TAO TE KIN – ABADA

Crítica

Cuando acababa de unirme a las filas de MetalCry pude hacer la review de “Cuaderno de bitácora de un viaje aún por hacer”, el disco que editaron en 2013 TAO TE KIN, una banda procedente de Getafe que practica una música tan difícil de definir como cargada de calidad. Pues bien, ahora tengo la posibilidad de volver a disfrutar de la música de este grupo a través de su nuevo lanzamiento discográfico, “Abada”. Cuando nos acercamos a “Abada” podemos notar dos cosas: en primer lugar, que el grupo mantiene la esencia de su sonido, caracterizado por canciones de mucha complejidad, cargadas de detalles y de letras muy trabajadas; en segundo lugar, que en esta ocasión han optado por una mayor agresividad en el sonido, lo que resulta sorprendente si lo comparamos con su música anterior. De esta manera, el resultado final es muy diferente a lo que podríamos esperar en un primer momento, ya que las canciones son ahora mucho más potentes y cañeras, pero, eso sí, sin perder los rasgos que habían dado su personalidad al sonido de TAO TE KIN.

El disco arranca con “Exilio”, una canción en la que reivindican la individualidad de la persona a través de sonidos agresivos y de ritmos muy trabajados, pero también de unas melodías muy reconocibles. Como es habitual en TAO TE KIN, aparentemente la voz y la música van por derroteros distintos, aunque siempre confluyendo para crear un todo sorprendentemente unitario y coherente, que es la canción.

Seguimos con “Aguijón”, un largo tema de más de nueve minutos, que empieza con densidad, para después desarrollarse con mucha potencia a través de sonidos muy variados. Es una canción sorprendente, en la que los continuos cambios de ritmo están muy bien introducidos.

Tao Te Kin Banda

La siguiente canción, “Frágil”, empieza con unas palabras tomadas de una película, creo que “Pactar con el diablo”. Es una canción en la que escuchamos una de las letras que más nos recuerdan a las del disco anterior, y en ella nos hablan de la fragilidad que tenemos los seres humanos. En el ámbito musical, es una canción de ritmos variados, con un riff muy agresivo y muy contundente, pero también con momentos de tranquilidad y densidad.

El tema que da título al álbum es un instrumental que funciona a modo de “interludio” dentro del disco. Tiene un aire evocador y un sonido que no desentonarían en la banda sonora de una película de vaqueros.

Queroseno” es una canción potente y crítica, que nos obligará a mover la cabeza casi sin querer. La voz es muy agresiva, y encaja a la perfección con el sonido del tema. No obstante, hacia la mitad de la canción, hay un cambio de ritmo que nos sirve para recuperar el aliento, justo antes de volver a la caña.

En “Viejo” colabora Juan A. Soler, “Kantz”, de TENPEL, y esa colaboración enriquece mucho el resultado final del tema, por lo bien que encajan las dos voces que dialogan sobre el hecho de envejecer. Es una canción tranquila en su arranque, pero que va poco a poco ganando garra, a través de unas melodías muy bien construidas y unas voces muy pegadizas. Es una canción corta, que, en ese sentido, contrasta con las demás del álbum.

El disco acaba con “Lobos”, una canción contundente, probablemente una de las más directas del grupo. Empieza con un riff que se va acelerando, que nos guía hasta una letra muy crítica que suena por encima de una música contundente y de ritmos muy complejos. Es el mejor cierre posible para el disco.

Como vemos, TAO TE KIN han vuelto a crear un disco cargado de grandes canciones en las que dan rienda suelta a su creatividad, una creatividad muy grande y que los pone por encima de muchas de las bandas de nuestro país.

Vale la pena prestarles atención.

Tracklist:

1- Exilio.
2- Aguijón.
3- Frágil.
4- Abada.
5- Queroseno.
6- Viejo.
7- Lobos.

TAO TE KIN son:

Emilio Sánchez: Voz.
Jesús Rodríguez: Guitarra.
Juan Luis de León “Luyu”: Guitarra.
Jorge Garrido: Bajo.
Ismael Sanz: Batería y percusión.

Puntuación: 8,5/10.

Discográfica: Nooirax Producciones.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos