PRIMAL FEAR – 16.6 (BEFORE THE DEVIL KNOWS YOU'RE DEAD)

Crítica

Es realmente reconfortante presenciar como aquellos grupos que en tu juventud, en esa adolescencia en la que una música como esta se abre ante ti con unas fronteras invisibles e inimaginables y te conquista, van consiguiendo poco a poco hacerse con un nombre y una referencia en lo que probablemente le contaremos a las próximas generaciones que vivimos y disfrutamos en directo y año tras año. Es cierto que la década de los 90 nunca será comparable al hervidero musical en el que se convirtieron sus predecesores años 80, y que cuando la generación que durante la última década del milenio estábamos en dura lucha contra el acné y las hormonas, los grandes reyes de esto que llamamos heavy metal ya disponían de su corona y su trono. No habíamos podido asistir al ascenso a los cielos del metal de grandes como IRON MAIDEN, JUDAS PRIEST, METALLICA, GUNS AND ROSES o DIO, por citar algunos, y nos tuvimos que conformar con otro tipo de revolución de menor escala pero no por ello menos importante o reseñable. Un servidor se siente bien cuando echa la vista atrás y puede contar como ha visto el ascenso y consolidación de grandes de la escena actual como pueden ser BLIND GUARDIAN, STRATOVARIUS (ascenso, caída y renacimiento en múltiples formas), HELLOWEEN, GAMMA RAY, etc…

Entre todos ellos, y gracias a una constancia y una calidad dignas de mención, a nadie se le caerán ya los anillos en reconocer que se encuentran los germanos PRIMAL FEAR. 7 discos a sus espaldas y uno más, el que nos ocupa, a punto de salir este 22 de Mayo de 2009, avalan una trayectoria impecable, puede que con altibajos pero llena de grandes momentos para el heavy metal internacional y una contrastadísima valía por parte de unos músicos que también son referencia dentro del metal. Y como tal este “16.6 (Before the devil knows you are dead”) es por derecho propio uno de los lanzamientos más destacados y esperados de lo que llevamos de año (con permiso de lo que queda por llegar).

Dicho todo esto estamos ya preparados para entrar en materia y comentaros las impresiones que, tras largas escuchas nos ha traído este nuevo disco de PRIMAL FEAR donde una de las novedades más importantes es la incorporación a las guitarras, tras la baja de Stefan Leibing, del sueco y polifacético Magnus Karlsson. Su aportación, lejos de lo que pudiéramos pensar de dar una mayor complejidad a las estructuras de los temas del grupo, cabe decir que ha encajado a la perfección con las necesidades sonoras de éste, lo cual no deja de ser una sorpresa (no por incapacidad, entiéndaseme) si atendemos al variado legado que este guitarrista tiene ya a sus espaldas.

Otro de los puntos a destacar de este “16.6”, a parte de ofrecernos una portada que nos enseña de nuevo al águila de la banda más definido pero en un dibujo y rodeado de un impactante halo de oscuridad, es el regreso al sonido más directo y primigenio del grupo, así como el gran volumen de material que nos traen los germanos bajo el brazo. 15 temas, entre ellos una intro, que nos van a tener entretenidos y disfrutando del heavy metal de PRIMAL FEAR durante casi 70 minutos en varias formas, aunque con un denominador en común: el de una banda que sabe a lo que juega, que se reconoce a sí misma en lo que hace y que posee la voz de un Ralf Scheepers que está, simple y llanamente, enorme de principio a fin.

Este es sin duda uno de los aspectos más destacables del disco. Ralf está en su mejor momento, modula y transmite la energía que necesita en cada instante y sea cual sea la clase de tema que está interpretando. Realiza una interpretación soberbia y da alas a todo lo que se le ponga por delante.

En cuanto a los temas, como ya hemos apuntado, hay un poco de todo, no obstante son 14. Desde las composiciones más rápidas y clásicas de la banda con riffs muy heavys y potentes y voces muy agudas y poderosas, a otros de un calado mucho más pesado y crudo o incluso momentos que incorporan elementos más sinfónicos y elaborados, como ya hiciera el grupo en su predecesor “New Religion”.

Si hablamos de velocidad el disco tiene grandes momentos como la inicial “Riding the Eagle”, muy clásica, muy Gamma Ray, que solo adolece de un poco de falta de personalidad. En su línea aparecen a lo largo del disco cortes como “Under the radar”, con un estribillo muy sencillo y pegadizo y un gran riff acompañante y persistente que no cesa en su intento de hacernos mover la testa, “Night after night”, un tema que pierde fuelle con las escuchas, y la final “Scream”, uno de los mejores en este aspecto emocional y heavy (a pesar de encontrarse en un lugar que creo que no le corresponde).

La sección más heavy y aplastante de PRIMAL FEAR surge en cortes como “Six Times Dead”, magistral y poderoso single (quizás solo un poco repetitivo) que está destinado a liderar este lanzamiento en cotas parecidas, aunque sin duda no de forma tan brutal, a como ya lo hizo el famoso “Metal is Forever” allá por 2004. Le siguen a la zaga otros como el medio tiempo amacarrado que es “Killbound”, que tiene algo que no acaba de convencer, y la divertida “Smith and Wesson”, un sencillo ejercicio de heavy metal cuyo puente y estribillo lo dominan con su energía por completo. Para acabar con este combo podríamos terminar comentando un corte como “Soar” que tiene estructuras realmente novedosas dentro de los planteamientos estilísticos de un grupo como PRIMAL FEAR. Riffs entrecortados reinan en una pieza ligeramente alternativa que bien podría haber sido sacado, en ciertas partes, del último disco de los americanos Disturbed, si bien finalmente no llega a cuajar cuando un estribillo mucho más típico y predecible nos deja a medio camino entre una cosa y la otra, es decir, en la nada.

Quienes tengáis aún en mente lo bien que jugaron los alemanes con los elementos sinfónicos en un tema como “Fighting the Darkness”, de su anterior disco, podréis realizar un nuevo acercamiento a esta faceta del grupo en un corte como “No smoke without fire”, aunque no de forma tan magistral.

Siguiendo en esta última línea de temas largos y elaborados aparecen, en diferentes lugares del disco, cortes como el clásico tema de motivos arabescos “Black Rain” (¿por qué el mundo arábigo es tan recurrente en los discos de heavy metal?…), que evoluciona de una forma perfecta aunque predecible hacia un estribillo donde Ralf vuelve a sorprendernos una vez más, y “5.0/Torn”, donde la mano de Magnus Karlsson aparece de forma absoluta y definitiva para convertir esta composición de más de siete minutos en un temazo de factura instrumentalmente muy coral y que marca un antes y un después en nuestra escucha del disco. Las guitarras de este tema se paladean con un gusto exquisito.

Terminamos este análisis comentando 2 temas más, la presencia de una balada como “Hands of time” que parece como si no encontrase del todo su lugar dentro del plástico por su aire hardrockero y algo convencional, pero que consigue emocionar durante los instantes en que la voz de Matt y Ralf se unen a dúo durante su sentido estribillo, y “Cry Havoc”, simple y pura diversión hecha heavy metal… don’t fuck with my life!!!

Y esto es todo amigos, PRIMAL FEAR están de vuelta con un disco voluminoso que derrocha estilismo y clase pero al que sin duda le sobran minutos y le falta, sobre todo en la segunda parte del disco (tras un corte como “No smoke without fire”), algo de chispa, algo de magia o alguno de esos momentos que sean capaces de erizarte el vello del todo o convertir tu sangre en metal y la piel en cuero negro… La cantidad no viene a ser normalmente una virtud en un grupo como PRIMAL FEAR y 15 cortes es una apuesta que puede caer en el error de parecer repetitiva en ciertos momentos… pero lo que es seguro es que, si ya te gustaban será, como ya viene siendo habitual por parte de este impresionante combo germano, una compra más que segura llena de diversión y heavy metal europeo a raudales (eso si, se recomienda una escucha preferiblemente por etapas…).

PRIMAL FEAR

Ralf Scheepers – Voz
Henny Wolter – Guitarras
Magnus Karlsson – Guitarras y Teclados
Randy Black – Guitarras
Mat Sinner – Bajo y Coros

TRACKLIST:

01. Before The Devil Knows You’re Dead
02. Riding The Eagle
03. Six Times Dead (16.6)
04. Black Rain
05. Under The Radar
06. 5.0 / Torn
07. Soar
08. Killbound
09. No Smoke Without Fire
10. Night After Night
11. Smith & Wesson
12. The Exorcist
13. Hands of Time
14. Cry Havoc
15. Scream
Puntuación: 8

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos