SAXON – SACRIFICE

Crítica

Con 37 años a sus espaldas, SAXON no son precisamente unos desconocidos en estos lares, son unos habituales por nuestras tierras y, permitidme la expresión, están viviendo una segunda juventud musical facturando grandes trabajo como “Into the Labyrinth” o su anterior LP, “Call to Arms” (por poner ejemplos).

“Sacrifice” es su más reciente trabajo, publicado hace apenas dos meses y no puedo sino quitarme el sombrero ante el buen hacer de los británicos y el como con una carrera tan dilatada y exitosa no se dedican a vivir de las rentas (como otras y famosas bandas) de sus temas de era dorada de la NWOBHM y sacan adelante bellos e interesantes discos como este que nos ocupa. Chapeau SAXON, chapeau.

El álbum comienza con la intro “Procession”, con sonidos y tonos que relacionan el tema con la portada del álbum, es decir, aquella américa prehispánica. Aquello se hace más evidente con el tema que da nombre al LP, “Sacrifice”, un tema heavy, potente, un puñetazo en la cara que nos da SAXON para demostrar que aquí vienen a hacer que nos rompamos el cuello.

“Made in Belfast” peca, a mi juicio, de un estribillo poco logrado, pero no deja de ser un corte interesante, puesto que la entradilla al estribillo y los ritmos de guitarras son la base y consiguen suplir esa carencia (a mi juicio) de enganche por parte del estribillo. Sonidos de bólidos a máxima velocidad abren el tema “Warriors of the Road”, retomando la velocidad, el heavy metal de la New Wave, en este caso sí que aciertan con el estribillo y con todo el tema en general.

El cuarto tema es “Guardians of the Tomb”, que abre el trío de temazos dentro del álbum. Esta vez la banda nos traslada a la historia del primer Emperador de China (Qin Shi Huang), su obsesión con la inmortalidad y el génesis de los famosos soldados de terracota que guardan su tumba. Las guitarras iniciales con deje a ritmos orientales son, sin ambages, preciosas y envolventes. Un estribillo que conecta sí o sí con el oyente y unos riffs de guitarras impresionantes a la vez que simples. Pura New Wave.

El listado de temazos sigue con “Stand up and fight”, un himno para ser coreado hasta la extenuación en sus conciertos; un potente solo de guitarra lo inicia, ese estilo de guitarreo “facemelter” que tanto nos gustas a los seguidores del heavy más clásico. Desde inicio a fin es increíble este tema, con un estribillo cargado de mensaje positivo y que no hace sino inflar al oyente y que este lo disfrute, lo paladee… En resumen, increíble.

Seguimos, en este caso, con “Walking the Steel”. La banda levanta un poco el pié del acelerador para este tema, un medio tiempo algo más bluesero, pero con la pátina de heavy metal que siempre llevará SAXON en todos sus temas. La recta final la marca “Night of the Wolf”, que finaliza el (para mí) trío de ases del LP; la licantropía es el leitmotiv del tema, un tema algo más lento que otros del LP pero que suple eso con una calidad en la guitarra y en la voz de Biff Byford, que está magnífica en este tema (y en todo el LP, para que negarlo), atentos a la entradilla del solo de guitarra, con esos coros y esos acordes acústicos… calidad, experiencia, buen hacer… Increíble.

Las guitarras se recrudecen en “Wheels of Terror”, un tema que peca como “Made in Belfast” de tener un estribillo que no acaba de convencerme y hace palidecer el resto del tema, creo que es un tema que gana a cada escucha pero no puede evitar dejarme aun algo frío. Y para colofón final, tenemos “Standing in a Queue”, donde vemos la faceta más hard rockera, canalla, macarra de SAXON. Con un riff de guitarra ochentero donde los hayas, SAXON firman un buen y digno final para el grandioso LP “Sacrifice”.

Pues c’est fini, congratula ver como unos “perros viejos” como SAXON aun nos sorprenden y sacan trabajos como este. Hay bandas veteranas que siguen sacando muy buenos trabajos (sino recordad el “Stalingrad” de ACCEPT), y dejan difícil su relevo; pero como fan del género uno debe alegrarse ante estas demostraciones de buen hacer.

Es un disco más que recomendable, un sobresaliente a los británicos SAXON y espero que defiendan estos temazos muy bien en directo.

TRACKLIST:

01. Procession.
02. Sacrifice.
03. Made in Belfast.
04. Warriors of the Road.
05. Guardians of the Tomb.
06. Stand up and fight.
07. Walking the Steel.
08. Night of the Wolf.
09. Wheels of Terror.
10. Standing in a Queue.

SAXON son:

Biff Byford-Vocalista.
Paul Quinn– Guitarra.
Nigel Glockler-Batería.
Nibbs Carter– Bajo.
Doug Scarratt– Guitarra.

Puntuación: 9,5
Discográfica: UDR
Autor: David González García

<< volver a discos