PAIN OF SALVATION – ROAD SALT TWO

Crítica

Daniel Gildenlow y los suyos regresan a la escena con la segunda entrega de “Road Salt”. El nuevo disco del combinado sueco se nos presenta aún más variado y ecléptico que su predecesor (algo que parecía difícil de conseguir) logrando que el resultado final sea simultáneamente más complejo, progresivo y lleno de detalles como fácil de digerir.

¿Y cómo es posible conseguir este resultado? Pues echando un vistazo al tracklist del disco y deteniéndonos en temas como la intro “Road Salt Theme”, “Softly She Cried”, “Healing Now”, “To The Shoreline”  o el interludio “1979”, parece que la respuesta es bien sencilla: construir un álbum cuyas pistas presenten una duración moderada (entre tres y cinco minutos) y que muestren el máximo cuidado hasta en el más mínimo detalle. A ello debemos sumarle, por supuesto, el talento que despliega el grupo en cada una de las interpretaciones.

Este disco nos presenta a unos Pain Of Salvation muy desenvueltos, que se muestran perfectamente capaces de pasar de un estilo a otro completamente dispar sin ningún tipo de problema, algo que habla mucho a favor de su capacidad como intérpretes. Además del sobresaliente trabajo de Daniel (especialmente a la voz) no hay que dejar pasar la exhibición de Leo Margarit a los parches, que parece luchar en cada disco por hacerse un hueco entre los baterías más destacados de la escena actual.

El tracklist de este redondo nos presenta también cortes como “Eleven”, “The Beeper Cut” o especialmente “The Physics Of Gridlock”, que extienden su duración entre los seis y los ocho minutos y medio, un tiempo que la banda aprovecha plenamente para dar rienda suelta a sus inquietudes compositivas y aunar en una misma pista varios de los estilos y tendencias que despliegan a lo largo del plástico. Desde el más puro rock hasta un metal progesivo de corte muy actual, el conjunto sueco nos ofrece una de las apuestas más arriesgadas que podremos encontrar en el mercado actual, ya que no es posible encuadrarlo en ningún género concreto, lo que puede despistar o incluso desagradar a un buen sector del público.

No obstante aquellos que prefieren centrarse en la música y olvidarse de las etiquetas encontrarán en este disco un desafío que abarca desde sintetizadores hasta pequeñas secciones orquestales (reconocibles en “Road Salt Theme”, “1979” y “End Credits”). Quizás con menos fuerza que la primera entrega (en aquel disco nos encontrábamos cortes tan adictivos como “No Way” o “Sleeping Under The Stars”) esta segunda parte de “Road Salt” cuenta con un conjunto más sólido y unas tendencias más eclécticas que, sin duda, serán del agrado de los fans más afines al rock y metal progesivo.

 

Puntuación: 9,5

Discográfica: Inside Out

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos