ALIASING – SPELL RISING

Crítica

Desde Madrid llegan ALIASING, una contundente banda de Rock/Glam que, sin embargo, se abre a otras muchas y variadas influencias. Recientemente presentaron su primer plástico, “Spell rising”, que continúa la senda marcada con su primer EP, publicado en 2013. En “Spell rising” nos presentan diez temas muy duros, en los que se sirven de los teclados para crear atmósferas a veces inquietantes e incluso opresivas, que hacen que sus canciones tengan mucha complejidad.

El disco se abre con la misma canción que le da título, “Spell rising”, un tema que empieza con cierta densidad, creando una atmósfera misteriosa y atrayente, que nos introduce no solo en el disco, sino también en una canción que muy pronto se desarrolla con potencia y un riff muy pegadizo. A partir de ese momento, la canción es pegadiza y muy contundente, con un cierto deje macarra que, personalmente, me gustó mucho. Además, se incluye un cambio de ritmo que enriquece mucho el tema, sirviendo de puente al solo de guitarra.

Seguimos con “Icarus”, que empieza con un sonido que nos puede remitir a cosas que ya hemos escuchado antes, pero que muy pronto empieza a desarrollarse con potencia y mucha fluidez. De nuevo, el sonido macarra nos guía a través de un tema muy contundente que funcionará muy bien en los conciertos.

Con mucha fuerza arranca “Scream queens”, un tema fácil de escuchar, en el que el teclado, apenas perceptible, sí aporta un sonido muy logrado, ya que lo usan para jugar con la creación de sonidos que completan el sonido de las guitarras. Es una canción que puede abrir el abanico de la gente que los escuche, porque puede encajar muy bien con el sonido más fácil de escuchar (y de digerir) que busca una parte del público.

Rock under the moonlight” empieza con una conversación en inglés sobre la transformación de un chico en hombre lobo, lo que da paso a la historia de amor entre el lobo y la chica, a través de un sonido de ritmo sencillo y un estribillo muy efectivo y fácil de escuchar.

El teclado se adueña por completo de los primeros compases de “Creepy heart”, una canción de cierta oscuridad, que se desarrolla de manera variada, alternando partes más melódicas con un estribillo en el que, sin perder esa melodía, el sonido gana en contundencia.

Unos susurros misteriosos y casi aterradores nos introducen en “A welcoming place”, una canción de desarrollo fluido pero que también juega con la oscuridad y el misterio. Poco a poco, la canción va ganando cierta contundencia hasta llegar a un estribillo muy efectivo, en el que mantienen esa intención de oscuridad que tiene el resto de la canción.

aliasing
Unos crujidos un tanto inquietantes se escuchan antes de que empiece “Fresh flesh”, una canción de ritmo no demasiado potente, pero sí muy marcado, con la que vamos a mover la cabeza casi sin darnos cuenta. De nuevo, la aportación del teclado es decisiva para crear el sonido que identifica esta canción y la diferencia del resto. No obstante, lo mejor de esta canción es su estribillo, muy conseguido.

Un sonido un tanto setentero nos introduce en “Photophobia & lipstickphilia”, una canción en la que César canta con una voz cavernosa, mientras el teclado de Adriana crea una atmósfera oscura e inquietante. Es una canción sorprendente, que vamos a recordar desde la primera escucha, porque la banda ha sabido darle un toque muy propio de las películas de terror que tanto les gustan, y eso ha servido para que sea una canción muy reconocible.

21st Century alchemist” empieza con el sonido de un sintetizador, para después dar paso a las guitarras y la voz. Es una canción muy contundente y potente, con mucha caña en las estrofas y un ritmo muy cañero. No obstante, los cambios de ritmo y la creación de atmósferas oscuras y opresivas contrastan con la melodía que se puede notar en otros momentos de la canción que es, por eso, de las más variadas del álbum.

El disco termina con “Tears”, una canción de arranque denso, misterioso y tétrico, que después va ganando fuerza. Cuando César empieza a cantar, el tema se desarrolla como una canción muy fácil de escuchar. Aunque no cabe duda de que es un tema muy conseguido, desde mi punto de vista hubiera quedado mejor hacia la mitad del disco, donde el contraste que supone con el resto de las canciones hubiera encajado mejor.

En definitiva, ALIASING son una banda que ha sido capaz de crear un disco muy conseguido, en el que juegan con sonidos tan variados y conseguidos que gustarán igualmente a los fans del Hard Rock como a los del Pop. Su juventud, su actitud y, sobre todo, lo bien que lo hacen nos pueden hacer esperar que sigan sorprendiéndonos con lanzamientos así de buenos.

No sé vosotr@s, pero yo tengo muchas ganas de verlos en directo, para ver de qué manera defienden las canciones de este “Spell rising” sobre las tablas.

Tracklist:Spell rising interior

1- Spell rising.
2- Icarus.
3- Scream queens.
4- Rock under the moonlight.
5- Creepy heart.
6- A welcoming place.
7- Fresh flesh.
8- Photophobia & lipstickphilia.
9- 21st Century alchemist.
10- Tears.

ALIASING son:

César Monzón: Voz y guitarra.
Daniel García: Guitarra.
Álvaro Monzón: Bajo y coros.
Adriana Novella: Teclados y coros.
Emilio Quezada: Batería.

Discográfica: Log Lady Records.

Puntuación: 8/10

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos