SERJ TANKIAN – IMPERFECT HARMONIES

Crítica

Tras el DVD y disco que puso en el mercado con la Orquesta Filarmónica de Auckland, el estrambótico cantante Serj Tankian, nos presenta su segundo disco en solitario titulado “Imperfect Harmonies”. Y es reseñable por que además se esperaba una inminente reunión de System of a Down, a tenor de unas declaraciones de su batería en este año. Pero parece que va a tener que esperar, ya que Serj Tankian se presupone que saldrá de gira con este nuevo disco.

Independientemente de esas noticias relacionadas con System of a Down, la banda que le dio a conocer mundialmente y que lo encumbró como un grandísimo vocalista, con unos registros admirables, hay que analizar este disco en su contexto apropiado. Si, las referencias a su anterior grupo son inevitables, lo mismo que es inevitable el querer que se vuelvan a juntar, por ser una formación que puso su granito de arena en la música actual y sobre todo, es memorable la actuación que hicieron en el caótico Festimad 2005.

Pero Serj Tankian es un vocalista atípico, que a mi personalmente me recuerda en la excentridad a Les Claypool y Mike Patton, manteniendo las distancias y los estilos. Sus registros vocales le permiten hacer composiciones y maravillas como “Borders are”, quizás el tema más comercial del disco, en el que su virtuosismo vocal se ve claramente, y donde parece que va a evolucionar.  Abusa un poco de los giros vocales y de los entramados donde apenas hicieron su presencia en el anterior disco. En cambio en este casi se olvida de esos duetos vocales protagonizados por registros propios y que tan efectistas eran en el primer disco en solitario.

Según dice él mismo: Tanto “Elect The Dead” como este “Imperfect Harmonies” son discos de rock pero difieren en los matices instrumentales. El nuevo trabajo estará hilado por un termino constituido por lo electrónico y lo orquestral con multitud de batería, bajo y guitarras sonando de fondo. “La mayoría de las canciones poseen este muro sonoro tan original. No es común ver en una canción tanto un lado electrónico (sintético) como uno orquestral (orgánico) pero yo encontré la manera de unir ambos colores“. Una vez más, él mismo se ha encargado de la producción de un disco donde busca salirse de los tópicos del género metal-alternativo, pero sin perder esos detalles que le han dado su peculiar estilo al micro.

Este disco nos da la impresión que lo que está haciendo es evolucionar hacia un desarrollo vocal más grande, y que las canciones tienden a ser más orquestadas, en detrimento de guitarras que predominaban en el pasado. Más cuerda, pero no de guitarra, sino de violines u otros instrumentos, así como más electrónica.

En una nota de prensa, Tankian ha comentado lo siguiente: «Elect The Dead» era esencialmente un disco de rock con elementos de melodía progresivos; «Imperfect Harmonies» podría calificarse como rock porque tiene gancho con muchos picos pero la instrumentación es algo diferente. Pese a haber batería en directo, bajo y algunas guitarras, lo que lleva el peso es la electrónica y la orquesta. Es una paleta sonora bastante única. Esto es, en esencia, música que ha estado reposando en un tonel y ha madurado hasta dar una sensación de madurez y ahora está lista para ser servida.»

Es un disco ecléctico, a juzgar por las palabras del autor: «Llamo a esta música ‘electro-jazz-rock-orquestal’ porque tiene todos esos aspectos prominentes en las canciones. Hay algunas pocas canciones más sencillas pero la mayoría de las canciones tienen ese muro de sonido presentado de una forma no oída antes. No es común tener una canción que sea electrónica y orquestal a la vez ya que una cosa es sintética y la otra orgánica pero logré una manera de mezclar esos colores juntos.»

El disco es una muestra de como Tankian ha ido trabajando estos últimos años, especialmente con «Elect The Dead Symphony», ese disco que grabó con la orquesta filarmónica de Auckland, Nueva Zelanda y que recientemente ha editado. Según el vocalista hacer ese disco le «dio confianza y herramientas para crear piezas que encajaran para la orquesta con mayor confianza y mucho más efectivamente que antes. Y ese se convirtió en uno de los colores primarios para este disco, junto con la electrónica, el jazz y la instrumentación en directo.»

Respecto a las letras, vuelve a referirse a temas políticos, medioambientales, sociales e incluso personales. «Hay una ligera urgencia fantasmal esta vez. Es más oscuro y denso tanto en cuanto a letras como musicalmente. Mi intención siempre ha sido hacer música creativa, de calidad y que llegue a la gente. Nunca he aprendido el método estático de repetirme ni en System (Of Down) o ahora. Cada disco que he hecho ha sido diferente musicalmente aunque todos llevan el mismo espíritu íntegro.»

Una vez más, él mismo se ha encargado de la producción de un disco donde buscará salirse de los tópicos del género metal, pero sin perder los detalles que le hacen tan peculiar al micro. De todas formas ese alejamiento de los parámetros de la música que hacía con su anterior grupo no le impide el que tenga un par de baladas como “Yes it´s genocide” y “Wings of Summer”, así como una instrumental que pasa casi desapercibida, como es “Gate 21”.

El disco tiene altibajos, ya que de la pretensión inicial, como es «Disowned Inc», tema orquestado y contundente, con el estilo que le caracteriza sobre todo de manera vocal, enlaza con “Borders are”, para continuar con una canción como “Diserving” que tiene unos tintes pop, pero más vehemente para la voz de Serj Tankian.  Pasando a “Beatus”, donde la orquestación tiene tintes donde la orquestación y el piano toman las riendas de la canción, además de ser muy suave.

En resumen, creo que este cantante tan excepcional, ha desaprovechado una ocasión de consolidarse en solitario a favor de la búsqueda de la identidad y de enfocar su trabajo hacia un estilo más ecléctico y menos metalero, quizás buscando un mayor abanico de público, quizás tratando de buscar su nombre, quizás haciendo lo que le gusta. El disco es recomendable, pero no creo que tenga el mismo impacto que tuvo el primero, al menos en las radios americanas.

Puntuación: 6.5

Discográfica: Serjical Strike/Reprise Records

Autor: José Esteban Egurrola

<< volver a discos