Sepultura – Quadra

Crítica

SEPULTURA nunca han sido mi grupo favorito, pero siempre han estado ahí, desde que los descubrí con “Roots” en mis años de instituto. Desde entonces, buceé en su discografía, tanto en sus primeros discos, como “Beneath the remains”, que me parece una maravilla, como en sus discos más recientes. Y, naturalmente y como todos, también noto la diferencia entre sus primeros álbumes y los últimos.

Sin embargo, no creo que debamos plantearnos si SEPULTURA eran mejores antes o lo son ahora. SEPULTURA, nos guste o no, son los que son ahora, los que nos presentan “Quadra”.

Cuando ponemos los doce temas de “Quadra” a sonar, empezando por el potente y furioso “Isolation”, y siguiendo con el inicio oscuro de “Means to an end” que luego se desarrolla con fuerza y con unos cambios de ritmo muy interesantes, nos encontramos con lo que son SEPULTURA en 2020. No debemos esperar el sonido de los hermanos Cavalera porque ellos ya poco tienen que ver con SEPULTURA, al margen de seguir tocando sus canciones en directo. Lo que encontramos en “Quadra” es lo que pueden hacer los SEPULTURA de hoy.

En “Quadra”, como digo, encontramos doce temas, los cuatro primeros verdaderas bombas de relojería directas y que encantarán a los fans del grupo y, en general, de los sonidos más thrashers. A mí me gusta especialmente “Last time”, una canción furiosa y contundente. Además, en el inicio de “Capital enslavement” recuperan los sonidos tribales justo antes de convertirse en toda una explosión de caña.

Sin embargo, a partir de “Ali”, la quinta canción, la cosa se va desinflando. El disco se mueve a partir de ese momento de forma bastante decepcionante, sobre todo después de lo que acabamos de escuchar. Canciones como “Raging void” no terminan de cuajar, parece como si el grupo estuviera a medio gas. No son canciones mal compuestas o mal interpretadas, simplemente parece que el grupo no termina de darlo todo, salvo en el caso de su batería, Eloy Casagrande, que es una verdadera bestia.

Luego, encontramos temas, como “The pentagram” o “Autem” que sí nos pueden devolver la esperanza, pero igual que suenan esos también suenan otros como una “Guardians of Earth”, que empieza con una intro muy interesante pero demasiado larga, para después no desarrollarse con tanta fuerza como sería esperable.

Realmente no encontramos problemas en la mayor parte de las canciones, son buenos temas, con riffs muy currados, con Derrick cantando con mucha furia y con Eloy aporreando su batería como pocos. Pero no sé por qué, las canciones no terminan de convencerme. Tal vez en directo me gusten más, no sé.

Pero, desde mi punto de vista, sí hay un tema que creo que debería haberse quedado fuera del disco, y no es otro que “Fear, pain, chaos, suffering”, en el que colabora Emmily Barreto y que cierra el disco. Es un tema que creo que sobra en el álbum, porque, aparte de que rompe por completo con el resto de los temas, no me parece que esté realmente conseguido.

En definitiva, ¿es “Quadra” un mal disco? En absoluto. Tiene varias canciones inspiradas que nos demuestran lo que SEPULTURA pueden hacer, que todavía es muy bueno. Sin embargo, hay varios temas que creo que no están del todo terminados.
¿Recomiendo este disco? Desde luego, pero siempre recordando que estos SEPULTURA no son los de los años ochenta. Como dije al principio, estos son SEPULTURA hoy. Estos son los SEPULTURA que podemos disfrutar en 2020.

Tracklist:

1. Isolation.
2. Means to an end.
3. Last time.
4. Capital enslavement.
5. Ali.
6. Guardians of Earth.
8. The pentagram.
9. Autem.
10. Quadra.
11. Agony of defeat.
12. Fear, pain, chaos, suffering.

SEPULTURA son:

Derrick Green: Voz.
Andreas Kisser: Guitarras.
Paulo Jr.: Bajo.
Eloy Casagrande: Batería.

Discográfica: Nuclear Blast.

Puntuación: 7/10

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos