OXIDO – DIEZ BALAS

Crítica

Hace unos pocos meses que los pamplonicas ÓXIDO lanzaron su primer álbum. Lo sacaron semanas después de haber teloneado a HELIX el 17 de mayo en la Casa de Cultura de Burlada. Parte de su setlist era el disco entero y alguna versión de los grupos anteriores en los que se hallaban algunos de sus componentes, por ejemplo, GANDALF. Siempre versionan el tema de Forever de Y&T (personalmente me gustaría que hicieran la versión de ROB ROCK, que mola cantidubi). Pero dejándonos de cosas del pasado, en mis manos tengo (ahora mismo no, porque estoy escribiendo con el teclado) el álbum debut de los ÓXIDO.

oxido_06La portada es un paisaje bucólico… Que no, es broma. Es un paisaje urbano postapocalíptico, una niña con dos coletas con el vestidito lleno de sangre y diez balas en el suelo. Todo hecho por ordenador. Cabe destacar la presencia de una margarita que está ahí porque sí. El caso es que el conjunto me recuerda a cierto videojuego para la play uno que sacaron en el año 2000, Messiah se llamaba, por aquello de los gráficos, quizá esté hecho adrede para darle un toque retro. La niña da miedito.

El resto del libreto esta muy bien compuesto: cinco canciones, foto central de la banda y otras cinco canciones (ausencia de tildes en las diez) y el tambor de un revólver al que le quedan dos balas, imagen que se repite en lo que es el compact y que queda fetén.

Al lío.

Primer tema, El Quinto Ginete. Los primeros riffs, sencillos y contundentes, heavy metal clasicorro, de toda la vida, del que siempre ha escuchado tu tío el heavy que ahora está calvo y lleva Paredes de velcro en vez de J’hayber blancas de bota. Pero, ¡oh! Me encuentro con algo en la primera estrofa: “Quieres tener todo el mundo a tus pies/ sube hacia arriba y dime lo que ves”. Una redundancia, un error gramatical que no se puede permitir en una canción. Pero, ¿cuántos grupos de heavy metal ibero la ha pifiado gramaticalmente en sus letras? La lista es interminable, abrid vuestras trompas de Eustaquio y el diccionario y los sabréis.

Al margen del pequeño desliz, la canción está muy bien compuesta, es compacta y denota calidad compositiva. Mucha destreza musical por parte, sobre todo, de los dos guitarristas que destacan por encima de la bases rítmicas.

Oxidados, tiene un dueto de guitarras que engancha y que te apetece oír una y otra vez. La batería suena contundente, suena cañón. La canción en sí, trata sobre ellos mismos, que llevan años en esto de la música y se dedican a hacer lo que tienen que hacer, como bien he dicho antes, heavy metal de toda la vida. Ya sea hierro o plomo, el metal con los años se oxida, pero ahí está, dispuesto a golpearte la cabeza. Pero estos cuatro tipos no están oxidados para nada, sino este CD sonaría bastante diferente.

Un Lado del Cinturón podría confirmar lo que ya he dicho en la descripción de la primera portada: “Aislado del entorno/ entre videojuegos de asalto”. El tercer tema comienza con un disparo. La canción está elaborada en lo que a composición instrumental se refiere, pero en lo vocal, no se le entiende muy bien al cantante, quizá esté la voz algo baja. Ojo que me lo he puesto en mi mp3 acuático, en el PC con los auriculares buenos y en el Savatagemóvil. En el estribillo sube la voz y el tono del cantante, que está al ras de desentonar, pero no. Aguanta los agudos como un campeón.

Naúfrago. Mi favorita del redondo sin duda. Riffs sencillos y rimas simples. Con el tema de las rimas consonantes no se debería jugar, pero la verdad es de las pocas veces que escucho un grupo en castellano que juegue en una canción entera con rima consonante y quede bien. El tema trata sobre las drogas, claramente.

Falsas promesas es heavy clásico en la que el bajista toma bastante protagonismo, los duetos de guitarra son impresionantes. ¿El tema? La violencia de género. Más rimas consonantes muy bien jugadas.

oxido_01Paraíso Mortal está bien a nivel instrumental, en general, pero vuelve a fallar la voz. Mejor dicho las voces, porque se alternan dos voces, la uno de los guitarras y el bajista, que en algún momento uno de los dos se sale de tono o lo parece. La letra da un poco de mal rollo porque habla de la inmigración y cuenta como muere un bebé de tres meses. Nada lejos de la realidad, por supuesto, hay que abrir los ojos del populacho que no se entera de qué está pasando realmente en nuestros mares. Pero este tema en instrumental y hubiera ganado muchísimo, que no está mal, ojo.

Divina Sinrazón empieza de maravilla, la canción más dura del disco puro heavy metal rallando el thrash. Pero cuando llega el estribillo, con unos coros que imitan algo árabe, es difícil de escuchar. Como cuando ves a una tía fea por la calle y dices que es difícil de ver, igual. Sólo es esa parte arabesca, el resto es muy cañero y la guitarra solista se lo curra muchísimo en el solo terminando con un dueto para dar comienzo a unos riffs machacones.

Esclavos empieza como una balada pero no es tal, la primera estrofa es lenta y está cantada por el bajista y en la segunda estrofa entra la caña y canta el otro guitarra cantante. Los riffs en el estribillo son pesados y van acompañados de una letra al más puro estilo JÚPITER (los de Narciso López, no los nipones). No vas a poder evitar reírte, está genial. No voy a desvelar ni que tema trata, hala.

Ride Like The Wind, y piensas ¿versión de los Saxon? ¿Versión de Christopher Ross? ¡No! Es la oda perfecta a la típica furgoneta de llevar los instrumentos. De principio a fin, hard rock 100% ibero de los 80, esta sí que sí me recuerda a JÚPITER a topener.

La hora de las Brujas como colofón final del disco. Los riffs enganchan, están de muerte. La batería en perfecta conjunción con la línea de bajo, pero otra vez nos encontramos con la voz del cantante en el estribillo. Qué no, qué no y qué no.

En general el disco destaca por un flashback a la época dorada del heavy metal en esta península, por lo cual resulta bastante anacrónico, cosa que personalmente agradezco ya que pocas bandas actualmente se atreven con lo de siempre sin meterle alguna modificación moderna, ya sea en la grabación o en la mezcla.

Estoy segura que mucha gente que escuche este disco se verá transportada a los años de su juventud cuando aun le entraban los elásticos e incluso se tenía que poner cinturón porque se le caían. O habrá otros que descubrirán un nuevo universo de grupos míticos.

La verdad es que ganaría un diez pleno si hubieran cuidado el tema vocal. He de confesar que tenía expectación de qué me iba a encontrar, ya que esta banda ha tenido dificultades a la hora de encontrar un cantante y han tenido que ser dos de sus componentes quienes se dediquen al tema de la voz. Algo que ha mejorado notablemente desde que los vi en el escenario por primera vez, pero que tienen que seguir esforzándose para lograr la perfección íntegra en la composición de los temas ya que la voz es algo muy importante a la hora de grabar un disco. Pero la verdad es que está todo extraordinario, quitando los puntos que he resaltado en algún estribillo.

Espero que dediquéis algo de vuestro tiempo a escuchar detenidamente este disco ya que merece la pena. La primera vez os asustaréis, pero luego no podréis parar de escucharlo.

Con esto y un bizcocho…

1982095_487029161397148_154806763600709155_n

Oxido son:

FERMIN LANZAS: Bajo y voz
FELI JIMENEZ: Guitarra y voz
XABI BARÓN: Guitarra
JUANMA CABALLERO: batería

Tracklist:

1- El Quinto Jinete
2- Oxidados
3- A Un Lado del Cinturón 4- Náufrago
5- Falsas Promesas
6- Paraíso Mortal
7- Divina Sinrazón
8- Esclavos
9- Ride Like The Wind
10- La Hora de las Brujas

Puntuación: 8/10

Discográfica: Autoproducido – Grabado y Mezclado en Salas On/Off (Pamplona)

Autora: Yaizzy GV

<< volver a discos