WOLF – LEGIONS OF BASTARDS

Crítica

¿Estáis listos para el Heavy Metal? ¡Wolf están de vuelta! Y esta vez vienen listos para hacernos menear las melenas con más fuerza que nunca, para hacernos destrozar nuestras air-guitars y conseguir que nos desgañitemos entonando sus nuevas canciones a pleno pulmón ¿Cómo van a hacer esto? Pues con su nuevo y flamante disco: “Legions Of Bastards”.

Y qué nos vamos a esperar de Wolf en su sexto LP sino lo que nos han ofrecido desde sus inicios: riffs pegadizos, solos afilados, voces agresivas…en resumen, el sonido del Heavy Metal de los ochenta que a todos nos gusta y que, a veces, tanto se echa de menos en la escena actual. Cortes veloces y agresivos como “Vicious Companions”, la adictiva “Skull Crusher” o “Full Moon Possession”; un corte que muestra un sonido convertido a estas alturas en característico de la banda. Y es que Wolf, más allá de reproducir un estilo y un sonido cuyo apogeo se dio en los 80, han conseguido labrarse una personalidad propia, siendo la punta de lanza de un movimiento que ha hecho de los países nórdicos un bastión del Heavy Metal más clásico.

La voz de Olsson siempre ha sido uno de los principales estandartes del grupo y en este nuevo disco vuelve a ofrecernos su mejor versión, haciendo suyas todas las melodías e inundando con su personalidad y temas como el interesante “Jekyll & Hyde”, un corte que cuenta con un puente-estribillo de primer nivel y que sin duda será una poderosa arma para hacer sonar las gargantas del público en directo.

Con el paso de los años Wolf se han convertido en todo un referente para los amantes del metal más ochentero y sin duda se convertirán en el principal referente del género a medida que vayan desapareciendo los grupos más característicos de la escena. A pesar de que, desde mi punto de vista, “Ravenous” supuso un ligero bajón con respecto a lo visto en “The Black Flame”, este nuevo lanzamiento es una mejora notable y un paso adelante en la discografía de una banda que, con temas como “Absinthe”, “Nocturnal Rites” o “False Preacher”.

Para mi gusto, el tema que mejor representa lo que son hoy en día Wolf en este disco es, sin duda, “K-141 Kursk”, encargado de cerrar este trabajo y continente de las mejores interpretaciones que la banda ha conseguido plasmar en este plástico.

Sin lugar a dudas el combinado sueco se va convirtiendo poco a poco en un referente dentro de la escena y su futuro y presente son brillantes. Una recomendación absoluta para todos los fans del heavy metal más clásico.

Puntuación: 8,5

Autor: David Rodrigo (Coon)
<< volver a discos