TREAT – COUP DE GRACE

Crítica

Últimamente está pasando por mis manos una gran cantidad de Hard rock melódico, a veces se trata de nuevas bandas como Impulsia y en otras ocasiones del regreso de grandes clásicos del estilo como Keel o Foreigner. Por eso no me sorprendió encontrarme con el regreso de Treat.

La formación sueca no editaba un disco de estudio desde 1992, aunque había puesto en el mercado un directo y un recopilatorio además de reeditar su debut en 1993, 2006 y 2008 respectivamente. Ahora, dieciocho años después de sus últimas composiciones originales nos llega “Coup de Grace” y debo decir que es uno de los trabajos más interesantes en este género que llevo escuchados este año y uno de los pocos que realmente me ha emocionado en los últimos tiempos.

Treat ofrecen en este nuevo disco una colección de catorce nuevos temas impregnados de su estilo, repletos de grandes melodías, de buenos riffs, de emocionantes solos. Con Robert Ernlund nuevamente en el micrófono, los de Estocolmo nos muestran su mejor cara en cortes como “The War Is Over”, “All In” o “Paper Tiger”, tras una interesante intro titulada “Prelude: Coup de Grace”.

Tanto Keel como Foreigner o Bruce Kulick han lanzado buenos regresos para su carrera discográfica, pero el acierto de Treat brilla con luz propia, eclipsando los esfuerzos de sus compañeros de estilo con temas tan inspirados como “Roar”, “Tangled Up” o “Heaven Can Wait”.

Cuando uno se pone este disco y comienza a disfrutar de las interpretaciones de Anders Wikstrom a las guitarras y Patrick Applegren a los teclados todo parece indicar que este disco podría ser perfectamente redondo, una obra maestra del estilo. Esta es una opinión que se refuerza cuando le llega el turno a temas como “Skies Of Mongolia”, una de las canciones más inspiradas e inspiradoras que he escuchado en este género en mucho tiempo. Sin embargo no es oro todo lo que reluce y tras un par de escuchas es inevitable darse cuenta de que la producción del disco podría ser bastante mejor y que tras la interesante “I’m Not Runnin’” el disco sufre un pequeño bajón con cuatro temas que, aun siendo buenos cortes, no están a la altura del resto del disco.

“No Way Without You”, “We Own The Night”, “All For Love” y “Breathless” esconden composiciones más planas y menos trabajadas que sus predecesoras, algo que debilita un poco al album en su recta final.

Si “Coup de Grace” contara con una producción mejor trabajada y los cuatro temas mencionados no se hubiera incluido, podríamos estar hablando del mejor disco del género en décadas. Sin duda será un trabajo más que interesante para los fans del estilo, todo un dulce para cualquier amante de las melodías ochentenas. Altamente recomendable.

Puntuación: 8,7

Discográfica: Frontiers Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos