Soldier – The sleeping of reason

Crítica

Algo más de tres años después de presentarnos su último disco, “The great western oligarchy”, los asturianos SOLDIER vuelven a la carga con un nuevo disco, “The sleeping of reason”, un nuevo paso en su ascenso al Olimpo del Thrash Metal. Una intro y once canciones cargadas de rabia y de crítica con las que SOLDIER dan una vuelta de tuerca a su sonido, haciéndolo cada vez más agresivo, pero también más completo y más complejo.

Igual que en su disco anterior, la portada del disco se inspira en una obra artística, en este caso “El sueño de la razón provoca monstruos”, de GOYA, aunque en esta ocasión los monstruos no son los que pueblan nuestras pesadillas, sino los gobernantes corruptos, el terrorismo o la ignorancia. Y esa portada captura muy bien el intento de crear canciones cargadas de crítica.

El disco empieza con una intro cargada de oscuridad, “Trying to prevent THE one person from coming up with THE one idea”, un tema que nos va introduciendo en el disco de manera que nos deja clara la intención de crear un disco cargado de furia. Y de hecho eso es lo que vemos en el primer tema del disco, “…Exterminate white people”, una canción en la que vemos esa caña que caracteriza el sonido de SOLDIER, y en este caso con Phil cantando con mucha garra, alternando diferentes registros al hacerlo.

Seguimos con “Murder by bombs (The military-industrial complex)“, otra canción cargada de rabia y de potencia, con la que SOLDIER nos deja clara su intención de dar caña y de criticar la realidad.

Con mucha potencia y un punteo muy reconocible empieza “Straight to Valhalla”, otra canción furiosa y contundente, en la que además se aprecian muy bien los diferentes matices que tiene la canción, especialmente en las guitarras, en las que se nota un trabajo muy considerable.

No child left behind” es una canción que empieza con mucha contundencia, pero que después se desarrolla de forma no tan cañera como las canciones anteriores. Además, se nota un trabajo muy grande en los ritmos de la canción, que la enriquecen y hacen que sea muy completa.

Con cierta densidad empieza “Invisible man”, una canción de alrededor de seis minutos que se va desarrollando con mucha contundencia, aunque se introduce también unos cambios a ritmos más lentos, con lo que se comprueba la versatilidad de estos chicos.

Volvemos a la caña con “Jump into the pit”, una canción cargada de potencia y que se desarrolla con mucha fuerza, con un ritmo furioso y unas guitarras muy afiladas.

Con mucha fuerza, con el bajo de Pei destacando mucho empieza “Tunguska mosh”, una canción muy breve y cargada de caña que se va desarrollando de manera muy potente, pero que en su últimos compases se convierte en un tema acústico muy tranquilo. Este tema se une a “Polybius”, la canción que más me gusta del disco, un tema muy cañero y cargado de rabia que se desarrolla de forma muy contundente, con unas guitarras que compiten con la voz por llamar nuestra atención en algunos momentos de la canción.

Hollow” es un tema que empieza con mucha densidad, para después desarrollarse con mucha fuerza y contundencia, como una canción cargada de caña que también está entre lo mejor del disco.

Cada vez más cerca del final del disco llegamos a “Once you go thrash, you never go black”, una canción muy contundente que es toda una declaración de intenciones y en la que el grupo da rienda suelta a toda su capacidad para crear canciones llenas de potencia.

El disco termina con la misma canción que le da título, que es también una de las más conseguidas y que es un resumen perfecto de esta nueva obra de SOLDIER. Empieza con mucha contundencia y con mucha potencia, para luego desarrollarse con mucha fuerza y mucha velocidad, siendo una de las canciones más cañeras del álbum.

Como vemos, SOLDIER han creado un disco muy maduro, cargado de caña, pero en el que demuestran también su versatilidad como músicos. Alejándose cada vez más de la influencia de MEGADETH, el grupo sigue profundizando en el Thrash Metal aunque sin cerrarse a otras influencias, y todo ello cristaliza en esta nueva obra que nos demuestra que ya hace tiempo que han dejado de ser una promesa para ser una realidad.

Tracklist:

1. Trying to prevent THE one person from coming up with THE one idea.
2. …Exterminate white people.
3. Murder by bombs (The military-industrial complex).
4. Straight to Valhalla.
5. No child left behind.
6. Invisible man.
7. Jump into the pit.
8. Tunguska mosh.
9. Polybius.
10. Hollow.
11. Once you go thrash, you never go black.
12. The sleeping of reason.

SOLDIER son:

Phil González: Voz y guitarras.
Dmitry Ocunschi: Guitarras.
Pei García: Bajo.
Lucas Díaz: Batería.

Discográfica: Maldito Records.

Puntuación: 9/10

Autor: Pablo Folgueira.

 

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/soldier-the-sleeping-of-reason">
Twitter
<< volver a discos