UNICORNIA – NIHIL

Crítica

Desde Burgos nos llega el segundo trabajo de esta formación. Unicornia han puesto en el mercado su disco “Nihil”, sucesor de su debut “Absentia”.

Desde el principio se percibe que el grupo tiene un estilo muy definido, saben lo que quieren hacer y lo hacen bien. Unicornia se mueven en un campo de metal melódico con toques góticos y algunas estructuras algo más complejas de lo habitual. El resultado es un sonido pegadizo, con grandes melodías y con mucha fuerza, obsequiándonos en cada tema con un buen saco de riffs de todas las formas y colores.

Escuchando el primer tema de este nuevo trabajo, titulado “Suplica”, no dejaba de pensar “esto esta influenciado por aquel grupo…” pero “aquel grupo” no me venía a la cabeza. Por suerte tenía cerca al compañero Dany para echarme un cable. Y con su ayuda le puse nombre a esa influencia: EPICA.

Y diréis: ¿porqué coño no te acordabas de Epica? Pues la explicación está en la voz de Mirian. Su estilo vocal no tiene prácticamente nada que ver con el que podemos ver en grupos como Epica o Nightwish. Es un estilo en ciertos aspectos más oscuro, mas duro, alejado de la onda operística. Y tampoco hay guturales más que en un par de momentos puntuales. Pero los riffs y las tendencias melódicas del grupo beben de Epica, sin que esto signifique que el grupo se resuma como una copia de Simone y los suyos. Nada mas lejos de la realidad.

Epica es una influencia pero Unicornia tienen personalidad en sus interpretaciones y las ideas claras en lo que quieren conseguir con sus temas. La voz de Mirian es bastante personal y poco habitual dentro del rock y del metal. De hecho, escuchándola cantar, en especial en las partes más relajadas y susurrantes, me ha recordado a Amaya Montero (ex Oreja de Van Gogh), aunque Mirian ofrece un estilo más potente.

“Canción de Nada” e “Insomnio” son dos de los temas que más me han gustado de este “Nihil”. Llama la atención lo bien producido que está este disco. El sonido es nítido, tiene empaque y cada instrumento esta en su sitio y al volumen adecuado. Tan solo veo algún ligero fallo con la batería y, en momentos puntuales, con la voz.

Por ejemplo en el tema “Maldición” la voz no termina de encajar con el resto del tema, es como si hubieran cogido su pista y la hubieran superpuesto al resto, por lo que me da la sensación de que, en algunas partes, se queda algo desnuda.

Pero cortes como “Muerte Ven” o “Suspiro” son dignos de escucharse. Es agradable descubrir grupos en nuestra escena capaces de trabajar un estilo que se ha practicado ya mucho y llevarlo a su terreno, dándole nuevos matices. “Nihil” tiene personalidad y buenas composiciones. Y una labor a las seis cuerdas de alta factura.

Un dato importante en este disco es la lírica, pues se trata de un disco considerablemente conceptual. Y de forma difusa a la par que concisa nos cuentan una historia interesante y llena de sensaciones.

Otro aspecto sobresaliente de este disco es su presentación. El libreto es una belleza. La fuente elegida para las letras en ocasiones se hace un poco difícil de leer, pero tan solo hasta que te acostumbras a ellas. Y además incluye un poster con una introducción a la historia mencionada realmente curioso.

A todo esto debemos añadirle canciones como “…en el Silencio” o “Desde El Interior”, que son realmente buenas.

En cuando a los aspectos a mejorar: creo que el disco podría ser más variado en algunos aspectos. Temas como “En La Espiral”o “Agonía” se me hacen un tanto repetitivos. Sobre todo en las melodías vocales. Convendría darle un poco más de volumen a esos riffs, porque son arrolladores y se difuminan sonando tan de fondo. Y en muchos temas los teclados tienen demasiado protagonismo en las secciones instrumentales, desde mi punto de vista.

En general “Nihil” es un muy buen disco para un grupo que demuestra mucho potencial. Tan solo les falta pulir pequeños detalles y terminar de personalizar su sonido al cien por cien para superar cualquier posible barrera. Quizás el sonido agradecería una guitarra más para darle más empaque a la sección rítmica y más juego en los solos y las melodías.

En resumen, un disco muy recomendable para los que disfruten de un metal melódico con buenos arreglos y riffs potentes.

Puntuación: 7,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos