TOTAL ANNIHILATION – 84

Crítica

El primer larga duración de los suizos TOTAL ANNIHILATION, se titula “84” y es a todos los efectos una bomba sónica de thrash metal con toques death en algunos puntos de sus composiciones. Suenan con mucha garra y nos ofrecen un plástico inicial de treinta y seis minutos auto producido, dividido en ocho temas a cañón desde el principio.

Abren con “Big, Fat, Lying, Bastards”, presentando una introducción sensacional de simples y contundentes riffs con aportaciones de batería muy concisas y de mucho ímpetu, claramente apoyándose en las duras guitarras hasta que estalla el frenético doble bombo y comienza a cantar Daniel, no conformándose con ese thrash sucio y veloz, viéndose obligados a incorporar una parte bastante pesada hacia media canción.

El título que da nombre al trabajo (“84”), aparece a través de una guitarra que parece deshacer sus notas en una canción que está buscando deleitarse en su propia intro, para rápidamente enganchar con la verdadera esencia del corte que nos habla de auténtica destrucción con esas formas rápidas y esa gran pegada de Tizian, seguida muy de cerca por las cuerdas de acero, para dejar un corte con un potente estribillo, en el que han gustado incorporar un socorrido pregrabado.

A machete continua “Social Distortion”, manteniendo un diálogo dentro de la misma canción con mucha fuerza, siguen esa esencia del thrash metal de esencia europeo, con sólidos riffs y voces que se doblan en ciertas partes con mucho énfasis para ofrecer un tema algo más corto, pero a la yugular que termina enlazando con la tranquila guitarra acústica que abre “Monster”; una pizca de frescor en la obra con esa orquestación inicial que rompe los primeros acordes de guitarra eléctrica, hasta que entra esa lírica mucho más desgarradora, en lo que se convierte un tema mejor ubicado en el death de corriente melódico, con esos riffs magistrales que la convierten en uno de los mejores temas del redondo.

Vuelven rápidamente a la carga con esos compases más pesados de “Atomic Suicide”, dando una mayor importancia a una percusión que va creciendo en intensidad con un imponente doble bombo, dejándose la piel en esa vorágine de metal a la que nos somete la cañera composición sin darnos tregua. Aunque sin duda alguna la joya de la corona será “Circle Mosh”; no hace ser muy listo para comprender el motivo, es un tema que incita a la violencia desde el primer segundo, con partes muy claras de thrash sin concesiones y veloces riffs que decrecen en intensidad pocas veces para enfatizarse, siendo cierto que en algunos puntos hay un sonido un poco caótico, pudiendo parecer que no se sabe ni por donde vienen los tiros.

El tema más largo del disco, ha sido bautizado como “Terror” y aúna bastantes puntos de lo que plantean a lo largo del resto de canciones, con una intro algo larga que desemboca en unas guitarras que se entrecortan y una lírica bastante potente que se adueña de toda la composición. Muy bien el trabajo instrumental y esas partes más graves de voz que se contraponen a la mayoría de fragmentos de su trabajo, considerando la canción como perfecta para identificar lo que han querido plasmar genéricamente.

La canción que nos despide, tiene el curioso nombre de “Thrash Metal und Dosenbier” y es esa clase de canciones de thrash metal por excelencia  muy rápido con una duración inferior a los tres minutos en los que el estribillo cumple la función esencial del tema, muy a al estilo TANKARD, con una clara influencia de los mismos para este caso.

En definitiva, un disco bastante interesante que aunque no plantea ninguna novedad, si merece una escucha por todos los amantes del thrash metal y la caña. Espero poder revisar pronto su siguiente trabajo.

TOTAL ANNIHILATION son:

Daniel Altwegg: Voz
Nicolas Stelz: Guitarra Principal
Ralph Kissling: Bajo
Tizian Blanc: Batería
Fernando Ortega: Guitarra

 TRACKLIST:

01 – Big, Fat, Lying, Bastards
02 – 84
03 – Social Distortion
04 – Monster
05 – Atomic Suicide
06 – Circle Mosh
07 – Terror
08 – Thrash Metal und Dosenbier

Puntuación: 6.7
Discográfica: Autoproducido
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos