SHADOW GALLERY – DIGITAL GHOSTS

Descripción

Cuatro años despues de “Room V” y con un recopilatorio titulado “Prime Cuts” entre medias, Shadow Gallery ponen en el mercado “Digital Ghosts”, su nuevo disco de estudio. Es triste decir que este es el primer lanzamiento del grupo sin Mike Baker, que como todos sabéis nos dejó el 29 de Octubre de 2008 a causa de un paro cardiaco.

El grupo comandado por Gary Werhkamp decidió seguir adelante y en la triste tarea de suplir a Mike encontraron a Brian Ashland. Con la formación nuevamente completa, el grupo se metió al estudio para grabar doce nuevas canciones, las que componen el que es su sexto disco en casi 25 años de carrera (se cumplen en 2010). Un tiempo en el que, no solo se han prodigado poco en estudio, si no que creo que es la única formación que, tras 25 años de existencia, nunca ha dado un concierto. Una circunstancia que cambiará en 2010 con motivo de su 25 aniversario, ya que la formación ha confirmado, de momento, una solitaria fecha para el nuevo año.

Aunque Shadow Gallery no ha sacado muchos discos, todos los aficionados a este tipo de metal progresivo estarán de acuerdo en que lo que han editado, son todos buenos discos. En la memoria de los seguidores del género y de muchos que no lo son estará “Tyranny”, su disco de 1998, un lanzamiento que los llevó a estar en boca de todos y que, a día de hoy, sigue resultando agradable e innovador en muchos aspectos. Fue un disco aclamado por los fans y por la crítica y la discusión es inexistante a la hora de nombrarlo como su mejor trabajo.

El tocar techo tan pronto con aquella obra de arte ha sido un lastre para lanzamientos tan meritorios como “Legacy” o “Room V” (que se quedó muy cerca de “Tyranny”, todo sea dicho). Quizás el cambio de cantante sirva para que Digitial Ghosts escape de la sombra de aquel lanzamiento.

En este nuevo disco nos encontramos con una de las señas de identidad más importantes de Shadow Gallery, algo por lo que son reconocidos en la escena, una maestría innata para configurar, crear y modificar atmósferas, para conducir los arreglos hasta el punto exacto. Es algo que se deja notar desde el primer momento en “With Honor”, tema encargado de abrir el disco. Tampoco nos sorprenden las guitarras y los exquisitos teclados de Gary. Con el tiempo se han convertido en un músico respetado y solicitado en muchos proyectos y cosas como esta dejan claro por qué.

Sin embargo el descubrimiento más interesante de este tema es, como no podía ser de otra forma, la voz de Brian Ashland. La mayor parte del tiempo, cuando Brian sigue las melodías con una voz, valga la redundancia, melódica y bastante clara, es inevitable pensar en Geoff Tate, ya que Ashland parece por momentos una versión rejuvenecida del mítico frontman de Queensryche. Sin embargo con “Venos” y sus potentes riffs, Brian muestra también una faceta agresiva en la que rompe un poco la voz que nunca tuvo Geoff y que le da un toque personal a sus líneas.

Melodías, riffs y solos se entremezclan en una orgía sonora dónde todo está en su sitio y nada es lo que parece. Esa es la magia de Shadow Gallery. Ese es su sello compositivo, es un grupo que llena todos los espacios, que parece impulsivo, visceral, juvenil, pero que no deja ni un solo detalle al azar. Desde los más pequeños coros hasta el más importante pasaje instrumental, nada escapa a su conocimiento.

Los teclados de Wehkamp envuelven el conjunto sonoro de “Pain” (impresionante trabajo a las guitarras y el bajo) y acompañan a Brian Ashland, que una vez más pone de manifiesto sus parecidos (más) y sus diferencias (menos) con Tate. Y siento repetirme, pero realmente este detalle ha marcado bastante mi experiencia con este disco.

Shadow Gallery son uno de esos grupos que te atrapan sigilosamente, sin que te des cuenta. No son como otras formaciones, que te impactan y te envuelven en sus redes de forma brutal y sin darte tiempo a respirar, no, ellos te atrapan con cuerdas de seda, te dejan saborear cada instante, de forma tan sutil que parece que puedes escapar en cualquier momento pero, cuando lo intentas, te das cuenta de que no hay salida posible. No puedes huir de temas como “Gold Dust” o “Strong”. Sus melodías, tan familiares y tan distintas al mismo tiempo, tan próximas y tan lejanas, te arrastran a través de sus riffs, te hacen sentir cada golpe de bombo como un latido de tu propio corazón.

“Digital Ghost”, un fantasma de nueve minutos y medio que atraviesa las paredes de tu mente, que te atrapa con sus cadenas de misterio, de claroscuros, de certeras contradicciones. Te ves atrapado en un inmenso corredor salpicado de sombras sin dueño, de siluetas difusas que confunden tu mente y tus sentidos, que te llevan a un estado de desconcierto embriagador. En ese momento llega “Haunted”, para mi el mejor tema del disco, con una introducción ambiental sencillamente sublime y la formación al completo gustándose, regalándonos lo mejor de si mismos.

El final del disco está compuesto por el trío “Two Shadows”, “In Your Window” y “World Of Fantasy”, tres temas que siguen la majestuosa línea compositiva mostrada a lo largo del disco, cuidando las melodías y en especial el trabajo de guitarras y teclado, acompañdos por la acertada voz de Brian Ashland. Un final digno de un gran disco.

A pesar de que creo que Digital Ghosts es un gran trabajo, no termina de parecerme todo lo bueno que este grupo podría ofrecer. Quizás la voz de Ashland no consiga hacer que el grupo escape de la sombra de Tyranny después de todo. En cualquier caso, es un muy buen disco, que será del agrado de todos los fans del estilo.
Puntuación: 8,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos