PURE INC. – PARASITES AND WORMS

Crítica

Seguramente muchos no hayan oído hablar de este grupo, pero eso va a cambiar con este pedazo disco que han lanzado al mercado. Parece que en Suiza hay una tendencia a que aparezcan muy pocas bandas de peso internacional, pero las que aparecen son auténticas leyendas. Por ejemplo podemos nombrar a Celtic Frost y Coroner, verdaderos innovadores y visionarios, y quién sabe si Pure Inc. llegarán tan alto como ellos, pero de lo que no hay duda es que Parasites And Worms es un gran disco, de lo mejor que ha salido en su género este año.

Si tuviéramos que describir su sonido nos meteríamos en problemas. Lo más aproximado sería una mezcla (atención) entre Masterplan y Soundgarden. ¿Imposible? Eso creía yo hasta que Pure Inc. han demostrado lo contrario. Veamos el lineup:

Gianni Pontillo (Voz)
Sandro Pellegrini (Guitarra)
Hoffi (Bajo)
David P. (Batería)

Y el disco empieza, como no podía ser de otra forma (chiste malo) con “The End”. Y cómo empieza, con un riff duro y muy heavy, que rápidamente cambia y se mete en el terreno del Grunge, acompañado de las voces de Pontillo que se nos muestra como un gran vocalista. Su estilo recuerda a Masterplan (al gran Lande en ciertos aspectos), aunque menos potente y con una voz algo más aguda. Ahora que ya hemos calentado motores con este tema, pasemos al siguiente…

“Evenmore” ya empieza con un riff alejado del Heavy más tradicional, y desarrolla un tema algo más lento y sólido. Aparte de eso hay que felicitarlos por la producción, porque sí, ¡se oye el bajo! Y vaya cómo se oye, es una parte fundamental de la banda. Si hubiera que sacar alguna pega al tema (y esto ya es cosa de gustos) es el estribillo, que parece demasiado “singalong” para lo duro del resto del tema. Y ojo a la parte en la que un lead de guitarra detiene el tema y lo lanza de nuevo a 1 minuto del final. Eso es tener sentido musical.

Vayamos a por un tema más potente aún. “Serenade Of Agresión” es más metalero, y vemos a un Pontillo totalmente desatado y demostrando su registro y potencia. Más desgarrado que Lande pero menos fuerte, se podría decir. Y esto no desmerece en absoluto su capacidad, porque hace un gran trabajo. En este tema, ya que tiene un aire más metalero, también introducen un solo a la vieja usanza, aunque lo detienen y lo acaban convirtiendo en un riff que introduce una parte lenta del tema. ¿Alguien da más en originalidad?

Y ahora una balada. “Carrie´s Alone”. Mejora según avanza, porque al principio puede parecer algo sosa. Pero incluso en el primer minuto, donde más parado está el tema, ya vemos algunos momentos de calidad, hasta que lanzan el potente estribillo que sin duda será bien recibido en los directos. Pontillo está más cómodo en las partes más fuertes del tema, y eso le quita algo de pegada a las partes más suaves, pero pese a eso sacan adelante un buen tema.

Cambio de registro. Un tema Grunge y de sonido sucio. “Drowning In Your Blood” es todo un trallazo, y si alguien se había aburrido con “Carrie´s Alone” (algo difícil, por cierto), aquí va a encontrar fuerza y garra para repartir. Y a un impresionante Pontillo en el estribillo, llegando muy alto y con fuerza. MUY alto de hecho, con lo que incluso a quienes no les guste el tema (también algo difícil) al menos disfrutarán de las habilidades de Pontillo. Por cierto, es uno de los mejores temas del disco.

“Darkened Glow” es difícil de describir, parece estar a medio camino de cualquier género imaginable. Y ahí está su mayor ventaja, que va tomando forma según avanza y acaba siendo uno de los temas más “Masterplan” (por decirlo de alguna manera) del disco. Cierto aire Power, que se añade a los toques Grunge, Heavy y quién sabe qué más con cosas como el solo que nos meten… Pure Inc. han creado un estilo propio que funciona a la perfección, y eso es algo que no todo el mundo puede hacer. Escuchar este tema y compararlo con el resto del disco nos deja claro que estamos ante un grupo con una enorme capacidad. Y lo más importante de todo, incluso supera en calidad a “Drowning In Your Blood”.

Un comienzo tranquilo para “Home” nos trae a terrenos bastante más cómodos para quienes oyen el disco en casa. Un tema a mid-tempo, con aires de balada pero que no es una balada. Aquí vemos cómo entienden las melodías, y cómo las hacen avanzar a través de la enorme voz de Pontillo (ya sé que me repito), y ya no digamos la parada en seco que hay delante del estribillo. Otro temazo más para la lista.

Y ahora sí que va a haber caña, con un tema que empieza con un riff Thrash. Sí, Thrash, que, por si fuera poco, se acaba convirtiendo en Grunge. “Raise Hell” es otro tema de mezcla de estilos, con lo que ya tenemos Grunge, Heavy, Power, Thrash… podemos ver de todo en este soberbio disco, y en este tema en concreto hay más experimentos, sobre todo con el falso solo que en realidad son dos leads juntos. Pero para los fans de los solos, hay un segundo solo, esté si que es de verdad, y es muy consistente. A este paso quién sabe dónde va a acabar este disco…

“Dead Calling” es una balada. El principio nos lo deja claro, aunque quién sabe qué se puede esperar de un grupo que juguetea con los géneros y los registros… Pero esta vez sí que nos dejan una balada de las de toda la vida, ejecutada perfectamente por todo el grupo y dejando feeling y fuerza a partes iguales con el estribillo. Si nos fijamos, este disco es como una montaña rusa que cambia de ritmo constantemente, y aún no ha terminado.

“Won´t Get Back” amenaza con ser un tema potente desde los primeros acordes. La batería lo dice, aunque la guitarra sea muy suave. 20 segundos es lo que Pure Inc. necesitan para preparar un nuevo trallazo que sobre todo destaca por su excelente riff principal, todo un ejemplo de técnica y potencia juntas. Un temazo más, y ya se pierde la cuenta de cuántos momentos brillantes hemos visto en el disco. Ya sean las tremendas voces de Pontillo, los riffs de Pellegrini, la sólida batería de David o el hipnótico bajo de Hoffi, todos han demostrado que son perfectamente capaces de ofrecer calidad y que ante todo son un grupo.

Y vamos a cerrar el disco con “The Last Remaining Song”, que empieza en un terreno extraño y un Pontillo que canta como una bestia mostrándonos una faceta más de su privilegiada voz. Imaginad lo que va a pasar en este tema, que es la auténtica traca final del disco. Para empezar es el doble de largo que los demás temas, y para terminar es el más aventuroso con los cambios de género. Un tema que apunta maneras para convertirse en un clásico, aunque quién sabe cómo pasará el tiempo para esta gente. De momento, el disco ha terminado y deja una gran impresión. Hay futuro para esta banda.

Por último, una curiosidad sobre el nombre del disco. Un disco que se llama “Parasites and Worms”, de una banda que se llama Pure Inc. y con una portada llena de gusanos… todos los que lo ven por primera vez se preguntan lo mismo:

¿Es un disco de Death Metal?
No.

Puntuación: 9.3

Autor: Javier Vázquez (Kapu)
<< volver a discos