ALLOWANCE – UNBREAKABLE

Crítica

¡Hey, tronco! ¿Has escuchado esto?” Y acercando mi auricular a su oído, mi colega grita en medio del gimnasio: “¿Y dices qué estos son de aquí? ¡Qué pasada, no parece! Me recuerdan a Dismember, o a Entombed en sus principios…”. Y con esto podría dar por finiquitado el análisis de este compact disc, hermanos.

Pero no.

Hay que concretar, diseccionar, mascar y tragar.

Lo primero con lo que nos encontramos es la portada. Una estancia de llena de degradados colores cálidos que imitan el fuego, una sombra antropomórfica en el centro… ¿Será una alegoría sobre los espíritus, ya que son irrompibles por ser inmateriales? Otra cosa no se me ocurre, el caso es que queda bien y punto, ¿para qué nos vamos a complicar la vida?

Y en el meollo de todo esto, aquellos finalistas de esta última WOA MetalBattle , cuatro tipos pamplonicas (bueno, alguno es de Peralta), que se dedican a hacer un disco de death metal melódico y ¡oh! Suena de muerte. Grabado y mezclado en Sadman Estudios, en Madrid y masterizado en los míticos estudios finlandeses Finnvox. Todo este trabajo de producción conjunto garantiza un sonido profesional, un sonido brutal.

El disco empieza con el vocalista y guitarra principal, Alexey Kolygin, gritándote en el oído: Voy a reventarte las trompas de eustaquio y a destrozarte los intestinos. No, en realidad no dice eso, pero molaría. Las apariencias engañan, parece un niño bueno al que le darías tu bote de lacasitos, pero no, cuando pilla el micrófono y la guitarra te asesina, y punto.

La primera canción, Unbroken, es la intro perfecta para abrir boca a un disco plagado de riffs melódicos ultra rápidos, bien encajados y  demoledores, que en conjunción con el amplio espectro de registro del vocalista, los estribillos con melodía pegadizos y ese rollo en general de thrash metal, groove, todo ello un poco coetáneo. Ojo, coetáneo y no moderno. No quiero decir que hagan moderneces, en el sentido vejatorio de la palabra, son toques de música actual que no sobrecargan y quedan elegantemente bien.

La movida está en que el disco es perfecto, desde la composición de cualquiera de las canciones, hasta el nivel de profesionalidad de los músicos, pasando por una producción que me reitero en lo dicho a que no parece un disco de aquí.

Cuando digo “aquí“, pienso sobre todo en Pamplona, esa chachi ciudad en la que nací y desde donde escribo esta humilde opinión discográfica, y donde es difícil, pero por lo visto, no imposible, encontrar un álbum masterizado en condiciones.

Dejo el tracklist, para que sepáis el titulo de la tralla con la que os vais a topar:

1. Unbroken
2.Patriot Rage
3.On the Edge
4.Fate
5.Blind Guide
6.Dashed Hopes
7.The Mirror of Your Eyes
8.Born To Die
9.Mindtrapper

Y por último los componentes:

Voces y guitarra: Alexey Kolygin
Guitarra Rítimica: Axel Louis Fernandez
Batería: Miguel Ángel Sicilia
Bajo: Alberto Beunza

Disfutad de este buen trabajo.

Nota: 9/10

Discográfica: Autoproducido

Autor: Yaizzy GV

<< volver a discos