SOLDIER – GAS POWERED JESUS

Crítica

SOLDIER es un grupo asturiano cuya música podríamos estar tentados de definir como Thrash Metal, aunque es mucho más que eso. Predominan los sonidos propios del Thrash y del Southern, pero también hay mucha influencia del Heavy, lo que hace que el suyo sea un sonido propio, cargado de contundencia y de agresividad, pero con mucha más miga de la que podría parecer a simple vista.

La idea de formar el grupo se remonta a 2005, aunque no fue hasta dos años después cuando el proyecto se consolidó definitivamente. Desde entonces, han editado tres demos, y por fin, en 2012 vio la luz su primer disco, “Gas powered Jesus”, que pasamos a comentar.

El disco fue grabado durante el verano de 2012 en los estudios Dynamita de Dany G. (DARKSUN), lo que es garantía de sonido impecable para el álbum, y se compone de diez cortes de pura rabia sin concesiones, a lo largo de los que el grupo demuestra que se trata de una banda no solo prometedora, sino también madura y capaz de estar a la altura de las mejores del estilo. Diez cortes que son adrenalina en estado puro y que están cargados de cambios de ritmo, riffs agresivos y muy logrados, y potencia salvaje que demuestran que SOLDIER tienen mucho que decir en el panorama metalero estatal.

El disco arranca con “A handful of children”, una intro densa y oscura durante la que se escucha una voz que recita unas palabras de Charles Manson. Con esta intro, el grupo nos va introduciendo en el disco y haciendo que nos vayamos preparando para lo que se nos viene encima. Y es que lo que viene después es de órdago, con un tema, “Between two masters”, que es caña pura, una canción rabiosa y frenética que desde el primer momento nos taladra la cabeza con un ritmo potentísimo que nos obliga a hacer headbanging con muchas ganas. Además, en esta canción también se observan unos cambios de ritmo muy logrados, y un riff de guitarra de muchísima agresividad. La colaboración de Diego Mateos, de GAJES DEL OFICIO, a los coros, completa el tema.

Continuamos con la canción que más me gusta de este disco, “Revolt”, una canción muy conseguida que, sin embargo, en directo es todavía mejor. En ella colaboran Pablo García (de WARCRY) con un solo de guitarra y Dany G. a los coros, ayudando a que el tema quede más completo si cabe. Empieza con unos punteos suaves que, sin embargo, rápidamente dan paso a una canción potentísima y con un estribillo sencillo pero que nos pide que lo cantemos a gritos en los conciertos. El solo de Pablo García, genial, como todos los suyos, ayuda a que la canción sea espléndida, pero los cambios de ritmo y la potencia furiosa de la base rítmica no se quedan atrás. Todo en este tema se encaja perfectamente para que nos encontremos ante una canción sobresaliente.

El tema que da título al disco empieza con mucha fuerza, y con un riff estupendo, aunque en este tema se opta por un sonido más denso y menos rabioso que en otras canciones. La influencia de Dave Mustaine y sus MEGADETH es evidente, sobre todo en la voz, aunque esa influencia no supone imitación, sino que SOLDIER toman esa influencia, la adaptan a su manera de tocar y la reinventan en un tema que es perfectamente representativo del sonido del grupo.

Llegamos a “Kill my soul”, una canción que se incluía en su demo de 2010 “Meet your society… any questions?”. Se trata de un tema de principio denso que después se desarrolla casi como un medio tiempo, aunque manteniendo la intensidad. El riff está muy conseguido, y la melodía de Phil al cantar es muy pegadiza. Algunas partes de la canción se quedarán en la cabeza desde el primer momento.

Pero ojo, que no todo va a ser caña. Después de “Kill my soul” llega “The road”, la balada del álbum. Phil deja de lado la voz rabiosa y desgarrada y canta con una voz limpia, mientras todo el grupo demuestra que se saben adaptar a tesituras menos rabiosas. A pesar de ser una balada, esta canción no es empalagosa, sino todo lo contrario, es un tema intenso, con un estribillo lleno de sentimiento. Los solos de Dani son estupendos.

Volvemos otra vez a los ritmos cañeros con “Stand your ground”, una canción que desde el principio no nos deja un segundo de respiro. En ella se nota un ritmo que nos obligará a hacer headbanging casi sin querer. De nuevo, Dani vuelve a realizar un solo espléndido, que se escucha sobre la potente pegada de Lucas a la batería.

Winebrick prophet”, que también estaba incluida en “Meet your society”, es un tema más rockero, que empieza con las guitarras haciendo un riff muy denso, al que rápidamente se suman los demás instrumentos. El tema resulta muy conseguido, con unos cambios de ritmo muy acertados, de forma que la canción, a pesar de no ser especialmente cañera, es una de las que más llaman la atención. A destacar el trabajo de Pei con el bajo.

Con “Destroyers”, canción que ya se incluía en su demo de 2009 “Justice”, volvemos a la potencia. Su principio no muy cañero puede llevarnos a engaño, pero rápidamente los instrumentos se aceleran de forma que resulta ser otra canción muy potente y en la que la producción ayuda a que podamos apreciar la aportación de cada músico.

El disco termina con “Maniac”, otra canción en la que vuelve a colaborar Diego Mateos a los coros, y que también se incluía en “Meet your society”. Empieza con la batería de Lucas, pero pronto los demás músicos se suman a él tocando a mucha velocidad. Es una canción de muchísima potencia, pero que también resulta muy pegadiza y que es la mejor manera posible para terminar este disco.

Gas powered Jesus” es como vemos, una verdadera obra maestra. Nueve canciones (más una intro) con las que SOLDIER nos dejan claro que saben muy bien lo que tienen entre manos, y, sobre todo, que tienen capacidad suficiente como para codearse con otras grandes bandas no solo nacionales, sino también internacionales. En resumen, no se me ocurre un debut mejor para un grupo.

Cuando lleguéis al final del álbum seguramente os pasará lo mismo que a mí, que se os habrá hecho corto y que volveréis a pincharlo.

SOLDIER son:

Phil González: Voz y guitarra.
Dani Pérez: Guitarra y coros.
Pei García: Bajo y coros.
Lucas Díaz: Batería y coros.

Track list:

1- A handful of children.
2- Between two masters.
3- Revolt.
4- Gas powered Jesus.
5- Kill my soul.
6- The road.
7- Stand your ground.
8- Winebrick prophet.
9- Destroyers.
10- Maniac.

Discográfica: Autoproducido.
Puntuación: 9.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos