SKEW SISKIN – PEACE BREAKER

Crítica

¿Qué pasará cuando Motorhead se retiren? Esta pregunta es algo que atormenta a los fans del grupo ante la posibilidad de perder a su banda preferida. Hay que ser razonables, este día se acerca cada vez más, pero tranquilos. Tranquilos porque con su séptimo disco en la calle, Skew Siskin se afianzan como unos más que dignos futuros sucesores del grupo liderado por Lemmy Kilminster.

Bajo el título de “Peace Breaker” los berlineses presentan un trabajo en el que cada uno de los trece temas es un trallazo pensado para patear culos y hacer saltar los dientes de todos los fans. Con un sonido directo y ácido, descendiente absoluto de Motorhead, Skew Siskin nos presentan temas como “Metal In Your Face”, que abre su nuevo trabajo llena de riffs y con un estribillo demoledor. “We’re An Institution” continua en la misma línea y sirve de antesala para “Ridin’ With The Devil” que supone un nuevo temazo de este grupo, ideal para el directo.

Ahora llega una triada de temas importante en el disco, en los que el grupo a contado con la colaboración de Lemmy Kilminster (Motorhead) y Wolf Hoffman (Accept) para la composición de los mismos. “Trouble Shooter” es el primero de estos tres temas, co-escrito por Lemmy. Desde el primer momento se nota la mano del carismático vocalista/bajista. Un tema muy Motorhead que hará las delicias de los fans de citado grupo y del estilo en general.

El headbanging es algo inevitable en este disco y eso no va a cambiar con “Hit You Harder”, que vuelve a ser un tema muy Motorhead. La voz de Nina C. Alice le da un enfoque diferente al sonido, siendo algo a medio camino entre Lemmy y Wendy O’Williams. Aunque “Hit You Harder” es un buen tema, palidece al lado del brutal cañon que los alemanes disparan en “Who The Hell Are You”. Con la ayuda de Lemmy y Wolf Hoffman en la composición, Skew Siskin nos ofrecen un trallazo de rock y metal ideal para el directo y un regalo perfecto para sus aficionados.

El disco continúa en la misma tónica, resultando un disco directo a la yugular con temas como “War, Fire, Guns & Blood”, “I Wanna Be Me”(interesante estribillo), “Eva Braun Is Back In Town” (con una marcada lírica anti-nazi), “I Don’t Care” o la macarra “Loser”.

Cierran el disco “Can’t Hear You (hey hey You)”, que compositivamente es un tema con unos toques punk y blues más marcados y la dura “Shoot The Rats”, que termina el disco como empezó, con caña, un derechazo directo al hígado.

En definitiva, un disco macarra, directo y potente, muy al estilo de Motorhead y, claro, de Skew Siskin, que aspiran al trono de la banda de Lemmy en un futuro con sobrados argumentos. El único aspecto negativo del disco es el mismo del que peca, a veces, Motorhead, que en su estilo directo y macarra, en ocasiones sus discos pueden resultar ligeramente repetitivos, aunque la inevitable ansia de headbanging lo amortigua muy bien.

Puntuación: 8

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos