WHEN ICARUS FALLS – AEGEAN

Crítica

Desde la ciudad suiza de Lausana nos llegan WHEN ICARUS FALLS, una banda de Post-Hardcore formada en 2007 que, después de publicar un EP en 2009 titulado “Over the frozen seas”, recientemente han publicado una nueva obra, su primer álbum de larga duración, titulado “Aegean”.

Aegean” es un disco en el que los títulos de las canciones pueden llevarnos a pensar que tratan sobre mitología. Sin embargo, una escucha más atenta de las letras nos permitirá darnos cuenta de que esa referencia a la mitología es solo una metáfora, y que, en realidad, estamos ante una obra conceptual en la que el grupo desarrolla, a través de siete temas de muchísima complejidad, las cinco etapas del duelo tal y como las definió la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, y que son negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Precisamente por tratarse de temas que hablan del duelo, nos encontramos con canciones densas, con mucha oscuridad en algunos momentos, pero en las que también encontramos rabia y agresividad, lo que da lugar a una enorme variedad en los sonidos.

El disco comienza con “A step further”, una canción que empieza con unos acordes de piano muy oscuros, que van creando una atmósfera densa y opresiva, casi intrigante. Sin embargo, pronto se arranca con mucha potencia, con una voz desgarrada que casi parece que grita la letra, por debajo de la que se escuchan unas melodías de guitarra afiladas y repetitivas que se superponen a un ritmo de batería machacón aunque denso. El último minuto de la canción es más lento y sobre todo muy oscuro.

Este tema enlaza con el que da título al álbum, muy largo y que empieza con un punteo de guitarra muy lento, que más bien parece la calma que precede a la tempestad. Poco a poco, el ritmo se va acelerando, hasta que Diego empieza a cantar mucha rabia y agresividad. Es un tema muy variado, con unos cambios de ritmo muy efectivos que hacen que no nos resulte largo a pesar de sus casi diez minutos de duración. Las melodías de las guitarras están muy logradas, de forma que son de las mejores del disco. Pero lo que más destaca es la atmósfera que rodea a todo el tema, que resulta de una oscuridad casi desquiciante.

Continúa el disco con “Acheron/Eumenides”, una canción que empieza con un riff de guitarra sencillo pero muy efectivo, que nos va introduciendo en el tema de forma progresiva. Poco a poco, la música se va haciendo más compleja, hasta el momento en el que Diego empieza a cantar, en el que el tema se vuelve más denso. La batería suena con unos ritmos más complejos que los que podemos escuchar en otros temas, mientras que el sonido de las guitarras resalta esa densidad. De nuevo, los cambios de ritmo introducen partes muy lentas y oscuras que contrastan con otras más agresivas.

The Asphodel meadows part 1” es un breve instrumental, muy oscuro y muy denso, en el que el teclado y las guitarras monopolizan nuestra atención. Funciona a modo de “intermedio” dentro del disco, como forma de ayudarnos a recobrar el aliento entre toda la rabia que destila el álbum. Poco a poco, el sonido va haciéndose más rotundo, hasta que unos redobles de la batería nos conducen hasta el tema siguiente, “What we know thus far”, una canción oscura, en la que la voz, las melodías de las guitarras y el ritmo de la batería crean una atmósfera de desasosiego. Es un tema rabioso, pero en el que se incluyen también algunas partes más lentas, que lo que hacen es dar más densidad a la canción.

Con mucha densidad empieza el tema siguiente, “Tears of Daedalus”, que sigue con unas voces desgarradas que gritan mientras escuchamos el sonido del viento y la melodía del piano. Es un tema de solo cuatro minutos, muy denso y en el que la música del piano y la atmósfera que crea es la que domina. Probablemente sea uno de los temas de mayor oscuridad, pero también uno de los más expresivos.

El disco termina con la canción más larga, “Hades”, un tema que es el resumen perfecto de lo que WHEN ICARUS FALLS pueden hacer, porque a lo largo de sus casi once minutos hay espacio para partes oscuras y para otras más potentes. Diego desgarra su voz al cantar, mientras que las guitarras, el teclado y la batería siguen creando sonidos en los que se combinan la rabia con la oscuridad. Los sonidos repetitivos de las guitarras y el teclado sirven a la perfección para que aumente esa sensación de oscuridad, hasta llegar a un final que resulta el mejor cierre posible para este álbum.

Aegean” es, como vemos, un disco muy complejo, oscuro y denso en algunos momentos, pero también potente y furioso en otros, debido a la alternancia de melodías muy conseguidas, ritmos y riffs muy agresivos y voces desgarradas. Escucharlo nos hará experimentar una enorme variedad de sensaciones, desde el desasosiego a la rabia, consiguiendo que se trate de una obra de enorme carga expresiva.

Sin duda, un disco de lo más interesante por cortesía de unos músicos con muy buenas ideas.

WHEN ICARUS FALLS son:

Diego Mediano: Voz.
Yann Cottier: Guitarra.
Luis Cordeiro: Guitarra.
Claude Humbert-Drotz: Bajo.
Xavier Gigandet: Batería y teclados.

Track list:

1- A step further.
2- Aegean.
3- Acheron/Eumenides.
4- The Asphodel meadows part 1.
5- What we know thus far.
6- Tears of Daedalus.
7- Hades.

Discográfica: Headstrong.

Puntuación: 7,5/10

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos