STATUS QUO – HELLO!

Crítica

Es muy difícil dar la calificación de un solo álbum como clásico para una banda de la talla de Status Quo. La época de los setenta tuvo tantas joyas como para que esta labor sea complicada, inexacta y llena de dudas. 

En este caso nos hemos decantado por “Hello”, y no precisamente es el favorito del que escribe estas líneas, pero por ubicación en el tiempo, por matices discográficos, por la representatividad entre los fans y otros motivos más, así lo hemos considerado a primera instancia.

Para este trabajo el line up de Status Quo venía formado en el estudio por John Coghlan en la batería, Alan Lancaster al bajo, Francis Rossi en la guitarra y en la sección vocal, y Rick Parfitt en la otra guitarra, los teclados y algunas partes vocales igualmente.

Salió a la venta en septiembre de 1973 grabado y masterizado en los I.B.C. Studios de Londres bajo la atenta producción de cada uno de los miembros de la banda. Un disco para el que no escogieron hacer ninguna versión y en el que tan sólo contaron con la inestimable ayuda de Bob Young, muy amigo de la banda, y en especial de Francis Rossi, para la ayuda en la composición de algunos temas.

Editaron ocho canciones a cada cual mejor. No hay desperdicio en ninguna de ellas. Es fácil darse cuenta de la repercusión que el disco tuvo y tiene entre los admiradores de la banda, ya que la Quo Army, a través de la Web Oficial de Status practicó en 2004 una encuesta para todos los interesados/as indicando qué ocho canciones son las preferidas por sus seguidores. Curiosamente, o no tanto, siete de ellas pertenecen al “Hello”, quedando fuera únicamente el tema que cierra el disco, de casi diez minutos, Forty-five Hundred Times.

“Roll Over Lay Down” es un Boogie anglosajón en toda regla, estructurado de principio a fin con un ritmo machacón que ya fue la marca de la casa, el marchamo de calidad que necesitaba el grupo para establecerse y repetir la fórmula hasta la saciedad. Las melodías están muy trabajadas, y los punteos también, matiz éste que antes costaba mayor esfuerzo. Y las partes intermedias de los temas suponían una mayor calidad compositiva, buscando siempre la transferencia al directo como algo que no costase mayor esfuerzo del necesario. Por eso, escuchar este disco de Status en estudio varía en poco a escucharlo en directo, las bases son tan herméticas y están tan elaboradas para que cada miembro de la banda haga sólo lo necesario para sonar auténticos, que el disco se convierte en una joya no sólo para la estantería sino para los directos.

Otro punto a favor de este disco es el tema “Caroline”, single que alcanzó el top Five del Chart Británico por primera vez para la banda, lo cual, a su vez hizo que el propio álbum llegase al número uno. La importancia de este álbum es capital en el devenir del grupo, y Caroline es un tema donde podemos escuchar a Status Quo en su máxima expresión, con todos sus matices, con todo aquello que los han hecho gigantes, otra canción insigne del grupo.

De igual forma, escoger “Caroline” como single fue decir, esta porque sí, ya que temas como la encantadora y dulce “Claudie” tiene el mismo y marcado carácter de single que cualquier otra. Además presentaba credenciales para sus medios tiempos boogies que tanto han gustado con el paso de los tiempos. Lo mismo ocurre con “And Is Better Now”. Y así van pasando clásicos uno tras otro, desde “Reason For Living”, “Softer Ride”, “Blue Eyed Lady” con ese bucle inicial tan interesante, o la desaparecida y más acústica “Joanne”, cara B de algunos singles de edición de “Caroline”, que con posterioridad sería incluida en la reedición de 2005.

Para concluir, “Hello” es un buen disco para empezar a escuchar a Status Quo, tiene todos los ingredientes necesarios para contemplar las raíces de Status sin anclarse en ellas y para llevarte el impacto de lo que sería su posterior engrandecimiento como banda. Nosotros lo consideramos el mejor álbum de estudio de Status Quo de toda su época, y es terriblemente complicado de afirmar, pero es que es así; Piledriver, On The Level, In the Army, Blue For You, Dog Of Two Head, etc.. son enormes trabajos y joyas imperecederas, pero Hello, la maravilla que es Hello, lo sobresaliente que es Hello, y sólo Hello, merece tener ese calificativo.

A por él.

Autor: Jesus Cabezas (Noko)
Web: http://www.statusquo.co.uk

<< volver a discos