SEPULTURA – KAIROS

Crítica

Tras “A-Lex”, un disco que me pareció realmente genial, lleno de matices, enérgico y todo un camino a seguir, el nuevo disco de Sepultura era uno de los más esperados de este año a nivel personal. Con el título “Kairos”, Andreas Kisser y los suyos nos presentan un nuevo asalto musical, una nueva obra con la que seguir batallando contra el recuerdo de la era de Max Cavalera al frente del grupo. Una batalla que parece absurdo que a día de hoy no hayan ganado. No porque hayan hecho mejor o peor música (para mi “A-Lex” es mejor que cualquier disco que con Max al frente en la última década) sino porque Sepultura, con Kisser y Green al frente, han sabido labrarse un sonido y personalidad propios que no tiene nada que ver con lo que se viera en el pasado del grupo.

Solo por esto (un hecho que, por otro lado, es comprensible que no guste a los que fueran fans del grupo a finales de los ochenta y principios de los noventa) Sepultura se merecen un respeto que últimamente habían perdido. Por suerte no fui el único que vio en “A-Lex” un gran disco, es cierto que no fuimos muchos, pero parece que si los suficientes como para que “Kairos” despertara el interés del mundo discográfico y la banda consiguiera el reconocimiento de una firma como Nuclear Blast, quienes editan este nuevo trabajo de los brasileños, o cómo para que estos llamara a Roy Z para producir su nuevo álbum.

Y con estas premisas nos adentramos en el mundo “Kairos”, una palabra que viene del griego y que, con una somera traducción, quiere representar esos momentos y oportunidades, esos momentos inolvidables, esos acontecimientos que solo pasan durante un brevísimo periodo de tiempo en nuestras vidas, para desaparecer para siempre. Desde el comienzo con “Spectrum” y con el single “Kairos” nos damos cuenta de que Sepultura han cogido lo mejor de “Dante XXI” y “A-Lex”, lo han condensado y le han dado un lavado de cara…con un sonido más thrasher y añejo, que nos recuerda rápidamente a los Sepultura de “Chaos A.D.”

Mucho más directo y con menos artificios y arreglos que su predecesor, este nuevo LP pone sobre la mesa el lado más salvaje del grupo. Roy Z dijo que quería plasmar el espíritu que el grupo despliega en directo para este nuevo trabajo de estudio y todo parece apuntar a que el esfuerzo ha dado sus frutos: “Kairos” es un disco desgarrador, potente, directo, rabioso y que no se molesta en dar rodeos. Aún así podemos encontrarnos pequeños instantes de experimentación, como algunos pasajes de “Dialog”, los interludios “2011”, “1433” y “5772” o, especialmente, los dos cortes finales: “Structure Violence (Azzes)” y “4648”, que incluyen elementos tribales y estructuras mucho más complejas, que encajan mejor con los discos anteriores que con el espíritu añejo y directo de este nuevo trabajo.

Creo que no me equivoco cuando digo que la agresividad de los riffs, la fiereza en las voces de Derrick y los interesantes ritmos marcados por Jean Dolabella en cortes como “Mask”, “Born Strong”, “Embrace The Store” o “No One Will Stand”conseguirán llamar la atención de buena parte de aquellos fans que perdieron la fe tras la salida de Max, mientras que el aspecto oscuro y experimental de “Structure Violence (Azzes)”, “4648” o “Seethe” mantendrán el interés de los fans que supieron apreciar lo expuesto en los dos anteriores trabajos del grupo.

Si tengo que elegir, definitivamente diría que “Dante XXI” y “A-Lex” son discos bastante más completos y mejor definidos que “Kairos”, sin embargo no se puede negar que este nuevo trabajo es más potente, más asequible y con más posibilidades de triunfar en directo. No me cabe duda de que las tres o cuatro primeras escuchas de “Kairos” resultan mucho más entretenidas y adictivas que las mismas en los dos anteriores esfuerzos del grupo, sin embargo la composición de los riffs y la simplificación de las estructuras, algo que contribuye a darle a este disco ese aire añejo y agresivo, también conllevan un lado negativo: el disco envejece pronto y pierde buena parte de su gancho inicial mucho antes de lo que nos gustaría.

En resumen, si eres un apasionado del sonido más tradicional de Sepultura y estás dispuesto a aceptar que esta nueva formación del grupo sea capaz de plasmar discos tan válidos como su formación clásica, “Kairos” es un disco que no deberías perderte, pero cuidado, más allá de tres o cuatro excepciones, el disco no mantendrá toda su fuerza para siempre.

Tracklist de Kairos:

1. Spectrum
2. Kairos
3. Relentless
4. 2011
5. Just One Fix (Ministry cover)
6. Dialog
7. Mask
8. 1433
9. Seethe
10. Born Strong
11. Embrace the Storm
12. 5772
13. No One Will Stand
14. Structure Violence (Azzes)
15. 4648

SEPULTURA son:

Andreas Kisser – Guitarra
Derrick Green – Voz
Paulo Jr. – Bajo
Jean Dolabella – Batería

Puntuación: 8

Discográfica: Nuclear Blast

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos