TALESIEN – MELANCOLíA

Crítica

Cuatro años han pasado desde el debut discográfico de los gallegos TALESIEN. Un debut que fue refrendado por un gran despliegue de medios, en lo que a formato del disco (muy cuidado) y otros detalles se refiere, y que recuerdo que me sorprendió gratamente cuando lo adquirí allá por 2005. Se trataba de “The Blind Carpenter”, un disco de heavy metal muy melódico, con tintes progresivos, cantado en inglés y con muchas posibilidades que, por una u otra razón, no se vieron del todo concretadas en lo que a respuesta del público se refiere.

El tiempo ha seguido su curso y el grupo ha sufrido el cambio de dos miembros con la salida del guitarrista Xose Camanho y el batería Fernando D. Sanromán y la entrada, respectivamente, de Oscar Insua y Julio G. Valladares. Pero no ha sido este el único cambio, sino que un nuevo disco como este “Melancolía” representa un nuevo camino para el grupo, un nuevo intento de conquistar a los fans del metal melódico en este país y centrarse en el mercado nacional por encima de todo como base para afianzar la banda como una de las referencias de este estilo dentro de nuestras fronteras. Interpreto que esta es una de las razones que subyacen al hecho de que el grupo haya cambiado el idioma anglosajón por el castellano a la hora de interpretar sus nuevas composiciones. Además, oído el resultado, no me cabe la menor duda de que ha sido todo un acierto.

“The blind carpenter” fue un disco realmente interesante en términos compositivos, pero en alguno de sus puntos no funcionó. Quizás el inglés de Javier García no alcanzó el nivel necesario para traspasar las fronteras que la música del grupo pedía en ese momento, quizás el toque progresivo del grupo no fue lo suficientemente valorado en su momento por el público español… Sea como sea el caso es que hemos tenido que esperar a un nuevo álbum de TALESIEN para poder volver a hablar de una banda con un objetivo mucho más claro y, esta vez si, con unas grandes posibilidades dentro del panorama nacional.

“Melancolía”, un título muy acertado por todo lo que nos trae este segundo disco de TALESIEN, es un trabajo compuesto por 12 cortes, dos de ellos representados por una acústica intro y una íntima outro y 10 temas de una calidad exquisita y una distribución realmente inteligente y cuidada, como ya os iré describiendo a continuación.

Tras la evocadora intro de “Melancolía”, los tres cortes que vienen a continuación nos desvelan a unos TALESIEN brillantes, totalmente armados y listos para ofrecer melodía a raudales de la mejor forma que saben, con un heavy rock muy clásico y detallista, continuamente apoyado en la base de un teclado que da forma en todo momento a las emergentes composiciones del grupo. “En tu nombre”, “Vivo y Muero” y, sobre todo, “Alma de Arena” pasan a formar parte, tras la primera escucha, de tres temas que van a ser fijos en todos los conciertos del grupo. Un desarrollo exquisito de las melodías de guitarra en pro de conseguir que la potente dulzura melancólica con la que Javier afronta las letras, nos conquiste en cada uno de los estribillos de estos temas. “Alma de arena” tiene madera de éxito, y espero que lo sea… Su desarrollo, la combinación de la agresividad moderada de las guitarras y una potente base rítmica que nos lleva en brazos a soñar con un estribillo mágico hacen de este corte algo muy especial. En otras palabras… ¡un temazo!

Nos alejamos por un momento de la melodía y viajamos a terrenos más de experimentación y del mundo progresivo. “In Demons” es un tema instrumental que sorprende y crea adicción. Todo el grupo participa para dar forma a un corte de estructura muy esquemática pero que va evolucionando conforme transcurren los minutos y donde destaca, de forma totalmente descarada, la onomatopéyica voz demoníaca que, durante los primeros minutos y al final del corte, nos cautiva hacia las profundidades de nuestra más malvada conciencia.

La cercanía de la voz de Javier en un medio tiempo en clave de balada como es “Amanecer de Abril” nos lleva a ponernos melancólicos y nostálgicos. Un precioso tema donde el trabajo escondido de las guitarras semi-acústicas y el solo final del tema son una auténtica delicia para el oído. Su posición en el plástico es además perfecta, puesto que supone un ligero cambio respecto a lo que hemos escuchado previamente y lo que se nos avecina hacia el final del disco.

“Nada es eterno” es un corte que pasa algo desaparecido dentro del cómputo global del disco, si bien es un buen acercamiento entre las dos vertientes del grupo, la vena más progresiva y la clara devoción por la melodía. En la misma línea tenemos cortes como “Oculto” y “Como Ayer”, claros en sus intenciones pero inquietos a la hora de plantear ciertas estructuras algo más desasosegadas de lo esperable en estos temas, tal y como podemos escuchar con el decadente final que posee el segundo corte comentado. Los arreglos y las variaciones son continuas y dignas de enmarcar.

Entre ellas aparece una impresionante balada acústica como es “Lamento”, donde la producción consigue que parezca que tienes a Javier cantándote al oído y la guitarra de Juan Carlos y el piano de José Barros tocando en un rincón de la habitación. Realmente conseguido.

“Samarcanda” es el tema más largo del disco, y a pesar de ello no ha conseguido cautivarme como me hubiera gustado o como lo han hecho el resto de temas del plástico. Sin duda es una composición muy bien trabajada y que delata las influencias que el grupo tiene de gente como Dream Theater (en un corte muy al estilo “Home” de los neoyorquinos), pero cuya estructura arábiga en cierto modo acaba por resultar algo repetitiva, si bien los cambios de ritmo y las melodías entrecortadas son constantes y no dejan de ser interesantes.

Acaba el disco entre las delicadas, detallistas y medidas notas de una guitarra acústica, enmarcadas en el tema “Libélulas”, y nos encontramos disfrutando de un disco en formato digipack con doble apertura, de una agradable textura, y dos libretos en papel-cartón que realzan sin querer la valía de este nuevo trabajo de TALESIEN. Se trata de un más que notable esfuerzo y todo un acierto por parte de los gallegos que han encontrado, en su unión con Silent Tree Productions y su acertada elección idiomática, un lugar desde el que partir con mucha confianza y una senda que recorrer con grandes esperanzas… Todo gracias a este segundo disco titulado “Melancolía” al que merece la pena acercarse.

TALESIEN son:
Pedro Javier García: Voz y coros
Oscar Ínsua “Jumpin”: Guitarra
Juan Carlos Cotelo: Guitarra
José Barros: Teclados
Sergio Fraga: Bajo
Julio G. Valladares: Batería y percusión

TRACKLIST:

01. Melancolía
02. En tu nombre
03. Vivo y muero
04. Alma de arena
05. In demons
06. Amanecer de Abril
07. Nada es eterno
08. Oculto (si vuelves a llorar)
09. Lamento (recuerdo de tu adios)
10. Samarcanda
11. Como ayer (auge y caída)
12. Libélulas
Puntuación: 8,25

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos