THE SHOOTERS – ROCK PEDAL TO THE FLOOR

Crítica

Esenciales, auténticos, con rock denso y básico corriendo por las venas… Así se nos aparecen los gaditanos THE SHOOTERS cada vez que le damos al play a su primer lanzamiento autoproducido, un “Rock pedal to the floor” de portada maravillosa que se hace gustar poco a poco, de forma relativamente segura y superando todas las carencias de producción que un trabajo de este tipo, primera maqueta en la carrera de un grupo formado en 2008, pueda presentar.

Conformados como un cuarteto los gaditanos nos entregan una muestra variada de sus primeras composiciones como banda (a pesar de contar con una trayectoria previa que data de 2004 bajo el nombre de Shoot’em Up), a través de las cuales podemos encontrarnos con dos grupos relativamente diferentes basados en la misma idea esencial. THE SHOOTERS se nos aparecen tanto en castellano como en inglés, siendo este segundo el idioma preferente a lo largo de “Rock pedal to the floor” y, sin duda alguna, el que mejor define el estilo definitivo del grupo de cara al futuro.

A lo largo de temas como “Rock song”, “Stuck” o “Stonefly” THE SHOOTERS se definen como un grupo de ideas claras, de rock de influencia americana dotado de profundos riffs, ritmos marcados y definidos en su gravedad, lo cual nos gira la vista hacia el stoner rock y nos trae siempre referencias de bandas como Kyuss o Monster Magnet mientras que guardamos en nuestros oídos unas claras influencias más clásicas a los más esenciales Black Sabbath, The Black Crowes o incluso los suecos The Hellacopters, todo ello unido en un cocktail que se adorna con la primigénea voz de Carlos, quien también se despacha, junto a su compañero Marcos, con unas buenas dosis de riffs esenciales, duros, sin grandes alardes pero muy atractivos para los amantes de este tipo de sonidos orgánicos y hechos para ningún otro lugar más que el directo.

La producción, como ya hemos apuntado previamente, es básica y sencilla, presentando a un grupo homogéneo al que escuchamos ciertamente algo más bajo y falto de fuerza de lo que nos gustaría, pero que a su vez nos trae imágenes de lo que puede dar de sí la banda sobre un escenario, puesto que el resultado de escuchar varias veces estos temas en este formato cobra fuerza cuando transformamos nuestra sensación en la autenticidad y la cercanía del grupo interpretando temas con tanta garra como el comentado “Rock song”, más rápido y movido de lo habitual, pero de nuevo muy básico y atractivo.

Por otro lado, y aunque mantenemos la esencia de lo comentado previamente, THE SHOOTERS aparecen como una banda algo más alternativa cuando adaptan su estilo al castellano, tal y como comprobamos en cortes como “Cenizas” y “Espadas en alto”. La razón de esta apreciación es que la voz de Carlos cambia una vez adopta el español, transformando la garra y la actitud macarra de su versión anglosajona, por una mayor profundidad y cavernosidad en sus cuerdas vocales. A nivel personal diré que me ha sorprendido y atrapado mucho más la versión inglesa de la banda, aunque musicalmente ambos temas tienen mucho que decir en el desarrollo de nuestra escucha. Alta distorsión junto a un sonido que encuentra el punto intermedio entre la energía y el intimismo (si hablamos de “Espadas en Alto”) son algunos de los detalles a destacar, además del potente combo que forma la base rítmica ensamblada por Alex y Danishoot, siempre en perfecta comunión para cubrir las necesidades básicas de cuerpo y gordura que requiere la banda.

“Rock pedal to the floor” finaliza con un tema titulado “Swadows of discontent” cuyo desarrollo solo se ve cohartado por la falta de una producción más grande y potente y, si se me apura, por un escalón mayor en el nivel de inglés (ese punto que pasa del notable a la ausencia total de atención en el acento). Más allá de eso se me antoja como toda una bomba en directo, un medio tiempo lleno de presencia que tributa con acierto a muchas de las referencias comentadas a lo largo de esta review.

Buen debut y, sobre todo, buen futuro el que se nos presenta por parte de esta joven banda gaditana. Para amantes del rock sencillo pero lleno de presencia y distorsión llegan THE SHOOTERS dispuestos a demostrar que el sur de España tiene, como siempre ha tenido, mucho que decir dentro del rock. A falta de oportunidades ganas no les faltan y, tras escucharles con detenimiento, no tendré problemas en arriesgarme y asegurar que en directo tienen que tener mucho que dar. “Rock pedal to the floor” está hecho para vivir sobre un escenario.

THE SHOOTERS son:

CARLOS: voz/guitarra
ALEX: bajo
MARCOS: guitarra
DANISHOOT: batería

TRACKLIST:

01- The Punisher
02- Cenizas
03- Rock Song
04- Stuck
05- Espadas en alto
06- Stonefly
07- Shadows of discontent

Puntuación: 7,25

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos