STAR VELVET REVOLUTION – LOVE & DESTRUCTION

Crítica

Vamos allá con un análisis a título póstumo. Pero no os hagais ideas raras sobre la salud de sus intengrantes, ellos están sanos y salvos, me refiero al hecho de que STAR VELVET REVOLUTION, a día de hoy (6 de Octubre de 2009) se encuentran en la inactividad total tras la marcha de su vocalista Alber. Aún así, escuchar este disco titulado “Love & Destruction” y no querer comunicar a los cuatro vientos la gozada que es ponerlo a todo volumen en el reproductor es algo que ni se me pasaría por la cabeza por el nimio detalle de que la banda actualmente no esté rodando como debiera. Cuando unos temas con tanta vitalidad como los que componen este trabajo se dejan registrados en un plástico son en realidad ellos los importantes, son ellos los que cobran vida y perduran para siempre, por lo que no existe razón alguna por la que no prestarles la debida atención.

“Love & Destruction” es uno de esos discos que entran a la primera y que lo hacen de principio a fin, tentándonos cada segundo a subir un poco más el volumen para acabar por todo lo alto molestando al vecindario con una buena dosis de sleazy y hard rock, o, lo que sería más apropiado, transportándo a todas esas personas de bien de pronto a uno de esos barrios de Los Ángeles donde se cuece esta actitud, a medio camino entre lo más glam y lo más macarra del lugar.

Las referencias para los catalanes son claras y directas. En seguida reconocemos a Hardcore Superstar, Buckcherry, The Hellacopters o Backyard Babies, sin olvidarnos de que en todo momento tenemos pululando por ahí toques que denotan que este difunto trío le debe mucho a los Black Crowes.

Como he dicho antes, cuando comiences la reproducción de temas como “Little Suicide”, “Can You Feel?” o “Ready To Go” no te va a quedar más remedio que ir subiendo el volumen, sobre todo si estás a las puertas de salir de casa con ganas de quemar la noche de un viernes loco o un sábado con expectativas de hacer algo más que emborracharte y ver a las mozas pasar. Este disco es para quienes van a atacar y así nos lo demuestra “Load Your Guns”, el corte estrella del álbum, que tras un flojo “Saturday Night”, remonta el vuelo diciéndonos que carguemos nuestras armas y que disparemos a todo lo que se mueva en la ciudad.

La banda sigue derrochando actitud y aptitud en temas como “Blood Brothers”, el cual se llena además, por primera vez, de sentimiento o, mejor dicho, sentimentalidad, sin perder en ningún momento las formas ni la imagen de rockeros que debemos mantener en todo momento. Con “You’d Better Get It Or Leave It” nos muestran su cara más acedeciana, sobre todo en lo que a las guitarras respecta, mientras que el ritmo frenético y macarra de “Breakin’ You Down” corre el riesgo de hacernos reventar los bafles y perdernos el variado final que nos ofrecen la melódica “Fly Again” o la clásica “It’s My Life”, un tema que huele a 70 por todos lados.

Si se le pueden poner pegas a este discazo podría pedírsele que a la voz Alber nos ofreciera un poco más de garra y fuerza, la cual he echado en falta en algunos temas, mientras que a la guitarra se revela totalmente efectivo y solvente, ofreciéndonos momentos de auténtico lujo, gracias sin duda al estupendo trabajo rítmico de Santana al bajo y Tony Hurricane a la batería.

Personalmente, y olvidándonos del hecho de que la banda no se encuentre en activo a día de hoy (nunca se puede saber lo que ocurrirá en el futuro), este es un disco que los fans del estilo no deberían dejar pasar puesto que no merece en absoluto quedarse en el olvido. Solo me queda añadir una pequeña advertencia:

This is not for lovers, this is just for rockers
(“Saturday Night” – Star Velvet Revolution)

TRACKLIST:

01- Little suicide
02- Can you feel?
03- Ready to go?
04- Saturday night
05- Load your guns
06- Blood brothers
07- You’s better get it or leave it
08- Breakin’ you down
09- Fly again
10- It’s my life

STAR VELVET REVOLUTION son:

Alber: Voz, Coros y Guitarras
Sanana: Bajo y Coros
Tony “Hurricane”: Batería.

Puntuación: 8,5

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos