SPIDER KILLED BANANAMAN – DEMO 2010

Descripción

Desnudos de prejuicios escuchad, valorad y emitid un juicio. Desde Alemania para el mundo, sin contrato discográfico pero con dos demos editadas que ofrecen de manera gratuita a través de la red: SPIDER KILLED BANANAMAN, en lengua castellana La Araña Asesinó Al Hombrebanana. Tómatelos en serio o piensa que son un grupo chusco, pero no sin antes oírlos.

Era obvio que la parte se convertiría en un todo, que la anécdota sería hilo argumental. Los breakdowns definieron una etapa del Deathcore y ahora proclaman su independencia como estilo. Cada canción sirve de excusa para crear ese climax en el que las guitarras rebotan, se suspenden en el aire y generan silencio musical. SPIDER KILLED BANANAMAN se engloban en ese subgénero de subgénero y traen a la palestra una demo tan corta como aprovechable. Es inútil tratar de establecer una tasación exacta del valor de una banda por menos de 10 minutos de música; menos aún si carecemos de diversos precedentes que nos brinden la posibilidad de establecer paralelismos con momentos creativos previos de sus integrantes (sólo detentan una demo editada en 2008). Sin embargo sí puede ser una excelente carta de presentación o una imborrable mala imagen que costará extraer de nuestra memoria.

Entrando en el primer grupo, SPIDER KILLED BANANAMAN no inventan la pólvora ni la utilizan para mejorar el modus vivendi de la humanidad, es decir, ni se convierten en profetas ni logran la cuadratura del círculo, pero si al menos utilizan bien su minuto de gloria, que diría Warhol, y con tesón logran cruzar las fronteras de su país con dos piezas de Breakcore que contienen todos los elementos indispensables en él.

Sonido lo-fi para que rompa como el estallido de una guerra “Burial the king”. La parada sólo sirve para tomar impulso y machacarnos con la fuerza de un mercancías. Retumban la batería y los breaks, que al volumen correcto, conseguirán que lo haga todo el habitáculo donde lo escuches. Buen juego de guitarras que se superponen y separan con gran facilidad creando una melodía que sirve de cable conductor para la energía que desprende la pista. Estribillo a coro que la hace apetecible en directo y una letra misántropa que muestra descrédito hacia el mundo y las reglas que imperan en él a fecha de hoy.

“Shit and fuck and motherfucker” tiene una arrancada bruta, con técnica palm mute a las guitarras y batería que alterna el protagonismo de caja y bombo a gran velocidad, quedando esta en ciertos momentos off tempo. Los breaks son golosos pero no limpios, siendo clónicos en su doble introducción en el tema, aunque en la segunda ráfaga se prolongan para unirse a la voz y coros. Buena dualidad en el micrófono, con shrieks y growls definidos pero no superlativos. La letra no deja de ser una paranoia propia de una banda que practique Pornogrind, con escenas de carnicería y sexo pero sin llegar a resultar hiriente o excesivamente provocadora.

Como dije antes, no son la panacea de la originalidad ni el sumun de la perfección, sin embargo si corroboran la teoría de que a veces los árboles no nos dejan ver el bosque, traducible a que en ocasiones las discográficas no nos dejan escuchar las propuestas de mayor nivel que existen en una determinada zona geográfica.

Puntuación: 7

Autor: David Jiménez Rodríguez

<< volver a discos