Tomorrow’s rain – Hollow

Crítica

¿Cómo se puede definir la música de los israelíes TOMORROW’S RAIN? Ellos se definen como una banda de Death Doom y Rock gótico/post Punk. Casi nada. Y, la verdad, su música tiene un poco de cada una de esas etiquetas. Hay mucha densidad, algo de agresividad, ritmos muy contundentes y un sonido muy persona. Su primer disco, “Hollow”, vio la luz el pasado 11 de septiembre, y en él nos presentan ocho temas largos, densos, cargados de matices y muy interesantes. Pero lo mejor es que lo veamos con más atención:

Las voces de unos niños nos introducen en “Trees”, un tema de inicio oscuro y denso, en el que colabora Shlomi Bracha, guitarrista de los también israelíes MASHINA. Es una canción densa y oscura que, en realidad, el cantante Yishai Swertz había escrito para una banda anterior que tuvo, de nombre MOONSKIN. En este tema, la densidad es constante, pero, poco a poco, la canción va ganando potencia, hasta llegar al solo, que está muy conseguido. En definitiva, un tema muy interesante para iniciar este disco.

Seguimos con “Fear”, en la que colabora Aaron Stainthorpe, de MY DYING BRIDE. Es una canción que empieza con mucha contundencia y manteniendo la densidad que es habitual en todos los temas de este “Hollow”. Las estrofas tienen un sonido muy pesado, y también un sonido muy llamativo de la guitarra, que nos puede remitir a estilos menos agresivos. Sin embargo, cuando el tema gana más potencia, con un ritmo machacón y más cañero y unas voces guturales, ya nos vuelve a traer a la música más agresiva. De hecho, lo más interesante de esta canción es, junto a su instrumentación, la alternancia de voces limpias y guturales.

¿Puede ser 2020 un año que todos quisiéramos olvidar? Posiblemente. Lo que es seguro es que en 2020 TOMORROW’S RAIN nos presentaron en este disco una canción titulada “A year I wold like to forget”. Esta canción empieza con mucha potencia, y la mantiene a lo largo de toda su duración. Es una canción que contrasta claramente con lo que acabamos de escuchar, no solo porque dura casi la mitad que las dos anteriores, sino también porque en ella se busca mucho más la contundencia y la potencia frente a la densidad.

In the corner of a dead end Street” cuenta con la colaboración de Greg Mackintosh, de PARADISE LOST, Sakis Tolis, de ROTTIN CHRIST, y de Kobi Farhi, de ORPHANED LAND. Es una canción con la que vuelven a la densidad y en la que el teclado llama nuestra atención en sus primeros versos, para muy pronto empezar a alternarse con los sonidos más potentes de las guitarras. Además, se incluyen algunos versos cargados de potencia y de agresividad.

Con un sonido muy contundente empieza “Misery rain”, que cuenta con la colaboración de Fernando Ribeiro (MOONSPELL) y de Mikko Kotamaki (SWOLLOW THE SUN). Es una canción que nos obliga a mover la cabeza casi sin querer, gracias a su ritmo machacón y contundente. Además, se incluyen algunos interesantes cambios de ritmo, que nos hacen mucho más interesante el tema.

Into the mouth of madness”, en la que vuelve a colaborar Kobi Farhi y en la que también pone su granito de arena Jeff Loomis (NEVERMORE y ARCH ENEMY), empieza con potencia, para muy pronto volver a los sonidos densos. Es una canción de rollo muy melancólico en sus primeros versos, en los que incluso se doblan las voces, dando un sonido bastante llamativo. Es una canción en la que los cambios de ritmo son continuos, ya que su primer punteo es muy cañero, y contrasta con las partes cantadas, densas y muy melódicas. Pero es que, además, hay varios cambios a ritmos más machacones y cañeros, que nos dejan clara la versatilidad de estos músicos a la hora de componer.

En la propia “Hollow” participa Spiros Antoniou, de SEPTIC FLESH. Es una canción que empieza con suavidad, con las voces femeninas recibiéndonos, pero que muy pronto gana potencia y contundencia, para desarrollarse con un ritmo machacón sobre el que se alternan las voces masculinas y femeninas.

El disco termina con “The weeping song”, en la que colaboran Lisa Cuthbert, que es la voz femenina en directo de THE SISTERS OF MERCY, Anders Jacobsson, de DRACONIAN, y, de nuevo, Kobi Fahri. Es un tema contundente pero en el que el grupo se aleja de la densidad de la mayor parte de sus canciones, optando por un sonido más cañero. Es una canción llena de cambios de ritmo y en la que la alternancia de voces femeninas y voces masculinas, tanto limpias como guturales, da como resultado un tema de lo más interesante.

Como vemos, TOMORROW’S RAIN han creado un primer disco cargado de buenas canciones, densas pero a la vez melódicas, con cambios de ritmo que, en ocasiones, resultan sorprendentes, y también con un gran número de colaboraciones que enriquecen mucho el resultado final del álbum. Todo esto, unido a una producción muy cuidada, hace que estemos ante un disco muy logrado, que gustará a quienes busquen densidad y oscuridad, pero también a quienes busquen muchas más influencias.
Un disco de lo más interesante.

Track list:

1. Trees.
2. Fear.
3. A year I would like to forget.
4. In the corner of a dead end Street.
5. Misery rain.
6. Into the mouth of darkness.
7. Hollow.
8. The weeping song.

TOMORROW’S RAIN son:

Yishai Swertz: Voz.
Raffael Mor: Guitarras.
Yoni Biton: Guitarras.
Yaggel Cohen: Bajo.
Nir Nakav: Batería.
Shiraz Weiss: Teclados.

Discográfica: AOP Records.
Puntuación: 8,5/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos