SICK OF IT ALL – BASED ON A TRUE STORY

Crítica

Noveno disco, primero en 4 años, de los neoyorkinos SICK OF IT ALL, banda que sin ser veleta ha basado gran parte de su longevidad en el juego en saber arrimarse al ascua que más calienta. Bajo el ala protectora de la poderosa discográfica Century Media, la banda ofrece en este “Based On A True Story” la cara más metalizada, que no metalera, de toda su carrera.

Quizás se trate del tiempo que han empleado en preparar el álbum o tal vez la necesidad vital de aprovechar el hype que han generado todas las bandas que actualmente equilibran su balanza colocando a partes iguales Hardcore y Metal, pero lo cierto es que sin tratarse de un trabajo que invente nada “Based On A True Story” supone un golpe de autoridad de una formación veterana en forma de sentimiento y energía.

Energía: esta es la palabra que mejor puede definir la media hora de duración de la obra. Contar con esa capacidad de generar energía tras más de 25 años de carrera musical no es una cuestión a desdeñar. Todo queda comprimido en 14 temas que en ningún caso superan los 3 minutos, habiéndose grabado estos en los Starstruck Studios de Copenhague, Dinamarca, siendo el encargado de la tarea productora Tue Madsen, quien ya colaborase con el cuarteto en su anterior “Death To Tyrants” y que es conocido por haber trabajado con bandas como SUICIDE SILENCE, DARK TRANQUILLITY o THE HAUNTED.

La denuncia social o la narración de la realidad que les rodea, que cada uno lo defina como prefiera, sigue siendo la principal temática de expresión en SICK OF IT ALL, de ahí lo apropiado del título del álbum. La desgarrada pero siempre firme voz de Lou Koller se apoya en coros que reafirman su mensaje. Si bien “Death Or Jail” fue el single elegido para dar a conocer el disco, canciones como “A Month For Sundays” o la californiana “Good Cop” podrían haber ocupado ese puesto, aunque su principal virtud sea el color que aportan al conjunto. No todo van a ser parabienes: el estilo que atesoran en ocasiones se torna lineal, elemento propio de cualquier grabación en la que la velocidad y la adrenalina son ingredientes fundamentales, y los temas, aunque su brevedad parezca decir lo contrario, se hacen pesados e interminables.

Se me hace complicado pensar que a estas alturas un grupo como SICK OF IT ALLpiense en encontrar el éxito de masas a la vuelta de la esquina, no fue esta nunca su motivación, pero resulta agradable ver a una banda mostrarse inconformista y capaz de redefinirse sin perder personalidad o compromiso con la escena que defiende. No ganarán nuevos adeptos, tampoco perderán viejos camaradas.

Puntuación: 6,5

Discográfica: Century Media

Autor: David Jiménez Rodríguez

<< volver a discos