TROBAR – CHARIVARI

Crítica

El sexteto Canadiense TROBAR, lanzaba el pasado mes de abril lo que sería su segundo LP, bajo el  nombre de Charivari, el cual está formado por doce temas de clara tendencia folk, y en el que encontramos, tal y como especifica la banda, música celta originaria de Quebec combinado con puro trash de influencia progresiva, y aunque todo ello es visible en Charivari, nosotros preferimos denominarlo folk metal extremo.

Tras una más que típica intro folk que se presenta como primer tema del disco, Troubadours nos recuerda a unos IN EXTREMO con una voz gutural, en el idioma natal de los componentes de TROBAR, el francés. Melodías pegadizas y mucho doble bombo que dan paso a un interludio acústico a medio tema acompañado de unas voces de ultratumba que le van al pelo. Muchos cambios de ritmo identificables a lo largo de los doce temas de Charivari, y el sonido, por qué no decirlo, algo molesto de unos teclados que simulan instrumentos de viento.

Charivari, es el tercer tema del LP, y que da nombre a éste mismo, algo más lenta, y de apego al medio tiempo, donde cabe destacar las voces/coros en la parte del estribillo, y más atrayente a medida que va avanzando, y con más movimiento a partir del solo de guitarra, cerca de la mitad del tema.

Empezando casi como una balada, Sacrifice, transcurre de forma correcta, dándole un juego a la voz gutural y los coros que resulta suficientemente atractivo, volviendo a esos cambios de ritmo que parece que tanto les gusta a TROBAR, y apareciendo por primera vez una voz femenina, la cual oiremos también más adelante.

En Le Bosquet retoman los ritmos similares a IN EXTREMO, iniciando con unos juegos de baquetas, la flauta y el acordeón toman de nuevo protagonismo, y ese molesto sonido de teclado poco actual que no estaría mal suprimir, y dónde quizás pueden verse esas trazas de Trash metal, de las que el grupo presume estar influenciado, con los ya típicos interludios instrumentales que recorren Charivari, el cual, esta vez, pasa sin pena ni gloria, bastante plano, y al que le falta la agresividad con las que se mostraban los primeros temas.

Cercana a FINNTROLL y con aires festivos se presenta Ivresse notre deese, muy cañera, y con la agresividad y acritud que le faltaba al tema anterior, acompañando de fondo un acordeón similar al que utiliza KORPIKLAANI, de este modo transcurre también el tema Neuf ortelis et dix sous, convirtiéndose así en los temas más animados y alborotados de los doce temas.

Más lejano es el principio de Tyran, que nos recuerda a alguno de los temas del Black Album de METALLICA en sus riffs, al que preceden una voz femenina muy sensual y sutil, para dar paso, otra vez, a los guturales, convirtiéndose en un medio tiempo algo pesado y llano y al que le falta acción.

Con inicio lento y sonido de violines procede uno de los temas instrumentales del disco, con un rollo folk acústico, otra de las características en cuanto a sonido de Charivari. Otro tema de similar composición, A l’ombre du chene, sucede también con sonidos de guitarras acústicas, para, casi al final, añadirle una batería que más bien parece un sampler o batería programada, muy monótona y pesada.

Noctambule vuelve a incluir la voz femenina y a lo lejos una voz masculina, buen inicio de tema, lento, y que a partir del segundo minuto sube las revoluciones pero, siendo, aún así, un tema bastante aburrido y cansado.

Pactés a Mort es el último tema, y el más extenso, a estas alturas la pesadez del álbum ha podido ya con el oyente. En este tema, digamos, que hay un poco más de lo oído anteriormente, eso sí, con unos cambios que no pegan de ninguna manera, la forma en la que están ensamblados me resulta cuanto menos inquietante.

Sin duda, Charivari se presenta como un disco algo difícil de escuchar, por momentos parece que sus melodías nos van a transportar a aquellos mundos de leyenda que tanto nos apasionan, pero luego llega el sonido de sus teclados y esos cambios inexplicables de ritmo, algo psicodélicos que  nos devuelven a la realidad, dejándonos una sensación de pesadez continua y apatía.

TRACKLIST:

TROBAR son:

Anaël Turcotte – Batería y Percusiones
Jean-Luc Déziel – Guitarra eléctrica y acústica
Alexandre Levasseur – Teclados y Guitarras
Pascale Lévesque – Flauta y Teclados
Éric Albert Dastous – Voz
Vincent Roy – Bajo y Viola a rueda

Puntuación: 6/10

Discográfica: Autoeditado

Autora: Spinelly Arianne

<< volver a discos