TERROR – KEEPERS OF THE FAITH

Crítica

Cuatro discos y cuatro certificados que acreditan su maestría en sudar mala leche. TERROR son una de las principales bandas de la escena Hardcore californiana y quienes han tenido la suerte de verles sobre nuestros escenarios sabrán a lo que me refiero con la anterior frase. «Keepers Of The Faith» es su nueva declaración de principios, cruda e inmisericorde, visceral y políticamente incorrecta.

Scott Vogel es un auténtico pitbull en el micrófono. Lo breve de las piezas, sólo dos temas superan los tres minutos, no son óbice para que el vocalista ofrezca patente de corso a toda su rabia con una encomiable seriedad. Pocas cosas vas a encontrar en TERROR que sean motivo de risa y mucho menos sus textos y el modo no de interpretarlos, sino de vivirlos.

A nivel musical «Keepers Of The Faith» vascula un poco más hacia el Metal que anteriores obras de la banda. Riffs muy cercanos al Thrash Metal sobre ritmo veloces y constantes, impermeables a momentos de relajación. No hay lugar aquí para hablar de Metalcore, el sonido de TERROR es demasiado básico, clásico y despiadado como para incluirles en ese saco. Las guitarras suenan pesadas y densas, las baquetas golpean duro mientras el bajo traza la senda a seguir, un sentimiento de vieja escuela innato que les sitúa a 180 grados de cualquier propuesta comercial.

El disco ha sido grabado en Orange County, California, encargándose de la producción Chad Gilbert y de la mezcla Matt Hyde, quien ha trabajado con bandas como SLAYER o HATEBREED, logrando un resultado limpio pero no sobreproducido ni trucado, como sucede con otras bandas del género que aprovechan los recursos del estudio para ganar en potencia. El tema de apertura, «Your Enemies Are Mine» es buen ejemplo de ello, ya que encontramos una caja cristalina y un riff que en segundo plano domina a sus anchas la canción. Contrapunto, por ejemplo, a la velocidad que éste tema muestra sería «You’re Caught», donde se explota una vertiente distinta pero homogénea del sonido de TERROR.

En otras composiciones, como «The Struggle», nos enfrentamos a su cara más thrasher, con las seis cuerdas padeciendo torturas a cada segundo de la canción. En conjunto, variado sin perder en ningún momento la identidad ni el norte, lo que se agradece en su escucha lineal.

Otro paso adelante de una banda que quizás no ganará en popularidad, pero sí en respeto. Fieles a sus creencias, TERROR regalan a sus seguidores media hora de Hardcore Thrash bruto pero inteligente, no ideado para hacer amigos sino para asustar a los enemigos. Por cierto, si tienes la suerte de hacerte con la edición japonesa tendrás además dos temas más disfrutar: «T.T.I.H.» y «Boxed In», versión ésta de SUBZERO.

Puntuación: 7

Discográfica: Century Media

Autor: David Jiménez Rodríguez

<< volver a discos