TOMAHAWK – ODDFELLOWS

Descripción

El súper grupo de metal alternativo y experimental TOMAHAWK está de regreso después de 5 años de pausa musical con “Oddfellows” (2013). Mike Patton (voz), Duane Denison (guitarra) y John Stainer (batería) se dejan acompañar en este que es el cuarto disco de la banda por un nuevo integrante, el bajista Trevor Dunn (Fantômas, Mr. Bungle), quien pasa a reemplazar a Kevin Rutmanis (The Cows, The Melvins) que abandonó el grupo allá por el 2007. 

El presente disco a diferencia de su anterior “Anonymous” (2007) fue grabado por completo en vivo en el estudio de Easy Eye Sound propiedad del cantante y guitarrista Dan Auerbach (The Black Keys). Cuenta con 13 canciones producidas por el grupo y por Collin Dupuis.

“Oddfellows” (2013) puede decirse que es un disco mucho menos experimental que los anteriores trabajos discográficos del grupo, no obstante sigue en la misma linea que siempre ha caracterizado a la mayoría de los proyectos en los que ha estado involucrado Patton: una combinación de vocales abrasivas y versátiles con notas pesadas y cambiantes. Sin duda este es el disco más directo y conciso que el grupo ha realizado hasta la fecha, las canciones se mueven dentro de un orden estructural casi magnético, pero dando lugar al caos y al excentricismo de vez en cuando.

La primera canción (“Oddfellows”) es la que nombra el disco y en ella podemos escuchar la voz de Patton llevando las riendas del caballo con un tono áspero que se mantiene acorde a la anarquía y el desorden musical que irradia la parte instrumental de la banda con riffs densos que emulan a The Melvins. Por su parte el single de presentación del disco (“Stone Letter”) con la batería de Stainer a la cabeza se sitúa dentro del campo más hardcore, con tintes desenfrenados y con un Patton un tanto violento y acelerado en las voces. “Oddfellows” (2013), al igual que los anteriores discos de la banda, se mueve dentro del campo de la experimentación musical y el avant-garde: encontramos alguno que otro cambio de ritmo, giros inesperados en lo que a estilos se refiere y hasta coros un tanto sublimes (“I.O.U” y “White Hats/Black Hats”).

Sin embargo, en las siguientes canciones la experimentación cobrará mayor protagonismo.“A Thousand Eyes” se convierte en un himno casi por completo espacial guiado por el eco de la voz de Patton. Por su parte en “Rise Up Dirty Waters” se hacen guiños  al jazz en el intro de la canción para pasar posteriormente a la improvisación más disparatada, estos cambios tan bruscos recuerdan mucho al antiguo grupo de Patton Mr. Bungle. El bajo pesado de Dunn toma protagonismo con la canción “The Quiet Few”, mientras la guitarra caótica de Denison se fusiona junto a la voz alterada a base de efectos de un Patton endemoniado. Este disco transita por la misma vía del “Album of The Year” de Faith No More, puesto que se disminuye esa agresividad musical característica de los dos primeros discos del grupo y se pasa a dar un mayor protagonismo al elemento atmosférico (“I Can Almost See Them”). En “South Paw” escuchamos a un revitalizado y combativo Stainer golpear la batería de manera ininterrumpida, en tanto que Denison nos sorprende con unos poderosos riffs de guitarra.

La calma regresa en el tema “Choke Neck”, el cual se mueve entre la oscuridad y la disonancia. En tanto que “Waratorium” luce como si fuera a ser el próximo single del disco por su arriesgada sensibilidad pop y funk sucio, pero sin abandonar la base rockera del grupo. “Baby Let’s Play” muestra a un TOMAHAWK más lento y equilibrado, así como si de una balada pseudo sombría se tratara. Y ya para cerrar los casi 41 minutos del disco encontramos a “Typhoon”, otra vez la batería galopante de Stainer se conjuga con el punk sonoro de Denison y Dunn para dar paso al grito distante de Patton que da por terminada la canción.

Es obvio que “Oddfellows” (2013) no se digiere con una sola escucha, sino que necesita de varias para que se puedan entender y disfrutar los diversos sonidos y cambios de ritmos que se acentúan a lo largo del mismo. No obstante, los fans de Patton y compañía pueden quedarse más que satisfechos, ya que estamos frente al mejor disco que este grupo ha realizado hasta la fecha (debemos resaltar la gran química entre los miembros de la banda a la hora de ejecutar las canciones). La espera de tantos años ha valido la pena, esperemos pues que no tengan que pasar 5 años más para escuchar lo nuevo de TOMAHAWK.

Canciones destacadas: “Oddfellows“, “Stone Letter“, “A Thousand Eyes“, “The Quiet Few” y “Waratorium“.

TOMAHAWK son:

Mike Patton
Duane Denison
John Stanier
Trevor Dunn

TRACKLIST:

1. “Oddfellows” 3:29
2. “Stone Letter” 2:52
3. “I.O.U.” 2:38
4. “White Hats / Black Hats” 3:21
5. “A Thousand Eyes” 2:40
6. “Rise Up Dirty Waters” 3:06
7. “The Quiet Few” 3:48
8. “”I Can Almost See Them”” 2:36
9. “South Paw” 4:00
10. “Choke Neck” 3:51
11. “Waratorium” 3:27
12. “Baby Let’s Play ____” 2:43
13. “Typhoon”

Puntuación: 9/10.

Sello: Ipecac Recordings.

Autor: Emil Gil Bretón

<< volver a discos