará a las voces Sergio Borrego, dando lugar a una formación que se mantendrá hasta 2012, cuando Sergio abandona la banda, que vuelve a ser instrumental. Sin embargo, muy pronto se unió a ella Luis Miguel Díaz, alias Leather Rose, cantante de los LEATHER BOYS, y el guitarrista Noé Grigera comienza a hacer coros y voces guturales. En 2017 el batería original deja la banda y lo sustituye Aitor Castro, con lo que la formación queda finalmente establecida, con Pablo Fernández al bajo.

En 2018 el grupo grabó y presentó su EP de debut, llamado como ellos, en el que nos presentan cinco temas largos y densos, muy alejados de lo que nos podríamos esperar conociendo la otra banda en la que milita el vocalista, en las que hay influencias muy claras de bandas de los años noventa, como SOUNGARDEN. Pero vamos a verlo con más detalle.

Empieza el álbum con los sonidos densos de “Space eyes”, un tema que muy pronto se queda en la cabeza, y en el que destaca mucho el cambio de registro de Luismi con respecto a su labor en LEATHER BOYS. En lo que se refiere a la instrumentación, los sonidos son contundentes y pétreos, con algunos escasos momentos de oscuridad que encajan muy bien con la oscuridad de la letra.

Seguimos con “Murder inside”, una canción que empieza con cierta densidad para desarrollarse con mucha contundencia hasta un estribillo muy efectivo con el que el tema gana intensidad. De nuevo, la música es muy contundente, aunque sin la oscuridad que escuchábamos en algunas partes del tema anterior.

Goblin day” empieza con potencia, cierta velocidad y un riff muy reconocible, sobre el que Luismi grita justo antes de arrancarse a cantar. Después, la canción se desarrolla con densidad hasta llegar a un estribillo más intenso. En la parte final del tema se escucha por debajo de la voz de Luismi un punteo muy sencillo pero muy logrado.

Con cierta oscuridad empieza “I don’t know”, un tema que posteriormente se desarrolla con mucha fluidez, hasta llegar a un estribillo muy pegadizo que se queda en la cabeza desde el primer momento.

El disco termina con “Red ghoul”, una canción que empieza con cierta velocidad y con mucha contundencia. Es un tema en el que se incluyen algunos cambios de ritmo muy bien introducidos que enriquecen mucho el tema y hacen que sea muy diferente a los demás del álbum. Además, la canción tiene partes muy potentes que se quedan en la cabeza desde el primer momento.

En definitiva, cinco canciones densas, con mucha contundencia y casi sin punteos de guitarra, en las que las letras destilan oscuridad y pesimismo, pero que están muy bien construidas.
NICOTINE BUBBLEGUM son, sin duda, un grupo a tener muy en cuenta.

Tracklist:

1. Space eyes.
2. Murder inside.
3. Goblin day.
4. I don’t know.
5. Red ghoul.

NICOTINE BUBBLEGUM son:

Luis Miguel Díaz: Voz y coros.
Noé Grigera: Guitarra y coros.
Pablo Fernández: Bajo.
Aitor Castro: Batería.

Discográfica: Rock CD.

Puntuación: 8,5/10

Autor: Pablo Folgueira.

Facebook Oficial de Nicotine Bubblegum

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/nicotine-bubblegum-nicotine-bubblegum">
Twitter
<< volver a discos